Colegio Numancia -VALPARAISO - Región de Valparaíso
Título iniciativa: ACTIVIDADES CULTURALES Y HABILIDADES BLANDAS PARA NUESTRAS ESCUELAS


En el sistema educacional chileno
aún persiste la brecha sociocultural, la cual se ha intentado disminuir de
distintas formas. De esta manera, se evidencian dos reformas importantes: la Jornada
Escolar Completa y la implementación de la PSU. Así, en el ranking PSU del 2011¹,
de los 100 mejores colegios sólo 3 de ellos son municipales y 2 particulares
subvencionados. Según datos del MINEDUC², aproximadamente el 38% de los escolares
asiste a escuelas municipales, 53% a colegios subvencionados, 7% a centros
pagados y 2% a administraciones delegadas, siendo más del 40% estudiantes de
familias vulnerables.



Uno de los factores de la
deserción universitaria se debe al escaso acceso a la información. El Consejo
Nacional de la Cultura y las Artes³, revela que menos del 10% de las clases D y
E accede a espectáculos culturales de calidad. Un factor primordial es el costo
de acceso, lo que aumenta la brecha y condiciona el futuro educacional de un
alumno⁴.



La LGE, considera a la familia
como el agente primordial en el desarrollo intelectual del alumno y al colegio como
complementario, pero ¿qué sucede cuando los padres están ausentes, o no poseen
las herramientas para potenciar habilidades en sus hijos?. Una educación de
calidad es aquella que permite el desarrollo intelectual, individual y social
de cada individuo, desarrollando contenidos, actividades culturales y diversas habilidades.



Una solución a esta problemática
es implementar actividades culturales y
de habilidades blandas en los colegios de Chile
. Para Gardner⁵, la creación
de diversos talleres permite a los alumnos desarrollarse en todas sus
inteligencias, ayudándoles con las exigencias del mundo globalizado.  En síntesis, el problema presentado existe
debido a que no se ataca a la base de la educación: la cultura y la
estimulación.



Nuestro mensaje consiste en
crear la Ley de Subvención a actividades culturales escolares (SACE). La ley
SACE permite, en primer lugar, insertar en los colegios actividades culturales de
forma regular para cada curso. Además, crea talleres culturales específicos;
como teatro, danza, coro y ópera. En segundo aspecto, esta ley permite agregar
a cada establecimiento una asignatura especialista para el desarrollo de
habilidades blandas, que se integra dentro del plan diferenciado y complementario,
permitiendo potenciar habilidades orales y de comunicación efectiva.



Esta ley se financia gracias a
dos instancias:



1.- Subvenciones escolares. Éstas
deberán ser aumentadas en un 20% por alumno respecto a la subvención normal.
Este 20% irá en directa implementación de actividades y talleres culturales,
así como asignatura de habilidades blandas. Estos dineros preferenciales serán
fiscalizados por la SuperIntendencia de Educación escolar.



2.- Donación de privados. Esta
ley permite de forma complementaria, la donación de privados, apadrinando a un
establecimiento que posea más del 50% de alumnos vulnerables. Esta donación no
podrá superar el 2% de sus ingresos anuales, y de así, obtendrán beneficios tributarios.
Los colegios deberán presentar ante la SEREMI de Educación un proyecto de implementación
cultural, donde se explicite al patrocinador. La SEREMI podrá adjudicar o
rechazar este proyecto según su viabilidad. Si el proyecto es rechazado, la
SEREMI deberá proveer asistencia, ayudando a que sea mejorado y posteriormente,
aceptado. De esta forma, se permite una donación directa de parte de privados,
lo que se asemeja a la actual Ley Valdés, que excluye a los establecimientos
educacionales.



                La
ley SACE es viable debido a que permite un aporte real del estado a la cultura
en los colegios de nuestro país y ratifica el compromiso de éste en formar
mejores. Así mismo también admite de forma complementaria, que colegios o
escuelas sean patrocinados por privados. Además, se establecen entes
fiscalizadores válidos y reconocidos por el estado, quienes velarán por la
correcta implementación y desarrollo de esta ley.



                Las
actividades culturales son un eje fundamental en la educación, sin embargo,
muchos niños no tienen acceso a ellas debido a su poder adquisitivo. Acercar e
insertar la cultura, como apoyo para la educación, permite un mayor desarrollo
cognitivo y de habilidades, lo que repercute directamente en el rendimiento
escolar de nuestros menores, permitiendo la igualdad sociocultural que Chile
merece.



_______



¹ www.demre.cl, 2012.



² www.mineduc.cl, 2012. Bases Curriculares.



³ www.cultura.gob.cl. 2011. Encuesta
nacional de participación y consumo cultural.



www.mifuturo.cl, 2012.
Causas de deserción universitaria.



⁵ Gardner, H. 1995. 
Inteligencias Múltiples: La
teoría en la práctica.