Colegio Pucará -OVALLE - Región de Coquimbo
Título iniciativa: Colegio Pucará, Ovalle, Cuarta Región. LEY DE ACCESO A LA LECTURA: “Vive sin IVA, vive CULTURA”


Según la ley del libro y la lectura 19.227, artículo 1°: “El Estado de
Chile reconoce en el libro y en la creación literaria instrumentos
eficaces e indispensables para el incremento y la transmisión de
la cultura, el desarrollo de la identidad nacional y la formación de la
juventud."



Aunque resulte
contradictorio con lo mencionado en la ley chilena, los textos en nuestro país
siguen teniendo un alto valor económico, esto se debe principalmente a que en
el año 1976 se les instauró un IVA de un 19%, convirtiéndolo en uno de los
impuestos más altos del mundo. Es preocupante comparar esta realidad con la
de otros países de nuestro mismo continente, como Argentina, México y Colombia
donde no existe este impuesto. Lo mismo ocurre en países desarrollados como
España, Reino Unido, Suecia, Italia, Japón y Francia donde el impuesto al libro
no supera el 5%. 



Un
ejemplo concreto de estas diferencias se puede apreciar en la obra “El
Secreto”, de la escritora australiana Rhonda Byrne. En nuestro país tiene un
valor de $18.030 mientras que en Inglaterra tiene un costo de 7,14 libras
esterlinas, equivalente a 5. 369 pesos chilenos. Esta comparación se basa en
las librerías online Amazon de Inglaterra y Antártica de Chile.



Otra arista
preocupante que se desprende de este tema son los hábitos de lectura de los
chilenos. Entre mayo y junio del 2006, la  fundación La Fuente (en conjunto con Adimark) llevó
a cabo un estudio que  concluyó que el
71% de los chilenos considera que los libros son caros o muy caros, y el 71% de
los lectores frecuentes afirma que “leería más” si los libros no estuvieran
grabados con IVA, lo que reafirma que la percepción de los chilenos es que los
precios de los libros son excesivamente altos.



En cuanto
a la manera de acceder a los libros, según un estudio del Centro Regional para
el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe  (CERLALC- UNESCO) publicado en abril del 2012,
Chile aparece como uno de los países donde menos se compran libros, con un 35%,
encontrándonos muy lejos del 57% de España y el 56% de Argentina.



Otra
problemática que se deriva de este tema es la escasez de producciones
nacionales accesibles y conocidas por los lectores. Por ende, creemos que el
problema no es sólo el precio de los libros en Chile, sino que la poca
producción y difusión de libros nacionales. Por ende, nuestra propuesta debe
ser un aporte no sólo para el acceso a la lectura libre de IVA, sino que
también para que haya mayor fomento de obras nacionales. Según la Cámara Chilena
del libro, el año 2011 se registraron 5.720 libros en nuestro país, siendo de
estos sólo 1.340 libros de procedencia chilena, únicamente un 23% del total.
Esta cifra ha tenido un nimio ascenso si tenemos en cuenta que en los últimos
tres años aquel porcentaje ha aumentado tan sólo un 1%.



Tomando en cuenta todos estos antecedentes, esta moción prohíbe que los
libros nacionales y extranjeros tengan IVA y además manda que  el estado chileno entregue una subvención del
15% al valor  de los libros de autores
nacionales. En palabras simples, los libros serían más accesibles
económicamente y las obras chilenas 
serían aún más baratas, con el objetivo de potenciar e incentivar la
producción y lectura de textos nacionales, lo que también aportaría a que los
autores chilenos se sintieran más motivados y respaldados por un estado que
incentive la creación literaria.  



Nuestra moción no sólo promueve el acceso a obras de buena calidad y
buen precio, sino que también favorece a los escritores nacionales, a las
editoriales, a la red pública de bibliotecas, y ataca directamente a la piratería,
siendo esta última, causante de millonarias pérdidas que se acrecientan cada
año; recordemos que el año 2011 la opinión pública fue informada de la
incautación de más de 80 mil libros falsificados, avaluados en casi 900
millones de pesos, que implican una defraudación cercana a los 140 millones de
pesos en impuestos según la Cámara Chilena de Libro.



El libro y la lectura siguen estando en
la base de los procesos de formación de capital humano, constituyéndose como la
base educacional de una nación. Por ende, eliminar el IVA a los libros y dar un
subsidio a las creaciones nacionales, es una inversión en las personas, es la
siembra de una cosecha invaluable, que constituye el cimiento de algo mucho más
imperecedero y perdurable como es la educación y la cultura.



En
palabras de
John Steinbeck, Premio Nobel de Literatura en el
año 1962: “Por el grosor de la capa de polvo que cubre el lomo de los libros de una biblioteca pública puede medirse la cultura de un pueblo”.