Colegio Padre Alberto Hurtado -CALAMA - Región de Antofagasta
Título iniciativa: Proyecto de trabajo remunerado para la población penal en Chile


El Balance de Gestión Integral 2016 del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Gendarmería, señala que el 54,31% de la población penal chilena tuvieron acceso a un trabajo en los distintos establecimientos penitenciarios del país. Sin embargo, el mismo informe agrega que solo 3.891 recibieron ingresos económicos, lo que equivale al 24,12% del promedio total de internos que realizaron actividades laborales.
Según datos entregados por gendarmería a la fecha del cuatro de abril del 2018 hay 49.711 reos privados de libertad en el país y cada uno genera un gasto de $724.000 aproximadamente al mes para el Estado, esta información fue entregada por el Ministerio de Justicia.
Por su parte, en Dinamarca los reos tienen la obligación de trabajar, estudiar o participar en alguna otra actividad autorizada, de acuerdo a autoridades locales. En el caso de los empleos, los internos pueden optar a diferentes áreas de labores.
Todos los reos están obligados a trabajar al menos 37 horas semanales y reciben alrededor de 1.000 pesos chilenos por hora, monto que puede aumentar al transcurso de semanas, en función de la buena conducta de los internos. Junto con lo anterior, el sistema penitenciario danés otorga permisos para trabajar fuera de la prisión o incluso dedicar tiempo a actividades laborales propias dentro de las cárceles, casos en los que se les exige a los reclusos pagar por su estancia en la prisión.
Lo que se busca implementar en Chile de este modelo Danés es la posibilidad de trabajo, estudio y/o participación en alguna otra actividad autorizada , las horas laborales, la remuneración monetaria por el trabajo realizado que se dividiría en el 30% responsabilidad civil que se desprenda de un delito, un 20% a la administración penitenciaria, los gastos que ocasione la permanencia en el recinto y pensiones alimentarias, 30% para el fondo de reserva que se entregará a su salida y por ultimo un 20% para la administración penitenciaria de los gastos de los reclusos. Según lo manifestado por el diputado Gonzalo Fuenzalida.
Como ya mencionamos, en el sistema actual podemos encontrar diversas deficiencias en la mantención de un reo, es por eso que implementando este proyecto los gastos hechos en cada reo disminuirán considerablemente, ya que este mismo sera responsable de sus gastos, también ayudara de una forma valórica al preso, ya que el tener un trabajo durante el tiempo que dure su pena le hará ganar experiencia laboral, conocimientos e incluso un ahorro monetario que se le sera otorgado al salir del establecimiento, otro beneficio es la facilitación a la reinserción, ya sea laboral o incluso a la misma sociedad cuando el reo sea reintegrado a esta.

Conforme al Art. 32 La pena de presidio sujeta al condenado a los trabajos prescritos por los reglamentos de respectivo establecimiento penal. Las de reclusión y prisión no le imponen trabajo alguno, debe de derogar.
Agréguese la ley proyecto de trabajo remunerado para la población penal en chile.
Art. 1: Si el reo cumple con las condiciones laborales, sean estas salud física y/o salud mental puede acceder a este postulado
Art. 2: Todo establecimiento penal debe contar con la implementación necesaria para llevar a cabo esta ley
Art. 3: El producto del trabajo de los condenados será destinado:
1) A indemnizar al establecimiento de los gastos que ocasionen.
2) A indemnizar la responsabilidad civil que se desprende del delito.
3) A formarles un fondo de reserva que se les entregará a su salida del establecimiento.
Art. 4: Los condenados tienen la posibilidad de elegir en que área se desempeñaran, sean estas actividades laborales propias dentro de las cárceles.
Art. 5: Los reos tienen la posibilidad de realizar trabajos fuera del establecimiento penitenciario si la conducta que ha demostrado es adecuada para hacerla.