Isabel Poblete Vargas -PERQUENCO - Región de La Araucanía
Título iniciativa: PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL A LA LEY N°19759 DE PERMISOS LABORALES



En la actualidad, el dolor provocado por el período menstrual es el causante de muchos problemas para las mujeres, debido a que provoca agotamiento y se les hace imposible el desarrollar su día laboral de forma normal y eficiente. Sin embargo, en Chile las licencias laborales NO son pagadas y sólo se pueden dar por causas como muerte de familiares cercanos, estudios médicos exclusivos, servicios extra laborales, etc. El período menstrual no está categorizado como una causa válida de tomarse días de descanso, mucho menos, pagar dichos días.
En países orientales como Japón, Corea del Sur, China, Taiwán e Indonesia, a las mujeres se les da la posibilidad de adquirir una licencia médica siempre y cuando tengan cólicos menstruales, los cuales dificultan su desempeño, si bien Asia Oriental posee una regulación laboral poco avanzada, en este tema ya se han tomado medidas y se ha puesto sobre la mesa, aprobando en algunos casos normas que conceden días de baja retribuidos por dolor menstrual.
Esto nos da a entender que somos un país de bajo avance en cuanto al tema, ya que el dolor menstrual se da en casi la mitad de las mujeres y un 15% tiene limitaciones para realizar sus actividades, según dice el doctor Enrique Oyarzún del Hospital de la Universidad Católica de Chile.
El dolor de los cólicos menstruales no se debe tomar a la ligera, ya que hay que tener en cuenta que hay casos severos de dolores menstruales como la dismenorrea, el cual es un cólico que se origina en el útero. Esto puede estar acompañado con molestia lumbar, dolor irradiado hacia las piernas o alucinaciones. Hay una etapa denominada ciclo postovulación, la cual es la más prolija en cuanto a cambios físicos y psíquicos; aquí los síntomas son muy variables. Abarcan desde sentimientos de tristeza y melancolía, falta de concentración, hinchazón en el bajo vientre, retención de líquidos, inflamación y dolor mamario, hasta problemas cutáneos de acné, vómitos, dolor de cabeza, irritabilidad, nerviosismo o depresión, entre otros.1
Son algunos ejemplos de los problemas que contrae el período menstrual, por lo que buscamos dar a esta situación una solución confiable y que ayude al desarrollo de nuestro país.



Nuestra propuesta tiene como objetivo incorporar al Artículo n°66 bis. del Capítulo VII del Código del Trabajo, Ley N°19.759 el tema correspondiente a permisos laborales. Nuestro propósito es incorporar un ítem correspondiente al permiso legal a mujeres en su período menstrual, el cual tendrá una duración de mínimo 1 día y un máximo de 3 días hábiles, los cuales serán solicitados por ellas mismas, esto con la condición de que no afecte su salario habitual.
En el Código del Trabajo se muestran las causas detalladas que derivarían a una licencia laboral. Sin embargo, ninguna de ellas es compensada económicamente y no existe señal alguna del período menstrual, cuyos dolores pueden causar limitaciones a las mujeres a la hora de realizar sus jornadas laborales, siendo éste un problema que da mucho que discutir. Tomando de ejemplo a países orientales de alta eficiencia laboral tales como Japón o Taiwán, Chile se queda atrás en el avance de la calidad del trabajo debido a que se pasa por alto un problema que afecta a un gran porcentaje de mujeres, las cuales se ven obligadas a perder el dinero que les correspondería al día que se toman de descanso, siendo los cólicos menstruales algo natural pero que, por la poca seriedad que se le da a este tema, queda ignorado.
Un permiso laboral pagado, que sea compensado en dinero, llevaría a nuestro país a un nivel de desarrollo en el cual los ciudadanos se sentirían satisfechos, sobre todo la población femenina, la cual agradecería enormemente un día de descanso cuando se le presenten dolores causados por la menstruación, sobre todo si éstos los pueden escoger ellas mismas y no se les descontarán de su sueldo. Dicho permiso deberá ser verificado por un certificado médico que respalde los cólicos menstruales, para que así se puedan dar libres los días requeridos. Esto tendrá carácter obligatorio para lograr transparencia, y así los permisos sean un derecho y no una ventaja.
Entrando al tema del descuento económico, concluimos que es un área que no queda en discusión. El nuevo ítem que se añadiría al artículo decreta la compensación obligatoria de los días nombrados, otorgándole a la salud la relevancia que se merece, en conclusión a esto, los días que no sean trabajados no serán descontados del salario.

1Cuídate Plus. (2015). Trastorno de Menstruación. 26 de Noviembre, de Cuídate Plus Sitio web: http://www.cuidateplus.com/enfermedades/ginecologicas/trastorno-menstruacion.html