Liceo Diego De Almeida -DIEGO DE ALMAGRO - Región de Atacama
Título iniciativa: Establecimiento de penas justas para los delitos de malversación de caudales públicos


A través de la historia de nuestro país, han sido registrados una gran cantidad de casos de malversación de fondos públicos. Las personas involucradas en este tipo de delitos no han sido sancionadas de una manera justa o apropiada. Se tiene registro que las situaciones de corrupción, han sucedido en diversas instituciones gubernamentales; desde alcaldías y gobiernos regionales hasta el congreso. Esto, ha acontecido con distintas cantidades de dinero; funcionarios públicos han sustraído inmensas sumas de capital, causando así un gran perjuicio al Estado y a todos los chilenos. Debido a estas gravísimas problemáticas que atentan contra la probidad y credibilidad del gobierno, proponemos realizar una modificación al código penal chileno para disminuir así, los casos de malversación, principalmente a través del establecimiento de penas y sanciones más justas a los imputados de desfalco.

Proyecto de Ley – Moción Legal

ARTÍCULO ÚNICO: Modificación de los artículos 233, 235, 236 y 260 del Código Penal respecto a la Malversación de Caudales Públicos cometida por empleados públicos.

1.- Reemplácese el artículo 233 por el siguiente:
''El empleado público que, teniendo a su cargo caudales o efectos públicos o de particulares en depósito, consignación o secuestro, los substrajere o consintiere que otro lo substraiga, será castigado:
1º Con presidio menor en su grado medio y multa de cinco unidades tributarias mensuales, si la substracción excediere de una unidad tributaria mensual y no pasare de cuatro unidades tributarias mensuales.
2º Con presidio menor en su grado máximo y multa de cinco unidades tributarias mensuales más el cincuenta por ciento del valor de lo substraído, si excediere de cuatro unidades tributarias mensuales y no pasare de cuarenta unidades tributarias mensuales.
3º Con presidio mayor en sus grados mínimo a medio, inhabilitación absoluta especial temporal en su grado máximo a inhabilitación absoluta especial perpetua, para cargos y oficios públicos, y multa de cuarenta unidades tributarias mensuales más el cincuenta por ciento de lo substraído, si excediere de cuarenta unidades tributarias mensuales.
En todos los casos y en los artículos siguientes se entiende como caudales a cualquier clase de bienes o capitales, muebles e inmuebles, con valor económico y dinero, pertenecientes y/o destinados al erario público o particular. Además se comprenden como efectos cualquier clase de documentos y valores mercantiles, sean nominativos, endosables o al portador, pertenecientes y/o destinados al archivo o tesoro público o particular. Por último, se interpreta substracción como robo, hurto o apropiación de caudales o efectos con ánimo de comportarse como propietario, dueño o señor de los mismos. ''

2.- Reemplácese el artículo 235 por el siguiente:
'' Si el empleado que, con daño o entorpecimiento del servicio público o detrimento a terceros, aplicare a usos propios o ajenos los caudales o efectos puestos a su cargo, sufrirá las penas de presidio menor en su grado medio, inhabilitación especial absoluta temporal para cargos y oficios públicos en su grado medio y multa del cincuenta por ciento de la cantidad que hubiere substraído. No verificado el reintegro, se le aplicarán las penas señaladas en el artículo 233.
Si el uso indebido de los caudales o efectos fueren sin daño ni entorpecimiento del servicio público ni detrimento a terceros, las penas serán inhabilitación especial absoluta temporal para cargos y oficios públicos en su grado mínimo y multa del veinticinco por ciento del valor de lo substraído, sin perjuicio del reintegro. No verificado el reintegro, se le aplicarán las penas señaladas en el artículo 233. ''

3.- Reemplácese el artículo 236 por el siguiente:
'' El empleado púbico que diere a los caudales o efectos que administre una aplicación pública diferente de aquella a que estuvieren destinados, será castigado con la pena de suspensión del cargo, oficio o empleo en su grado máximo, si de ello resultare daño o entorpecimiento para el servicio u objeto en que debían emplearse o resultare detrimento a terceros, y con la misma en su grado medio, si no resultare en daño o entorpecimiento o detrimento. ''

4.- Reemplácese el artículo 260 por el siguiente:
'' Para los efectos de este Título y del Párrafo IV del Título III, se reputa empleado público todo el que desempeñe un cargo o función pública, sea en la Administración Central o en instituciones o empresas semifiscales, municipales, autónomas u organismos creados por el Estado o dependientes de él, aunque no sean de nombramiento del Jefe de la República ni reciban sueldo del Estado. ''