Liceo People Help People Senor Walter Kaufman Bauer -PUYEHUE - Región de Los Lagos
Título iniciativa: 10 minutos en tus manos, 500 años en la tierra


10 minutos en tus manos, 500 años en la tierra…



¿Te has puesto a pensar cuánto tiempo se encuentra una bolsa
o embase plástico en tus manos? Si calculamos el tiempo desde que lo sacas del
estante del supermercado para dejarlo en el carro,  no es más de un minuto; a ello súmale el
tiempo de llegada a la caja y lo que demoras en sacarlo del carro o canasto
para pagarlo, quizá un minuto más. 
Luego, cuando lo guardamos en una bolsa plástica -que es otro plástico
más- y lo llevamos hasta nuestra casa, trabajo, etc.  Ya instalados en nuestro destino lo sacamos,
ocupamos o guardamos, eso no nos toma más de 5 a 8 minutos aproximadamente, lo
que finalmente hace una suma total de 10 minutos hasta que llega al basurero o
simplemente a la calle.  Ahora es
importante hacernos otra pregunta, ¿sabes cuánto tiempo dura un embase o bolsa
plástica en la tierra? aproximadamente 500 años.



Nos encontramos en un momento crítico de la historia de la
Tierra, un momento en que la humanidad debe elegir su futuro. A medida que
el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro a la vez
tiene grandes riesgos y grandes promesa (…)
” (Preámbulo “La carta de la
tierra”).



Iniciativa:



El derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación
forma parte de las garantías constitucionales que la Constitución Política de
Chile asegura a todas las personas, según da cuenta su artículo 19 N° 8, el
cual establece asimismo el deber del Estado de “velar para que este derecho no
sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza
”.



Es por eso que hoy apostamos a generar una política que
invite a la eliminación gradual del plástico, en donde nosotros como personas
naturales tengamos a disposición:



1.  Embases
retornables para:



1.1 Alimentos no perecederos.



1.2 Productos de limpieza del hogar.



1.3 Productos de limpieza corporal.



1.4 Productos de belleza, etc.



2.- Las empresas deberán ser las responsables de que estos
productos se guarden de forma exclusiva en embases retornables.



3.- Además abarcamos a que los productos que se vendan en
supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general se transporten en:



3.1 Bolsas retornables,



3.2 Canastos



3.3 O si no cuentan con estos en cajas de cartón.



4.- Las bolsas retornables y/o canastos se podrán vender en
los puntos de comercios, pero lo ideal será que los clientes lleven sus bolsas
retornables a las tiendas para así evitar pagar el costo de estas, e ir
reutilizando sus mismas bolsas o canastos, pero en caso de que se les olvide la
tienda deberá facilitar  el uso de cajas
de cartón, pero agregando un pequeño monto al final de la boleta.



5.- Se prohibirá el
uso de bolsas de polietileno y todo otro material plástico convencional,
utilizadas y entregadas por supermercados, autoservicios, almacenes y comercios
en general para transporte de productos o mercaderías.



6.- En la entrada de las tiendas comerciales tendrá lugares
para deshacerse de los residuos reciclados, los cuales se deberán lavar
correctamente (sólo con agua para eliminar los desechos orgánicos y facilitar
el proceso de reciclado) que se entregará en estos puntos. 



Para que el proyecto presentado sea eficiente, será
necesario implementar métodos de presión y regalías.



Los métodos de presión constarán de un cobro de las bolsas
retornables y/o cajas (Punto 3). En un valor aproximado que exceda a lo menos
el doble de su costo de producción.



Las regalías contaran con un bono de descuento por la
devolución de los embases retornables en perfecto estado (punto 1), que contará
en un descuento que podrá ser canjeado en caja. 



Difusión:



Para que esta política sea productiva y aplicable debemos
generar instancias de difusión y aplicación de sanciones.  En lo respectivo a la difusión, creemos
pertinente que desde las políticas gubernamentales se debe crear un proyecto de
acercamiento a la población por medio de una campaña que considere tres
niveles: el “municipal”, las “instituciones públicas y privadas”, y los
consumidores” o “público general”. 
Nuestro objetivo se logrará por la vía de publicar en bloques
televisivos, la radio, internet y redes sociales, una campaña publicitaria que
invite a la población al cambio de hábito. 
También se debe efectuar una enfatización de la conciencia ambiental en
instituciones como por ejemplo colegios, liceos, universidades, pero también en
empresas, hospitales, fábricas, etc. Por la vía de repartir folletos y generar charlas
de especialistas medioambientales.