Instituto Agricola Pascual Baburizza -CALLE LARGA - Región de Valparaíso
Título iniciativa: Educación universitaria sin lucro y sin número de vacantes para la clase media y baja.


Desde la perspectiva de los jóvenes chilenos se nos está cobrando por un derecho fundamental el derecho de la educación la cual se esta privatizando y no permite que personas de bajo nivel socioeconómico puedan ingresar a la universidad. Por ello nosotros queremos que todos puedan entrar pero no todos puedan quedarse teniendo un sistema como el de Argentina el cual consiste en que todos entran a la carrera que quieren sin PSU y en los primeros años se decide quien se queda y quien se va según su desempeño, por ello no debería haber un sistema de selección previo. En el artículo I de la constitución chilena se decreta que todos tenemos igualdad de oportunidades y que el estado debe proveer de instancias para que las personas tengan una completa realización. Sabemos que hoy existe el CAE, sin embargo, nos preocupa debido a que quedamos durante muchos años con una deuda inconmensurable que, además, al salir de la universidad es difícil sostener pues encontrar un trabajo perdurable y acorde a lo estudiado tarda mucho tiempo y suele ser mal remunerado para aquellos que recién entran al mundo laboral.

Según la ley 20.370 el Estado se debe asegurar que exista un total derecho a la educación y libertad de enseñanza la que en su artículo 4 señala que la educación es un derecho de todas las personas, no obstante, vemos una contradicción empírica al momento, no sólo de querer acceder a la educación (sobre todo universitaria) si no al de desear permanecer en la misma, puesto que se hipoteca y vende tu futuro económico de toda una familia a cambio de unos años de educación.
En este sentido es que creemos que el deber equitativo del Estado se cumpliría con mayor profundidad implementando un modelo de acceso universitario como el de Argentina, que permite a todos ingresar a la carrera que deseen y luego, a través del desempeño en la misma, realizar una "selección natural" de acuerdo al desempeño, talento y aporte que los estudiantes hagan a la casa de estudios pero, por sobre todo, a la sociedad; asunto que concuerda plenamente con el capítulo 3 de la Constitución que explicíta el deber del Estado de fomentar la investigación y creación en todo proceso educativo además de enunciar el deber de la comunidad de contribuir al desarrollo y perfeccionamiento de la sociedad.

En síntesis las preguntas que generan esta propuesta legislativa son:
¿Cómo poder ser un aporte a la sociedad desde nuestros talentos si para eso debemos sacrificar el bienestar y la economía de toda nuestra familia?

¿Por qué el Estado no nos da la oportunidad igualitaria y libre de ingresar a la carrera que deseamos y demostrar ahí que SOMOS el futuro de Chile?