Liceo San José -PUNTA ARENAS - Región de Magallanes y la Antartica Chilena

Título iniciativa: “Impuesto al libro, Impuesto al saber”


Propuesta legislativa:




 














“Impuesto al libro, Impuesto al saber”



 

“Eliminar el impuesto aplicado al libro,
disminuyendo así su valor, lo que fomentará la
lectura y un mayor acceso
a este preciado medio de cultura por parte de la población chilena
”.



  Cuantas veces no hemos escuchado de parte de nuestro
entorno las frases “En Chile nadie lee, les da lata, es fome, etc, etc …“ ese
es el sentir de una gran parte de la población joven. Nosotros mismos lo
vivimos a diario con nuestros compañeros de curso, esto que escuchamos
cotidianamente tiene consecuencias gigantescas para toda una generación de
chilenos, sin mencionar que  una parte considerable de la población ya
está sufriendo algunas de éstas, las que consiste  en términos generales
en no entender lo que se lee.           



  Como podemos ver el problema de la lectura en Chile es
preocupante, de ahí que surge nuestra idea de preguntarnos  ¿Cómo motivar
a los chilenos para que lean más y avancemos a un estado cultural mayor del que
actualmente se tiene? Ya que no basta sólo con asistir a marchas, actos
culturales o a charlas para lograr un espíritu crítico y constructivo en la
población, necesitamos entregarles argumentos y contenidos de fondo de lo que
se está haciendo y para esto es fundamental que los chilenos lean, aludiendo a
ámbitos tan cuestionados hoy en día en nuestro país como lo son la
educación y la cultura.



  Aquí nos encontramos con el primer escollo, lo
caro que es comprar un libro, un ejemplo común y corriente el libro "La
contadora de películas" de Hernán Rivera Letelier, se vende a $8.280 y no
a $6.707, que sería el precio exento del IVA.(fuente extraída de
www.cachai.bligoo.com)



  La realidad de Chile es inimaginable en comparación con
otros países en relación a los precios de los libros y al impuesto de éste,
como por ejemplo: Francia 5,5%, Canadá 7%, Grecia 4%, E.E.U.U. 7%, Singapur 3%,
Italia 4%, Suiza 2%, Japón 5%, Portugal 5%, España 4% y Chile con un 19%”,
datos entregados por la página El mostrador. A partir de esto podemos
establecer que nuestro país posee el impuesto del libro más alto del mundo, lo
que conlleva como consecuencia que los precios de éstos sean los más costosos.



  Es por eso, que como Liceo San José con nuestro proyecto
de ley “Impuesto al Libro, Impuesto al Saber” planteamos eliminar de
manera total el impuesto que rige sobre el libro en nuestro país, establecido
en el artículo 14 del Decreto ley número 825 “Ley sobre impuestos a las
ventas y servicios”
para así poder fomentar la lectura y llegar
directamente con esto a los más jóvenes. Cabe mencionar que se trataría de un mensaje
Presidencial
, esto quiere decir que este proyecto de ley es de iniciativa
del Presidente de la
República y que se encuentra consagrado en el artículo 65 de
nuestra Constitución. “Corresponderá al Presidente de la República la iniciativa
exclusiva de los proyectos de ley que tengan relación con la alteración de la
división política o  administrativa del país, o con la administración
financiera o presupuestaria del Estado,  incluyendo las modificaciones de la Ley de Presupuestos, y con las
materias señaladas  en los números 10 y 13 del artículo 63”.  Siendo nuestra ley
una que prohíba vender libros con el impuesto extra (19%).



 Estamos convencidos que esta ley acompañada con
políticas de incentivo a la lectura en la población más joven dará el resultado
esperado y que el cambio de lectura en Chile tiene que nacer con las nuevas
generaciones. Para poder llevar a cabo esto se implementaría diversas
actividades de fomento a la lectura, como lo serían las “Campañas de Lectura
diaria”, o el incentivo de parte de los profesores de los cursos inferiores, ya
que es aquí donde se comienza el hábito y el gusto por la lectura.



 Sabemos que si eliminamos el impuesto al libro como
otros países, podríamos tener un mayor stock en bibliotecas o CRA (Centro de
Recursos de Aprendizaje) y así poder comenzar a dar frutos en las nuevas
generaciones.



  Al implementar esta ley, se puede culturizar a las
nuevas generaciones, y esto es de suma importancia, porque sabemos que en
 Chile, detrás de las desigualdades en los
ingresos, se esconde la desigualdad en el acceso a los bienes culturales, ya
que el libro y la lectura siguen estando en la base de los procesos de formación
de capital humano. Eliminar el IVA a los libros es una inversión en las
personas.



  “¿Por qué no eliminar el impuesto a los libros que es de un
19%?, si los autos usados y los pasajes en avión están exentos de pagar IVA, ¿Por qué no el
libro?”





 



 



SOL SAPIENTIAE ET SCUTUM
FIDEI