Instituto O´higgins -RANCAGUA - Región del Libertador Bernardo OHiggins
Título iniciativa: Incentivo verde: Reenfoque de los métodos para instar el cuidado del medio ambiente


Debido a la creciente globalización e interconexión entre los países, las naciones se han visto beneficiadas por los crecientes avances tecnológicos y las mejoras de la calidad de vida y de desarrollo humano. Pero, a su vez, la globalización ha traído diversas consecuencias negativas y múltiples desafíos para la humanidad y las naciones. Uno de los dilemas más importantes y debatidos ha sido la contaminación medioambiental y el cambio climático.

En la realidad Latinoamericana, el poco desarrollo de tecnologías sofisticadas ha implicado un menor avance en políticas que enfrenten el cambio climático. A diferencia de las regiones más desarrolladas y de los países del primer mundo, las naciones Latinoamericanas no han podido implementar avances significativos en la disminución de la contaminación atmosférica que tanto daño hacen a la población.

De hecho, según un estudio publicado en el año 2017, se establece que ocurrieron cerca de 4,2 millones de muertes prematuras alrededor del mundo a causa de la contaminación medioambiental. Los datos del estudio que corresponden al año 2015 reflejan el oscuro futuro que depara a la humanidad. Muchas veces, la población se escandaliza por peligros desconocidos o de los cuáles tiene poca información, tales como la radiación o la energía nuclear, pero no le da verdadera importancia a problemas que están dañando significativamente su integridad física y su salud.

En Chile, se ha entendido que las medidas que se deben implementar para contrarrestar el daño medioambiental son unas en las cuales se castigue y se penalice a los causantes del daño ambiental. Las alzas de impuestos a empresas contaminantes y el pago de multas a diversas industrias e instituciones a sido el principal foco para combatir la contaminación. Pese a estos esfuerzos, el daño ambiental persiste, y en la actualidad son seis ciudades de Chile que se encuentran entre las más contaminadas del continente

En vista del actual escenario nacional e internacional, de las muertes que se producen año a año por la contaminación y las actuales políticas existentes para combatirla, han surgido diversas ideas que rompen con la lógica tradicional del castigo y de la multa. Una de ellas, se ha conocido en la actualidad como incentivo verde, un incentivo tributario proveniente del estado hacia las empresas e instituciones que se comprometan y logren reducir su huella de carbono.
Actualmente en Chile es necesario encontrar maneras efectivas de reducir el impacto ambiental que es producido diariamente, ya que este daño está repercutiendo de manera violenta en la salud de su población y en la de su flora y fauna. La principal manera en que se produce este daño se localiza en la contaminación atmosférica producida por las emisiones de dióxido de carbono liberadas en nuestro país. Si bien el daño a corto plazo ya se intenta mitigar mediante diferentes actividades implementadas por el Ministerio del Medio Ambiente, es momento de cambiar nuestro paradigma con respecto a la emisión de GEI pues el método actual no ha sido eficaz en su propósito de disminuir la cantidad de GEI emitidos.
Por otra parte, existe en chile una gran concentración de PM10 los cuales de por si tienen un gran impacto en la salud de aquellos que los respiran. Estas partículas gruesas son producidas en su mayoría por la quema de combustibles alternativos o de origen vegetal. Así nos lo demuestran nuestras autoridades mediante las citas, Rafael Borgoña, Seremi de Salud, Issa Kort, diputado y el alcalde Eduardo Soto indican que requieren una asamblea con la ministra de media ambiento debido a la mala calidad de aire que respiran las personas en Rancagua (El Rancagüino, 23 de mayo de 2018)

Por otra parte, garantizar una buena calidad de aire es imperativo ya que la ley 19300 indica en su primer artículo que todo chileno tiene en un medio ambiente libre de contaminación, dentro del análisis con respecto al marco legislativo actual se puede apreciar que se requiere la creación de una nueva ley pues las leyes ya existentes en chile han demostrado ser ineficientes a la hora de bajar los niveles de gases contaminantes en el país, hecho demostrado por el ministerio de medioambiente que indica que chile está sufriendo un alza progresiva en sus emisiones de GEI , además de ser inflexibles debido a la nueva presencias de nuevo contaminantes en el país, hecho demostrado por el ministerio de medioambiente que indica que chile está sufriendo un alza progresiva en sus emisiones de GEI , además de ser inflexibles debido a la nueva presencias de nuevo contaminantes y carecer de reflexión para evaluar su relevancia y regulación correspondiente.





Propuesta legislativa: Con el objetivo de mejorar de manera sustancial la calidad del aire en el país para mejorar la calidad de vida de todos los chilenos y avanzar hacia un modelo de desarrollo sustentable, se propone crear una ley que incentive a las empresas y personas en chile a reducir sus emisiones de GEI. Con respaldo en el primer artículo de la ley 19300.

Artículo 1: Se entenderá por incentivo verde a un monto tributario otorgado por el estado a todas las empresas que logren reducir en un tiempo y niveles establecidos su huella de carbono. La correcta fiscalización y evaluación de la reducción de los niveles de carbono será llevada a cabo por el Ministerio del Medio Ambiente

Artículo 2: El Ministerio del medio ambiente será el encargado y responsable de:
A) Evaluar los niveles de carbono que producen las empresas a lo largo del país, llevando un registro en el cual se evidencien las mediciones y la historia de las empresas e instituciones que disminuyan su huella de carbono.

B) Establecer si se ha llevado a cabo una reducción del 10% de niveles de carbono, en un plazo máximo de 6 meses, para evaluar que empresas e instituciones han cumplido con el compromiso y merecen obtener un excedente tributario.

C) Registrar una medida inicial de los niveles de carbono de empresas e instituciones, dato que servirá de base para establecer la correcta reducción de los niveles de contaminación.

D) Garantizar el correcto funcionamiento de las secretarías regionales ministeriales del medio ambiente a lo largo y ancho de todo el país, para poder así evitar que alguna empresa o institución quede fuera de los beneficios que esta ley establece.

Artículo 3: Las empresas e instituciones que deseen participar tendrán la responsabilidad de:

A) Ponerse en contacto con el Seremi correspondiente a su región, para notificar la voluntad de participación en el proyecto.

B) Permitir la investigación por parte de enviados del Ministerio de los niveles de carbono producidos.

C) Comprometerse a reducir en un 10% como mínimo los niveles de GEI emitidos, en un plazo máximo de 6 meses, para obtener los beneficios tributarios establecidos en la ley. En caso de que no se cumpla la meta de reducción de GEI, no obtendrán aquellos beneficios tributarios anteriormente mencionados