Escuela José Antonio Manso De Velasco -SAN FELIPE - Región de Valparaíso
Título iniciativa: Ley de identidad de género: El poder decidir sobre mí


La ley de identidad de género se crea para ayudar a las personas que nacieron en un cuerpo equivocado; ¿a qué se refiere? Por ejemplo, si un individuo, un niño cualquiera desde pequeño comienza a manifestar sus gustos y mostrarse de una manera más femenina que masculina, no tendrá que vivir presionado, escondiéndose o tener una vida infeliz gracias a que no podría mostrarse como es realmente. Todos tenemos el derecho a la libre expresión, no debemos ocultarnos bajo máscaras por miedo a la aceptación. Esta ley, la cual lleva 5 años en el congreso aún sin ser aprobada, estaría ayudando a esas personas para sentirse cómodas y parte de la sociedad.

Convocar conocimientos previos:
¿Qué es la ley de identidad de género? Es una ley que está en proceso de aprobación para permitir que las personas transexuales puedan modificar su sexo y nombre legal en el Registro Civil. La definición que especialistas dieron a conocer con la palabra transexual/transgénero hace referencia a las personas cuyas identidades son diferentes al sexo que se les asignó al nacer. La ley de identidad de género define que la persona tiene desde los 14 hasta los 18 años para cambiar su sexo. Este plazo se debe a que estudios profesionales llegaron a la conclusión que es recomendable desde esa edad, dado que adquieren más autonomía, pero al prolongar tanto la decisión de cambio los niños crecen pensando en que lo que sienten está mal, por eso hay que modificar la ley poniendo como edad mínima los 7 años. De esta manera los niños se sentirán más seguros al hablar y querer expresarse.
Los opuestos:
Durante las 8 sesiones se realizaron, los periodos de audiencia antes de la comisión de DD.HH., las cuales se llevaron acabo hasta el 3 de enero 2018, se expusieron distintas personas a favor y en contra. Antes de la comisión DD.HH. hubo distintas visiones respecto al proyecto tales como: Organización Red por la Vida y Familia, Fundación Jaime Guzmán, Comunidad y Justicia, Marcela Aranda, además quienes no estuvieron de acuerdo con aceptar esta ley a la hora de votar fueron: Juan Antonio Coloma (UDI), Jaime Vellorio (UDI) Diego Paulsen (RN) y Jorge Sabag (DC)

A los pocos días, el presidente de la cámara de diputados, Fidel Espinoza, manifestó su negativa a poner en tabla la discusión del proyecto de la ley de identidad de género, ya que coincidía con la visita del papa al país yo no me prestaré como presidente de la cámara de diputados para poner un tema en la palestra de la visita del Papa no me voy a prestar para poner un tema que es de alta sensibilidad para la iglesia.
También hubo una doctora, que se negó al proyecto, debido a que, en sus 25 años de trabajo, ha tenido alrededor de 360 mil casos en la zona sur de Santiago de Chile de ellos, solo dos se definieron como transgénero. Son casos dramáticos, complejos y dolorosos para la persona y su familia, dijo se esta haciendo una ley que se presentará para grandes confusiones y errores, un mayor 18 años podrás hacerse un cambio y no está obligado a tratase, ni estudiarse si es o no transgénero (…) la ley debería obligar a descartar patologías, endocrinologías y psiquiátricas, jamás debería permitir el cambio de género en menores de 18 años. Incluso la persona transgénero, debiera estar en pleno conocimiento de lo que implica el cambio: los tratamientos hormonales. quirúrgicos y enfermedades.




Lo que necesitamos acordar:
En estos días se discute en el congreso la ley de Identidad de Género largamente esperada por las organizaciones de la diversidad sexual y que tiene por fin legitimar la identidad de aquellos individuos, cuya percepción subjetiva sobre sí mismo no coincide con su sexo biológico, es urgente legislar al respecto, ya que la población trans ha sufrido históricamente discriminaciones y humillaciones de todo tipo, producto de esa falta de legitimación.


La falta de legislación enfrenta a estos individuos, desde pequeños, a situaciones cotidianas que vulneran sus derechos. Entre ellas podemos mencionar las clases de gimnasia en los colegios que son segregadas por sexo y los baños en las instituciones educacionales (y en todos los lugares públicos) que también están diferenciadas por sexos. Aunque estas situaciones arezcan triviales a simple vista, la experiencia indica que la falta de aceptación social por parte del sistema público es lo que mayor daño le provoca a las personas trans. En esa línea, para ellos sería un gran avance contar con un status legal sobre la forma de cómo se sienten y, quieren ser identificados por la sociedad.
Durante este debate el tema que ha provocado mayor controversia tiene relación de edad y en particular con los menores de 14 años.
1-. No se puede cambiar de sexo legalmente antes de los 14 años: El gobierno expuso su postura sobre la ley de identidad de género en la comisión mixta que preside la senadora Adriana Muñoz, advirtiendo que a su juicio los menores de 14 años ni siquiera podrán pedir el cambio de su nombre y sexo legalmente.
2-. Se extendió mucho la ley en el congreso. Se tardaron cinco años en ponerse de acuerdo para que la ley de identidad de género se aprobara, sin embargo, aún no se aprueba; los cinco años se usaron únicamente para ponerse determinar si aprobaban o no la ley cuando en la actualidad es algo vital, en poder elegir a quien amar ya sea de tu mismo sexo o no. Cabe decir que volvieron a tener en cuenta esta ley. Solo porque se les recordó con la gran película Una mujer fantástica.

Lo que está en juego: una vida tranquila respecto al ser juzgado en la sociedad. un nombre reconocido antes la ley y las personas. Una edad adecuada al tener que ser considerado transgénero; la integridad de la persona y sus derechos como ser humano, cosa que el mismo estado no respeta. Actualmente, sin esta ley, se ignoran los sentimientos de la persona y hacen que piense que no puede hacer lo que quiere. Se esta causando miedo en estos individuos al dar a conocer lo que piensa: esta ley debería ser aprobada ara que esta persona tenga una vida que se considere normal y tranquila en la cual ellos puedan expresarse con total libertad a la edad que ellos estimen conveniente.

El caso emblemático; la actriz chilena de 28 años, Daniela Vega fue la protagonista principal de la mujer fantástica película ganadora de un Oscar en la categoría de mejor película extranjera. No siempre se llamo Daniela, ella originalmente era el, pero con 15 años se declaró transgénero. Sin embargo, al todavía no aprobarse la ley en chile, su país de nacimiento, tiene un pasaporte con un nombre y sexo que no le pertenece. Ella muchas veces ha hablado sobre el deseo que tiene de que su país apruebe esa ley para reconocer a las personas transgénero.
También se encuentra el caso de Selena, que nació en un cuerpo equivocado. Sin embargo, ella no lo creía así. Ella creía que su alma ya era de niña. Al nacer, los doctores les dijeron a sus padres que habían tenido un varón. El ya al caminar, desarrolló gustos femeninos, tales como: disfrazarse de mujer, jugar con muñecas y vestirse con la ropa de sus hermanas. A sus padres nunca se les pasó por la mente que se trataba de un caso peculiar. Buscando un trastorno curable a través de profesionales; ellos visitaron a una especialista y esta les dijo que su varón no se sentía cómodo con su cuerpo y escogió ser una chica. Este varón tuvo la suerte de que sus padres comprendieran su situación, pero terceros comenzaron a despreciar dicho acto. Estos terceros intentaron de que el varón se viera como tal y también intentaron convencer a los progenitores de que el apoyar tal situación no era aceptable. Los padres hicieron un viaje en busca de otros profesionales, para que estos le confirmaran, y llegaron a la misma conclusión que otro profesional: su hijo no se sentía cómodo con su apariencia de varón. Este caso debería darse a conocer para que la ley de identidad de género se apruebe.