Escuela Particular Santa Cruz -MARIQUINA - Región de los Ríos
Título iniciativa: MODIFICACIÓN AL INCISO SEGUNDO DEL ARTÍCULO 14 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLI


A) NECESIDAD Y SOPORTE REGULATORIOS.

Nuestra propuesta consiste en modificar, vía moción parlamentaria, el inciso segundo del artículo 14 de la Constitución Política de la República de Chile.

B) ANÁLISIS PREVIO: PROBLEMA Y ANTECEDENTES.

Según una publicación del diario La Tercera, de los periodistas V. Rivera y S. Vedoya, en junio de 2017 habían unos 961 mil inmigrantes en Chile (procedentes de diversas nacionalidades) y que hoy en día ya superarían el millón de habitantes. En efecto, el Departamento de Extranjería y Migración (DEM), asume que en lo que va del primer semestre del 2018, la cifra anterior ya supera el millón de foráneos en el interior del territorio nacional. Según las estadísticas que fueron entregadas por el Ejecutivo, entre 2014 y 2017 el número de inmigrantes se incrementó en un 232%, pasando de 416.082 a los 966.363 comunicados este martes. Por nacionalidad, la que tuvo el mayor aumento fue la haitiana, que pasó de 1.649 a 73.098 en este periodo. Esto significa un alza del 4.433%. (La Tercera, 04 de abril de 2018).

La mayoría de los extranjeros inmigrantes que deciden venirse a residir a nuestro país lo hacen por razones de índole económica. Algunos también huyen de persecuciones políticas o de los múltiples problemas sociales que aquejan a sus naciones de origen. Sin embargo, en general, la mayoría de ellos viene a nuestra tierra con la esperanza de encontrar una mejor calidad de vida o simplemente un mejor futuro. Aparentemente las condiciones macroeconómicas de nuestro país hoy en día resultan atractivas para muchos otros ciudadanos de países vecinos que ven en nuestra patria la posibilidad de encontrar un nuevo rumbo o el trabajo ideal que les permitirá enviar remesas de dinero a sus familias en sus países de procedencia. Sin embargo, nosotras consideramos que la vida de un individuo que busca un nuevo horizonte en otro país debe implicar la posibilidad de que el inmigrante se inmiscuya profundamente en el quehacer económico, social y cultura del nuevo país. No obstante eso, hay una dimensión que es preciso profundizar para lograr la verdadera integración de la nueva población chilena que está naciendo de la mano de los extranjeros inmigrantes. Desde un punto de vista político, tenemos que ser capaces de involucrar mucho más a estos nuevos chilenos que han llegado para hacer de nuestro país su propia casa. Aunque entendemos que la democracia y la participación política son conceptos complejos que van mucho más allá de la disputa electoral, ciertamente creemos que es necesario e importante facilitar el acceso al proceso político eleccionario a los inmigrantes que han decidido venirse a vivir a Chile. Veamos por qué.



C) PERTINENCIA.

Aunque la actual Constitución Política de la República de Chile de 1980 contempla, en su artículo N° 14 que: Los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, y que cumplan con los requisitos señalados en el inciso primero del artículo 13, podrán ejercer el derecho de sufragio en los casos y formas que determine la ley, nosotras creemos que no se puede restringir la participación en la política electoral sólo al plano de sufragar para elegir representantes políticos. Si bien no deja de ser importante, creemos que no es suficiente.

Hoy en día vivimos en un mundo cada vez más conectado e interdependiente. La ciudadanía global debe abrirse paso con medidas concretas que les permitan a los inmigrantes poder participar de los procesos eleccionarios de una forma mucho más dinámica e inclusiva. Hoy en día nuestro marco constitucional pone barreras complejas para que los ciudadanos inmigrantes puedan participar activamente de los procesos eleccionarios de la política institucional en el contexto de nuestra democracia representativa. Ser candidatos a cargos de elección popular, para los extranjeros avecindados en Chile, es un proceso complejo que no está en sintonía con el crecimiento explosivo de las tasas de inmigración en nuestro país ni tampoco con la complejización de la estructura social, cultural y demográfica que esto acarrea. En efecto, el inciso segundo del artículo 14 señala que: Los nacionalizados en conformidad al n° 3 del artículo 10, tendrán opción a cargos públicos de elección popular sólo después de cinco años de estar en posesión de sus cartas de nacionalización. El proceso de obtención de la carta de nacionalización es lento, complejo y, en última instancia, de carácter burocrático por lo que esto obstruye de forma importante la posibilidad de que un inmigrante extranjero pueda actuar como representante político de su comunidad en Chile o de otros chilenos que consideren que un extranjero pudiera ser un fiel representante político del nuevo Chile que nace de la mano de los extranjeros avecindados en nuestro país.

D) PROPUESTA LEGISLATIVA: MODIFICACIÓN DEL ARTÍCULO
Nuestra propuesta consiste, en concreto, en generar una modificación al inciso segundo del artículo 14 de la actual Constitución Política de la República de Chile, el que versa como sigue:
Artículo 14.- Los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, y que cumplan con los requisitos señalados en el inciso primero del artículo 13, podrán ejercer el derecho de sufragio en los casos y formas que determine la ley.
Los nacionalizados en conformidad al n° 3 del artículo 10, tendrán opción a cargos públicos de elección popular sólo después de cinco años de estar en posesión de sus cartas de nacionalización.
Modifíquese por:
Artículo 14.- Los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, y que cumplan con los requisitos señalados en el inciso primero del artículo 13, podrán ejercer el derecho de sufragio en los casos y formas que determine la ley.
Los nacionalizados en conformidad al n° 3 del artículo 10, tendrán opción a cargos públicos de elección popular inmediatamente después de estar en posesión de sus cartas de nacionalización.
Con esta medida esperamos agilizar el proceso de participación en la política institucional de los inmigrantes extranjeros en Chile. Con ello esperamos fortalecer nuestra democracia y brindar una señal de inclusión en el contexto de un mundo globalizado en donde las naciones deben replantearse el ejercicio de la representatividad política y la conquista del poder en el marco de unos movimientos migratorios cada vez más potentes y veloces. Reduciendo los cinco años adicionales que nuestra actual legislación le exige a un extranjero para poder optar a cargos de elección popular luego de haberse obtenido la carta de nacionalización es relevante en la medida que nos permitirá agilizar la inclusión en el proceso electoral para los extranjeros que han decidido venirse a vivir a Chile. Esta medida nos permitiría, en última instancia, construir un país más justo para quienes decidieron venir a aportar con su trabajo y conocimientos al desarrollo de nuestro país.