Liceo Santa Teresita -TALCA - Región del Maule
Título iniciativa: MENSAJE: EL GOBIERNO DE CHILE Y SUS SERVICIOS PÚBLICOS SE ADHIEREN AL LUNES SIN CARNE


I. DESCRIPCIÓN:
A través de esta Iniciativa Juvenil de Ley pretendemos que el gobierno de Chile y sus servicios públicos se adhieran al Lunes Sin Carne, campaña internacional que alienta a las personas a no comer carne los lunes para mejorar su salud y la salud del planeta. Hoy, la campaña está activa en más de 40 países. El Ministerio de Medio Ambiente fue la primera institución pública chilena en adherir a la campaña Lunes Sin Carne, comenzando a implementar un menú 100% sin carne en el casino de la Subsecretaría de Medio Ambiente, a partir del lunes 5 de febrero de 2018.

Por su compromiso real con el medio ambiente, esta Iniciativa Juvenil de Ley quiere impulsar que desde el Gobierno de Chile el cuidado el planeta sea un estilo de vida, impulsando así a que el sector público se sume a la campaña Lunes Sin Carne, constituyéndose ésta en una oportunidad para disminuir un 12% nuestra huella de carbono. Ello resulta vital en la proyección de la vida en el planeta tras el histórico informe de la FAO (2006), el cual consignó que la industria de la carne era uno de los principales responsables de la contaminación de la tierra, el cambio climático y la polución del aire, la escasez global de agua y la contaminación de acuíferos y de la pérdida irreparable de biodiversidad.

El Lunes sin Carne (Meatless Monday, en inglés) aunque ya ha sido puesto en práctica por algunos países en el mundo, no es una idea tan conocida por la población. Utilizada por los norteamericanos en el contexto de la Primera y Segunda Guerra Mundial, dicho gobierno instó en aquel entonces a las familias a reducir el consumo de alimentos básicos con el fin de alivianar el esfuerzo producido por la guerra. Pasaron los años y en 2003 la iniciativa fue revivida por el publicista Sid Lerner, en conjunto con el Centro para un Futuro Habitable de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg como una campaña de sensibilización sobre la salud pública para prevenir enfermedades relacionadas con un consumo excesivo de carne.

Actualmente es una campaña internacional sin fines de lucro, miles de ciudadanos de todo el mundo se han sumado desde el año 2003. Pero ¿por qué se eligió el lunes y no otro día? Según conclusiones de diversos estudios, en el primer día de la semana "la gente está más abierta a la salud" y agrega que "es más probable que las personas comiencen dietas, regímenes de ejercicio, dejen de fumar o programen citas médicas el lunes que en otros días de la semana".

Nuestra Iniciativa Juvenil de Ley propone que podamos implementar esto en las instituciones bajo la jurisdicción del Estado como escuelas, liceos, hospitales y repartimientos de las FF.AA. y de orden, como en el sector privado que desee adherirse a la campaña, ya que Chile ostenta uno de los consumos de carne per cápita más alto del mundo. Tanto en el ámbito de la salud como en la calidad de vida el Lunes sin Carne nos traería muchos beneficios. En ese sentido, el marco legal aquí propuesto tiene por objetivo crear conciencia acerca de lo que comemos, incentivando la incorporación de verduras y legumbres en la dieta y, de paso, ayudando al medioambiente. Es conveniente reconocer que esta iniciativa sería sumamente efectiva sobre todo para las personas que no están pensando en hacerse vegetarianas, pero que sí están dispuestas a hacer un pequeño esfuerzo por el planeta y por su propia salud y mejorar su calidad de vida y también la de sus futuros descendientes. Así, con un pequeño gesto de cada persona sumaríamos mucho, ya que todos somos consumidores y todos somos parte del problema, al crearse un hábito un día a la semana –el simbólico lunes- y por consiguiente cuatro veces al mes. Así el impacto positivo se verá reforzado considerablemente.

La huella de carbono es un indicador que mide el impacto sobre el calentamiento global. Este indicador ambiental es la suma absoluta de todas las emisiones de GEI causadas directa o por un individuo, organización, evento o producto. De forma simple, la huella de carbono se puede entender como la marca que se deja sobre el medio ambiente con cada actividad que emite gases de efecto invernadero y tal como lo consignan diversas investigaciones científicas, la huella de carbono puede reducirse en un 12% por persona con un día sin consumir carne. Nuestro planeta se encuentra cada vez en peores condiciones y mientras más pasan los años esta situación se agrava, por lo que debemos intentar no perjudicarlo más. En el 2006 la ONU y la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura) publicaron un informe llamado La Larga Sombra del Ganado que indica que el 18% del total mundial de todos los gases de efecto invernadero proceden de la ganadería, superando a los medios de transporte. Se señala a la ganadería como responsable primario del sobrecalentamiento de la tierra.


II. FUNDAMENTACIÓN:
La Iniciativa Juvenil de Ley aquí propuesta contribuye a concientizar y promover los beneficios que trae reducir el consumo de carne para el medio ambiente y para la salud, esto se hará a través de la prohibición de consumo de carne en los servicios públicos el día lunes, como en la difusión de la campaña en instituciones educativas a través de ferias con temática sustentable, eventos, proyección de documentales y talleres.

En nuestro país, las leyes y decretos sobre el tema hacen referencia más a las características de los alimentos, condiciones de almacenamiento y elaboración que a una política del Estado sobre los efectos del consumo de la carne animal en Chile. Así se ha creado jurisprudencia sobre los siguientes asuntos alimenticios, pero ninguno respecto de lo que nuestra iniciativa Juvenil de Ley considera. Ejemplificado lo anterior deberíamos consignar la ley 20869 (13-NOV-2015) sobre publicidad de los alimentos, la ley 20656 (02-FEB-2013) que regula las transacciones comerciales de productos agropecuarios, la ley 20606 (06-JUL-2012) sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, el Decreto 19 (24-JUN-2013) sobre el reglamento de la ley que regula las transacciones comerciales de productos agropecuarios valido en el Ministerio de Agricultura, el Decreto 95 (09-ABR-2007) que crea Comisión Asesora del Ministerio de Agricultura para la Industria Alimentaria Chilena. Ministerio de Agricultura y el Decreto 239 (20-JUN-2003) que aprueba reglamento del sistema nacional de control de cosméticos.

Tras realizar un análisis acabado de lo anterior, la referencia más cercana al sensible tema que estamos planteando se encuentra en el Reglamento Sanitario de los Alimentos (dto. n° 977/96) el cual consigna disposiciones legales respecto de la higiene de los mataderos, la inspección de los animales y sus carnes y los requisitos de higiene de las salas de desosado de aves y otras especies distintas al ganado.

Vistos estos antecedentes y el vacío o no pronunciamiento legal respecto del consumo de carne animal, nuestra Iniciativa Juvenil de Ley sostiene la urgente necesidad de actualizar la normativa sobre productos alimenticios; en particular lo que se refiere a los beneficiosos efectos que se conseguirían en nuestra legislación con el Lunes sin Carne. Ello considerando la libertad en el ámbito alimenticio garantizada en las facultades de la Constitución Política del Estado. Así, nuestra Iniciativa expresada como Mensaje Presidencial busca aprobar el hasta ahora inédito Reglamento sobre el Consumo de la Carne Animal en las Instituciones y Servicios Públicos. En un esbozo de lo anterior expresamos lo siguiente

ARTÍCULO 1
Este reglamento establece las condiciones alimenticias relativas al Lunes sin Carne a la cual deberán ceñirse las Instituciones y Servicios Públicos en Chile, con el objeto de proteger la salud y nutrición de la población y garantizar el menor impacto en la huella de carbono.

Este reglamento se aplica igualmente a todas las personas, que se relacionen o intervengan en las Instituciones y Servicios Públicos en Chile.

Para la aplicación del presente reglamento regirán las definiciones y requisitos que su texto establece.

ARTÍCULO 2:
El Lunes sin Carne alienta a las personas a eliminar todo tipo de carne del menú un día a la semana. Lo anterior aportaría mejoras en la salud y el medio ambiente, como disminución del riesgo cardiovascular y de la huella de carbono.

ARTÍCULO 3:
El Lunes sin Carne restringirá el consumo de las siguientes carnes animales: la carne de ave, vacuno, cerdo y pavo sin importar la procedencia de la misma (nacional e importada).

ARTÍCULO 4:
Corresponderá a los Servicios de Salud velar por el cumplimiento de las disposiciones relativas a esta materia que pasará a formar parte del Código Sanitario y del presente reglamento, todo ello de acuerdo con las normas e instrucciones generales que imparta el Ministerio de Salud.

ARTÍCULO 5:
Como alternativa al consumo de carne animal, se propondrá una alimentación basada en frutas, verduras y legumbres el día lunes, siendo positivo para la salud individual como para el ambiente en su conjunto el no recibir un exceso de proteínas animales.

ARTÍCULO 6:
Si el sector privado de la producción nacional se adhiere al Lunes sin Carne debido al acto de conciencia que genera el impacto de nuestras costumbres y hábitos alimenticios sobre las carnes animales que consumimos, éstas empresas podrán optar a una compensación en el pago de los Impuestos al Estado (a definir)