Colegio Sagrada Familia -VIÑA DEL MAR - Región de Valparaíso
Título iniciativa: Servicio para el Desarrollo Integral de niños y adolescentes en situación vulnerable (SEDEIN).


En Chile la
Educación pública está diseñada para una generalidad de alumnos sin tomar en cuenta
las grandes diferencias económicas, sociales y culturales que existen entre
ellos, no existen medidas que compensen la situación desfavorable que viven los
estudiantes del 1° y 2° quintil de la población, ingreso per cápita entre 0 y
$61.911 y entre
$61.912 y $105.907 respectivamente (encuesta CASEN 2011). Dentro de estos
quintiles socioeconómicos encontramos a niños y adolescentes que sufren diversos
problemas, pobreza, hacinamiento, precario nivel educativo familiar, entre
otros. Esto se traduce en la falta de espacios y apoyo familiar para que el
alumno estudie y realice sus tareas, tampoco cuenta con ejemplos que lo inciten
a crear hábitos de lectura y estudio, carencia de medios eficaces para acceder
a información, complementar sus estudios o elaborar trabajos de investigación,
etc.



La UNICEF
en Chile plantea que el Estado tiene el deber de invertir en la infancia para
que se respeten sus derechos, dentro de estos encontramos el derecho a la
igualdad de oportunidades y a desarrollar al máximo sus capacidades. Actualmente
el Estado cuenta con el SENAME cuya función es atender a los menores infractores
de la ley. Sin embargo no existe en nuestro país un organismo cuya misión sea formar
íntegramente a los estudiantes para que estos desarrollen al máximo sus
capacidades y compensen la desigualdad de oportunidades. 



Proyecto de ley: Crea un Servicio
público para el Desarrollo Integral (SEDEIN) dirigido a los estudiantes de
enseñanza básica pertenecientes al primer y segundo quintil socioeconómico y
otorga financiamiento estatal.



Nuestra
iniciativa corresponde a un mensaje ya que cumple con normativa expuesta en
nuestra constitución (artículo 63 n°14 y artículo 65 inciso III e inciso IV n°
2).



El SEDEIN
formará parte del Ministerio de Desarrollo Social dado existe
una
clara concordancia entre los objetivos de este
servicio y la misión del ministerio,
que es: “Contribuir en el diseño y aplicación de políticas, planes y
programas en materia de desarrollo social, especialmente aquellas destinadas a
erradicar la pobreza y brindar protección social a las personas o grupos
vulnerables, promoviendo la movilidad e integración social”
(www.ministeriodesarrollosocial.gob.cl).
 Por otra parte el desarrollo buscado por
este servicio tiene un carácter integral
y no puramente académico, por ello no dependerá directamente del MINEDUC.



El SEDEIN poseerá
personalidad jurídica y actuará a través de un sistema de centros de formación
integral
, el acceso será de dos
tipos. El primero de carácter obligatorio, para los estudiantes que dentro de
sus calificaciones posean un promedio inferior a cuatro, por ello será imprescindible
el trabajo en conjunto con las Municipalidades y el MINEDUC. El segundo será
voluntario, para las familias que quieran que sus hijos aprovechen este beneficio.
En ambos casos las condiciones mínimas serán, pertenecer al 1° o 2°
quintil  de la población y ser
estudiantes regulares de enseñanza básica de algún establecimiento educacional
público. Para incentivar el acceso voluntario se diseñará una propaganda
apropiada y se entregará una colación a cada uno de los asistentes.



Dentro serán atendidos
por profesionales, quienes contando con el material y la infraestructura
adecuada, trabajarán con los escolares a través de un modelo de formación
integral preestablecido por el SEDEIN, este tendrá un carácter flexible que permitirá
tratar las necesidades propias del sector. El marco general contemplará trabajo
valórico, dinámicas recreativas y deportivas, tiempos de estudio, lectura y
realización de tareas escolares. Será tarea de los profesionales acompañar a
los estudiantes en la formación de hábitos y les demostrarán el valor del
estudio y los beneficios del mismo.



A mediano plazo los
estudiantes que hayan accedido a esta formación marcarán una diferencia frente
al común de sus compañeros, ingresarán a la enseñanza media habiendo formado
hábitos de estudio y lectura, tendrán un mejor comportamiento y sentirán una
mayor motivación para seguir estudiando, aspirarán a cursar una educación  superior o a insertarse en el campo laboral.
Se les habrán entregado herramientas clave para ampliar sus oportunidades y
poder surgir. En consecuencia la desocupación en el primer quintil decaerá y
con ella la inequidad, pobreza e incluso la delincuencia.



Los niños y
adolescentes son el futuro y si logramos disminuir las diferencias de
oportunidades y formarlos íntegramente estaremos construyendo un país más
justo, un Chile mejor.