Colegio San Agustín de Antofagasta -ANTOFAGASTA - Región de Antofagasta

Título iniciativa: Implementación de un impuesto ambiental denominado Ecotax en el sistema tributario nacional.


Propuesta legislativa:

Implementación de un impuesto
ambiental denominado Ecotax en el sistema tributario nacional.



Colegio
San Agustín de Antofagasta, Comuna de Antofagasta, Región de Antofagasta.



I.-FUNDAMENTOS.



                En
la actualidad nuestro país experimenta un creciente desarrollo de la actividad
industrial, ello queda de manifiesto, con los datos que nos proporciona la
SOFOFA, quienes estiman que el sector industrial seguirá creciendo en el año
2012 alrededor del 2,5 %. Según la Consultora 
argentina Ecolatina, esta señalo que en la expansión extendida de los
últimos 20 años, Chile lidera el ranking sudamericano de crecimiento
industrial, con una tasa anual de 5,2 %. Es por ello, que nuestro país se ve
además intensamente afectado por diversos tipos de contaminación que impacta
tanto a espacios naturales ecúmenes, como anecúmenes. Si bien nuestro país
posee una legislación ambiental que busca hacerse cargo del problema, a través,
de la legislación de base medio ambiental,  del sistema de evaluación de impacto ambiental
y las mediciones periódicas que se realizan, de tal manera de hacer un control
de la polución generada, lo cierto es que es insuficiente, ya que las medidas
en nuestro país son más permisivas que las de aquellos países pertenecientes a
de la OCDE .(Cayupi, Jesica, ¿impuestos ambientales en Chile?, 2008,
revisado en 
www.derecho-ambiental.cl)



 



El  tema  de 
la  contaminación  urbano-industrial  en Chile ha adquirido una relevancia
creciente a medida que ha aumentado el nivel de riqueza del país. Desde un
punto de vista global se ha determinado empíricamente que la contaminación industrial,
en general, se hace más crítica a medida que aumenta el ingreso  per cápita, 
y que sólo alcanzando ciertos umbrales de ingreso –a los cuales Chile
aún no ha llegado–, esta tendencia comienza a revertirse para algunos
contaminantes. Si la contaminación sigue una trayectoria de U invertida a
medida que se eleva el ingreso  per
cápita , entonces  Chile  estaría 
en  la  fase 
ascendente  de  dicha 
curva  para gran parte de los
temas ambientales



Es por ello, que nuestro diagnostico de  la situación que nos preocupa, se centra en un
indicador común para todo el país, hoy la legislación ambiental es
insuficiente, se deben crear otras formas más eficaces  de proteger el ecosistema, de tal manera de
hacer responsable a quienes contribuyen a dicho deterioro de forma directa. Ello,
es aun más alarmante si lo contrastamos con el incremento considerable de
emisiones de dióxido de carbono, en nuestro país, llegando en el 2009 a ocupar
el lugar 35 del ranking mundial, publicado por la Administración de Información
de Energía estadounidense. 



En el mes de mayo, el Presidente de la República, Sebastián Piñera
señalo en su mensaje desde el Congreso Nacional, que existe la iniciativa de
realizar una reforma tributaria importante, donde se destaca la implementación
de impuestos ambientales, ellos serían destinados a gravar productos que
contaminan, tales como aceites, lubricantes, cauchos, etc. Frente al escenario
que acabamos de describir, asaltan las siguientes dudas ¿Por qué gravar con
impuestos los productos que contaminan y no hacerlo con aquellas empresas
que  realmente impactan nuestro medio ambiente? 



II.-PROPUESTA
DE LEY.



Nuestra iniciativa parte del aforismo “el que contamina paga”; dicha
iniciativa  se centra en la
implementación de un impuesto de los denominados verdes o ambientales, que
llevara la denominación de ECOTAX, el que busca gravar a todas aquellas
industrias que contaminan que no sean PYME (Atendiendo a la clasificación
entregada por CORFO).



Lo anterior en atención a dos aspectos fundamentales de
contaminación:



1.- por un lado
gravar los desechos de tipo sólidos que emanan de estas industrias, bajo la
medida de tonelajes;



2.- un segundo
aspecto gravado sería el material particulado emanado, bajo la medida utilizada
en nuestro país, mg/m3 (Decreto 1583, Ministerio del Medio Ambiente, de 1992,
Chile; revisado en www.bcn.cl).



Una característica del Ecotax, es la de ser progresivo, es
decir,  que a mayor contaminación, mayor
sea el impuesto a pagar. La empresa emisora de contaminantes deberá reducir la
cantidad de contaminación si quiere ver reducido su ecotax, ya que este es
directamente proporcional con la polución producida. Con ello, para que las
industrias se sustenten, deberán iniciar un proceso productivo más amigable con
el medio ambiente.



Además el sistema propuesto cuenta con  algunos beneficios tributarios que podrían
permitir la rebaja de ecotax (impuestos verdes) 
al sujeto gravado. Estos beneficios consistirán en la rebaja del
impuesto siempre que:



a.-Se implemente
o utilicen tecnologías verdes por parte de las empresas,  que certifiquen una menor contaminación del
medio ambiente.



b.-Un segundo
beneficio tributario sería por los procesos de reciclajes que cada empresa
implemente al interior de su giro, de tal forma de incentivar esta manera de
cuidar el ecosistema y de esta forma mitigar los efectos que producen las
industrias en nuestro planeta.



                El ecotax debe ser un impuesto
trimestral, que resulte del promedio de contaminación que cada tres meses van
arrojando las mediciones y controles por parte de las instituciones encargadas.



Señalar además  que los
recursos obtenidos del ecotax deberán ir directamente a un fondo medio
ambiental y de calidad de vida, de tal manera que dichos recursos sean sólo
utilizados para mejorar la calidad de vida de los chilenos, los espacios públicos,
la vida sana y los servicios públicos que tengan alguna injerencia en el
control, medición, cobro y administración de dicho sistema.



                Precisar que dicho proyecto de
ley corresponde a un mensaje, ya que los impuestos sólo pueden fijarse por
iniciativa exclusiva del Presidente de la República. Corresponde a la categoría
de ley ordinaria y se manifiesta el poder inquisitivo de Estado al ser una
norma de tipo imperativa, es decir, que manda a cumplir.



Finalmente, queremos destacar la viabilidad de nuestra iniciativa,
ello confirmado por la tendencia actual que muestran los países desarrollados
en el  esfuerzo de proteger el medio
ambiente a través de una legislación tributaria ambiental. Lo señala también
que la OCDE,  elabora un ranking de
calidad de vida, en el cual uno de los ítems que hace que Chile se encuentre en
uno de los más bajos lugares de este (Número 34 entre 36 países) es el ítem
medio ambiental. Es por ello, que la propia OCDE ha manifestado en reiteradas
ocasiones que Chile debe hacer un esfuerzo por incluir este tipo de legislación
verde al sistema tributario nacional.



                Lo anterior queda confirmado con
la iniciativa presidencial que busca reformar el sistema tributario en nuestro
país y que incluye los denominados impuestos verdes a dicho sistema, con la
sólo diferencia que estos impuestos apuntan a gravar los productos que
contaminan, mientras que nuestra propuesta apunta a gravar a quienes
contaminan, generándose un verdadero complemento en este camino hacia el
verdadero cuidado y protección del medio ambiente.