Liceo De Musica -COPIAPO - Región de Atacama
Título iniciativa: La decadencia del agua para el consumo de la población y re utilización de aguas grises.


El agua potable es un derecho y bien común para la población chilena, pues abastece tanto a la población como a los riegos de cultivos en las zonas campestres y que incluso la misma ciudadanía en zona rural usa para su beneficio. Pero se ha visto que mucho de este bien está siendo mal tratado e intervenido por las plantas de aguas servidas encargadas, así como empresas que se interponen en la pureza de éstas, como las mineras.Teniendo como consecuencias una deficiencia en el agua potable, exponiendo y generando un riesgo de salud a la ciudadanía quien es la que finalmente consume todo este producto que no está siendo tratado bajo normas o niveles propios para que sea bueno para la gente del país. Viendo más allá de la manutención e intervención al agua potable, no existe un mecanismo de re utilización que permita un buen uso del agua para las zonas verdes o sectores que dependan de la misma. Hablamos de las aguas grises.
Al hablar de las interposición, en las aguas, de empresas como las mineras en nuestro país, habiendo en primer énfasis una necesidad de consumo ya que cada vez más hay decadencia en calidad al igual que una disminución en cantidad para la población. Al respecto de ello hacemos referencia al actual artículo 56 inciso segundo del Código de Aguas señala que:
-"Corresponde a los dueños de pertenencias mineras, dentro de ellas, el derecho de aprovechamiento de las aguas halladas en sus labores, mientras conserven el dominio de sus pertenencias y en la medida necesaria para la respectiva explotación".
No obstante, dicho régimen no solo está tratado en el Código de Aguas, sino también en el Código de Minería en el artículo 110,en donde señala que:
-"El titular de una concesión minera tiene, por el solo ministerio de la ley, el derecho de aprovechamiento de las aguas halladas en las labores de su concesión, en la medida en que tales aguas sean necesarias para los trabajos de exploración, de explotación y de beneficio que pueda realizar, según la especie de concesión de que se trate. Estos derechos son inseparables de la concesión minera y se extinguirán con ésta".
El artículo 110, tiene su origen en el Código de Minería del año 1874, el que fue aprobado precaviendo en la discusión parlamentaria que el agua en el norte del territorio era escasa, y a modo de fomento a la industria minera en esa zona ideó conceder al minero un amplio derecho de aprovechamiento de aguas que debía operar sin necesidad de una declaración de autoridad.
Por esta misma relación, queremos declarar que el agua debe ser un bien nacional de uso público, teniendo, diversas funciones, sean estas ambientales, de subsistencia, étnicas, productivas, escénicas, paisajistas, sociales y de orden territorial. Por lo que entra la necesidad de crear una normativa apropiada para asegurar la disponibilidad del agua, teniendo en consideración que no solo el déficit de precipitaciones ha sido responsables de la falta de disponibilidad, sino también el marco regulatorio actual sobre uso y aprovechamiento. La escasez hídrica en el norte y centro del país, la sobre explotación de cuencas, el aumento en el consumo de los recursos hídricos, el criterio de designación y uso determinado por el mercado, también se consideran factores que motivan un cambio legislativo que propicie como principal beneficiado la comunidad y entes quienes no ocupan este bien para la producción de productos extraídos y tratados como el cobre, sino para su subsistencia.
De esta manera, resulta inapelable modificar también la norma contenida en el Código de Minería, a fin de evitar conflictos de interpretación entre dos normas de igual jerarquía y entre las cuales puede aplicarse igualmente el criterio de especialidad.



ajiji