Colegio Sagrados Corazones -LA SERENA - Región de Coquimbo
Título iniciativa: Implementación de la enseñanza de la filosofía como base de la calidad de la educación


Hoy vivimos en una disyuntiva en lo que se refiere la educación de calidad, sobre todo en el ámbito escolar, sin tener un acuerdo a que se refiere esta. Actualmente la discusión se ha centrado en cuales son los contenidos en que se debe priorizar, sin que exista acuerdo en cuáles son sus principios, ni las habilidades que primarían para el desarrollo de los estudiantes. Lo surrealista es que esta discusión se ventila en comisiones y no en una instancia democrática y republicana como es el Congreso Nacional, de la cual se ha sugerido erradicar horas de filosofía en el currículum obligatorio por no ser un aporte al desarrollo de los estudiantes. Es en este mismo sentido que, a través un proyecto de ley, se determinarán los lineamientos de que consistiría la educación de calidad mediante la importancia de la Filosofía en la enseñanza escolar, a fin promover el desarrollo del pensamiento crítico y el aseguramiento de la calidad en la educación escolar en los estudiantes chilenos.

Educación de calidad, según el artículo 3 de la Ley 20.370, es la educación que debe propender a asegurar que todos los alumnos y alumnas, independientemente de sus condiciones y circunstancias, alcancen los objetivos generales y los estándares de aprendizaje que se definan en la forma que establezca la ley. Estos estándares serán mejor alcanzados con un desarrollo temprano de habilidades como el pensamiento crítico, la solución de problemas y la creatividad. La filosofía ayudará de gran manera a conseguir el desarrollo de estas habilidades.
Innegable es el hecho que, dicho sector, es la juventud de la nación, y más específicamente, sus estudiantes, puesto que ellos son los que, en un futuro no demasiado lejano, ocuparan los cargos públicos, dirigirán las empresas, y tomaran control de la nación.
Teniendo en cuenta la importancia social de los estudiantes en la nación, y, la importancia histórica de la filosofía en el mundo, además de los múltiples efectos positivos (como el anteriormente mencionado desarrollo de habilidades superiores) que conlleva su práctica, se llega, de forma casi automática, a la conclusión que, el impartir métodos pedagógicos basados en la filosofía a los estudiantes desde temprana edad, y seguir empleándolos durante todo el ciclo educativo, no puede si no beneficiar tanto a la nación, como a los estudiantes, desde el punto de vista del análisis crítico, reflexivo, y el desarrollo cívico y social del estudiante como miembro de la Nación. Tal beneficio se debe a que la filosofía presenta un carácter trascendental, es decir, que sirve de ayuda para llevar a cabo de manera óptima muchas disciplinas, tanto científicas como humanistas.
Un método pedagógico basado en la filosofía consiste en cualquier método de enseñanza que promueva el pensamiento crítico y el desarrollo de habilidades mediante herramientas como la introspección, observación y los escenarios abstractos, un ejemplo de esto sería la práctica de la dialéctica.
En los planes y programas de educación chilenos se indica que, la filosofía es enseñada solamente tercero y cuarto medio, establecido mediante el decreto exento 1147, el cual fue firmado por la presidenta Michelle Bachelet el año 2015, y aprobado por el Consejo Nacional de Educación (CNED). Esto resulta contraproducente para el desarrollo de habilidades superiores de forma temprana y totalmente relevante para el desarrollo cívico-social de los estudiantes.
La implementación de métodos pedagógicos basados en la filosofía a partir de primero básico facilitará el alcance, e incluso superación, de los estándares mencionados anteriormente, debido a que la filosofía como concepto, actúa en temprana edad, como un medio para ejercitar y desarrollar habilidades haciendo uso de escenarios abstractos y, ya en los últimos años, como una ventana para pensar, desarrollar ideas, y entender el significado real he importancia de conceptos vitales para la vida cívica de un adulto, como podrían ser estado y justicia, ya que, el situarse en escenarios abstractos lleva a una mayor reflexión en los actos realizados diariamente, y por lo tanto en una mejor toma de decisiones, que a la larga repercute en toda la sociedad.
La implementación de dichos métodos pedagógicos puede hacerse de forma simple mediante una pequeña modificación de la Ley general de Educación 20.370 que consista en cambiar los objetivos generales para la educación básica y media, incluyendo puntos que beneficien tanto a los estudiantes como a la sociedad y que requieran métodos pedagógicos basados en la filosofía para poder alcanzarse.
Con todo esto en mente, el efecto esperado de nuestra propuesta consiste, a corto plazo, en un aumento en la calidad de los estudiantes, y de la educación en sí (lo que debería hacerse visible mediante un aumento en los puntajes de las pruebas estandarizadas), y, a largo plazo, contempla en un aumento en la calidad de los ciudadanos y de la sociedad chilena por completo.

MOCIÓN PARLAMENTARIA
Introdúzcanse en la Ley N° 20.370 sobre educación general, p, las siguientes modificaciones:
1. Al artículo 29:
i. Agregase, en el inciso primero, un punto h que dicte Desarrollar un entendimiento sobre las motivaciones propias de acuerdo a su edad.
ii. Intercalase, en el inciso primero, entre la coma posterior a la palabra cultural y la palabra religiosa, la frase de ideas, siendo esta separada de la palabra religiosa con la coma pertinente.
iii. Agregase, en el inciso segundo, un punto k que dicte Conocer y distinguir entre las distintas visiones del mundo y las motivaciones ajenas
2. Al artículo 30:
i. Agregase, en el inciso primero, un punto g que dicte Adquirir una identidad como individuo y una postura frente a la sociedad
ii. Agregase, en el inciso primero, un punto h que dicte desarrollar una visión crítica frente a la sociedad que habita
iii. Agregase, en el inciso segundo, un punto m que dicte Ser capaz de crear conceptos para expresar ideas