Liceo Agric.padre Alberto Hurtado -MOLINA - Región del Maule
Título iniciativa: Modificación Ley N°20.845 y 21.015. Inclusión para personas con capacidades diferentes.


En establecimientos educacionales y el mercado laboral siempre ha existido una discriminación hacia las personas con capacidades diferentes a pesar de la puesta en práctica de leyes que favorecen a este grupo se manifiesta una clara segregación en colegios y trabajos.
El sistema tan competitivo impide la inclusión teniendo a niños y jóvenes medicados en las salas de clases sin posibilidad de desarrollar todas las habilidades, mientras que, en los trabajos solo un 1 % de estas personas puede trabajar en una empresa de acuerdo a la ley de inclusión laboral.
La falta de inclusión en los niños, jóvenes y adultos repercute en nuestra sociedad, no nos deja ver más allá de las apariencias y no se enfoca en lo esencial que debiesen ser las habilidades.

De acuerdo al II Estudio Nacional de la Discapacidad el 16,7% de la población de 2 y más años se encuentra en situación de discapacidad, es decir, 2.836.818 personas. Ellas viven con una serie de impedimentos, ya sea físicos y/o mentales, que afectan su vida diaria. La gran mayoría, alrededor del 80 %, vive en sectores de pobreza y carecen de educación y otros recursos que podrían ayudarlos a cambiar su situación. Además, es un grupo que está creciendo continuamente, debido a la prolongación de la expectativa de vida, ya que a medida que las personas envejecen, son más propensas a desarrollar algún tipo de discapacidad.

Definición de discapacidad
La discapacidad es aquella condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial que a lo largo del tiempo viene siendo en problema por la discriminación que les hacen.
La discapacidad es cualquier restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano. (http://www.plataformaurbana.cl)

Presentamos este proyecto porque en los distintos liceos o establecimientos educacionales a lo largo de Chile, a pesar de la promulgación de la ley de inclusión, no se cuentan con los procedimientos adecuados para que niños y jóvenes se incorporen a los establecimientos o al mercado laboral adecuadamente.
Para el grupo es una inquietud ya que no se respeta a las personas discapacitadas y llega a ser un tipo de discriminación hacia otras personas que solo quieren valerse por sí mismos y ganarse sus propios recursos con una formación que les permita incorporarse adecuadamente en la sociedad.
Existen varios tipos de discapacidades tales como física, psicosocial, cognitiva, y sensorial.
Chile 2004, daba cuenta de la precaria situación de las personas con discapacidad consultadas en ese momento, más del 94% de los jóvenes y adultos mayores de 24 años, nunca había recibido atención de salud y rehabilitación en virtud de su discapacidad.
Un 42% no culmina la educación básica, el 81% vive con Pensión Básica Solidaria de Invalidez, esto es $ 82.000 mensuales.( http://www.fnd.cl )
Por tanto, la evidencia muestra que la mayoría de las personas discapacitadas tienen problemas económicos por razones que tienen que pagar los tratamientos o medicamentos o quedan al margen del sistema educacional.
Antiguamente las discapacidades se consideraban algo vergonzoso, un castigo divino, y debían esconderse. Hasta la primera mitad del siglo XIX, las personas discapacitadas eran cuidadas en casa. Los que tenían una afectación leve podían integrase en la sociedad con más facilidad. (Gómez Casares, R. Discapacidades en la infancia)
Este paradigma esta absolutamente fuera de contexto; pero en la practica el Estado debe asegurar la calidad de vida adecuada a todos los habitantes de nuestro país y preocuparse de que este tipo de pensamiento quede realmente en el pasado.



Modificación a la ley 20.845 de inclusión escolar: para que se incorpore la obligatoriedad de los establecimientos educacionales de realizar una adaptación de la infraestructura con pasarelas para sillas de ruedas, baños especiales, rampas para que los niños y jóvenes puedan asistir sin dificultades al establecimiento que ellos decidan; asimismo, para los estudiantes con discapacidad cognitiva, desarrollar una adaptación del currículo para que los que tienen dificultades vean minimizadas sus diferencias. Sabemos que esta practica ya existe, pero debe existir mayor fiscalización por parte del Estado para que, en la practica, realmente se realicen estas adecuaciones y no exista discriminación.
Incorporar en la Superintendencia de educación, una oficina fiscalizadora que se preocupe de verificar en terreno la puesta en practica de las condiciones adecuadas para todos los estudiantes.
incorporar en las universidades, asignaturas que capaciten a los futuros docentes a tener un mayor conocimientos en las adecuaciones y problemáticas cognitivas de los estudiantes. Así como una preparación para el trabajo con grupos heterogéneos.


Modificación a la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad: como grupo creemos que es injusto que solo se libere el 1% de los cupos para trabajar como se propone en la ley actual; proponemos que ese porcentaje se incremente en un 5% en los organismos públicos y las empresas con 100 o mas trabajadores. Esto ya seria un avance considerando las cifras que nos entregan las distintas instituciones con respecto a la cantidad de personas existentes con capacidades diferentes. asimismo, estipular y garantizar los mismos derechos como trabajadores.

Somos un país diverso, heterogéneo y, al modificar esta ley, avanzaremos como nación hacia una sociedad mas integra e inclusiva.