Colegio CREP -QUILPUE - Región de Valparaíso
Título iniciativa: Saber lo que estamos consumiendo, también es un derecho


Estamos frente a un país, que cada día se preocupa más por su salud, una clara muestra de ello es la creación del programa de gobierno llamado “Elige vivir sano” en el cual se promueven una vida sana a través del deporte  y principalmente de alimentación, ya que es la base de una buena calidad de vida. Nosotros como jóvenes tenemos la conciencia de que los problemas de salud que tiene la gente son provocados principalmente por su alimentación. Por ello nos enfocaremos en el tema de los alimentos, específicamente los industrializados. Los alimentos industrializados que consumimos a diario tiene aditivos químicos, que consumidos en excesos puede tener efectos secundarios nocivos para la salud. De esto hay un  escaso conocimiento. A pesar que en el rotulado de estos aparecen todos sus componentes, en una gran mayoría no específica el IDA (ingesta diaria admisible) de estos. Pero ante aquella situación, nace una interrogante respecto a ¿Hay alguna entidad que se encargue de fiscalizar que rotule e indique la porción que se debe consumir de cierto aditivo?, Ante esta duda, nace una gran preocupación ya que es evidente que no todos los alimentos tienen en su rotulación especificando   la cantidad que se debe consumir de cierto aditivo  para no causar efectos nocivos en la salud del consumidor, y los químicos específicos que causan daño.

Por todo lo mencionado anteriormente proponemos el proyecto de   ley “PRORA” (producción y rotulación de alimentos) el cual consiste  en la especificación clara y legible en etiquetas de  que aditivo químico consumido en exceso puede causar daño para nuestra salud. Además de que se cree una entidad que fiscalice que se cumpla dicha normativa.

Esta moción  pretende que toda esa  información respecto a los alimentos industrializado no sea un tema desconocido para nuestro entorno, que se especifique bien en el rotulado el IDA,  y así evitar complicaciones para la salud.

En países como Noruega y Austria se a prohibido el aditivo “tartrazina” debido a que puede provocar cuadro de alergias en personas sensibles, cuadros de hiperquinesia en niños, en altas dosis tumores en glándula tiroides en animales. Este aditivo no es recomendable para personas con fenilcetonuria, pero esta información no se muestra en etiquetas. Algo parecido sucede con el gluten, para personas celiacas (intolerantes al gluten) el consumo de gluten puede ser gravísimo, pero no en todas las etiquetas se dice si el alimento lo contiene. El glutamato monosódico, aditivo potenciador del sabor, pasada la barrera de los 3 gramos diarios puede provocar, en personas sanas, calor y enrojecimiento de todo el cuerpo, acompañado de cefalea rigidez muscular nauseas, sudoración, igualmente asma.  Estos son solos unos pocos ejemplos de las complicaciones que puede traer para personas que ya están enfermas y para personas que no sufre ningún problema a la salud pero que los podrá tener si es que consume en exceso ciertos aditivos.

Esta  es la finalidad de nuestra ley, que la gente pueda decidir conscientemente que es lo que entra en su organismo, y tener un consumo responsable de alimentos industrializados.

Fuentes:
http://www.sernac.cl/noticias/detalle.php?id=612
http://www.sernac.cl/estudios/detalle.php?id=1036