Colegio Chileno Norteamericano -PUERTO MONTT - Región de los Lagos
Título iniciativa: "Pasos de fauna para Chile"


¿Cuál es el problema que queremos solucionar? Los atropellos de fauna silvestre en caminos y carreteras, y de paso accidentes por colisión con grandes animales.
En los caminos y carreteras chilenas no existen medidas por combatir la Fragmentación del hábitat y los demás fenómenos que esta ocasiona. La fragmentación de hábitat es un proceso de cambio que implica discontinuidad del hábitat natural de los animales, de este modo las carreteras cortan los ecosistemas. La fauna se ve obligada a cruzarlas para poder satisfacer sus necesidades, condenando a los animales a acabar tarde o temprano bajo el neumático de un vehículo.
Uno de los efectos más nocivos que generan las vías de transporte en Chile y el mundo, es la muerte de animales. A través de caminos y carreteras perecen muchos de ellos por la colisión con los vehículos. Las colisiones afectan a un amplio número de especies, desde pequeñas aves y murciélagos, hasta grandes mamíferos. Los atropellos, entre otras especies, generan notables efectos en las poblaciones de anfibios (ranas, sapos, salamandras, etc.) o reptiles Que intentan cruzar las calzadas. Otras causas de mortalidad asociadas a las infraestructuras de transporte son las trampas que comportan elementos de arquetas o pozos, en los que quedan atrapados muchos animales, o cunetas de paredes verticales, que constituyen barreras para animales de tamaño reducido. Este problema, diezma las poblaciones de especies nativas, y afecta su conservación como especie, además pone en riesgo la integridad de los conductores.

¿Qué antecedentes tenemos? Efectos bióticos producidos por la fragmentación del hábitat.- sobre la flora y la fauna. Cambios en la abundancia y distribución de especies, además de en las interacciones entre ellas (depredación, parasitismo, competencia, polinización, dispersión de semillas, etc.) Las consecuencias de la fragmentación de hábitats para la fauna son complejas, ya que las especies responden de forma distinta a la pérdida y al aislamiento del medio. En general, las especies con movilidad limitada, requerimiento de superficies extensas o fuerte dependencia de un determinado tipo de hábitat serán las primeras en sufrir su pérdida o aislamiento. En cambio, las especies que son abundantes, que pueden utilizar hábitats diversos o humanizados, y que pueden soportar ciertos niveles de perturbación, posiblemente no se verán afectados tan significativamente.
No existe en un estudio que entregué cifras respecto a cuánta fauna nativa muere en las autopistas en Chile, sin embargo sabemos lo común que es encontrar fauna muerta en las autopistas. Datos de las concesionarias hablan de alrededor de 500 accidentes automovilísticos al año relacionados a fauna. Datos que se quedan muy cortos para la visión de muchísimos entendidos en el tema.
La gran mayoría de los accidentes, sobre todos con animales de pequeño tamaño nunca son notificados, pues no implican un daño para el vehículo, y esas cifras pasan por sobre los 500 accidentes con facilidad. Nadie notifica el atropello de un queltehue o perdiz, pues no daña al vehículo y el conductor ni se inmuta, pero si es un perro, caballo o animal de grandes proporciones, habrá daños y por consiguiente denuncia. Muere más fauna pequeña en autopista que fauna de gran tamaño según reportes del SAG.
Podemos concluir entonces que es necesaria la implementación de Pasos para fauna en Chile puesto que no existe una medida que evite la fragmentación del hábitat, y por consiguiente que evite el atropello indiscriminado de especies que protegemos con otras leyes, como la ley de caza, que brinda protección a especies solamente contra la cacería y captura. Estamos protegiendo a nuestra fauna de la caza, excelente, pero ¿Estamos realmente protegiéndola, si hay más animales muertos por atropellos que por caza, y no hacemos nada al respecto?.
La conservación de la diversidad de especies de flora y fauna requiere como premisa básica la conservación de sus hábitats. Para que un determinado lugar albergue una alta diversidad biológica, es necesario que mantenga conexión entre los hábitats que requieren las distintas especies a ellos asociados. El permitir estas conexiones permitirá que individuos de diversas especies puedan desplazarse a través del territorio para buscar lugares donde encontrar refugio, alimento u otros congéneres durante la época de reproducción.


Si se colisiona en carretera chilena con un animal como una vaca o un caballo la responsabilidad pasa a ser netamente
del dueño del animal. La Ley 18290 de transito prohíbe a las personas dejar animales sueltos o amarrados que puedan obstaculizar el tránsito, estableciendo infracciones gravísimas por ello. También prohíbe el cruce de animales de uno a otro lado de la vía, lo que sólo podrá hacerse en lugares autorizados y previamente señalizados. Esto citado de la biblioteca del congreso nacional. No obstante según nuestras investigaciones, no existe ningún decreto o ley que proteja a aquellos animales que no tienen dueño, en las carreteras, de hecho no se habla otra vez sobre la fauna en caminos y carreteras, en la legislación chilena. Objetivamente, sí hay animales que producen accidentes de tránsito, como lo que ya contamos, vulnerando incluso el bienestar humano; frente a este problema, proponemos los Pasos de fauna para Chile, ya que creemos que el precio de un sistema de vallado reconocido como paso de fauna, es significativamente más bajo que el precio de vidas de fauna nativa, y de seres humanos.
Existe protección para los animales en peligro de extinción, estipulado este en la ley de caza, pero que contempla netamente la caza de estos y no la muerte de muchos de ellos en carreteras.
Es por esto, y otras razones explicadas en la fundamentación, que nuestra propuesta legislativa, propone modificar la ley de tránsito, agregándole un decreto que resguarde animales en las carreteras, ordenando la construcción de pasos de fauna, tanto para la protección de animales grandes evitando así accidentes por colisión con ellos, como también para proteger entre otras especies a las que se encuentran en peligro de extinción; entre ellas pequeños animales como el monito del monte y aves como el Picaflor de Juan Fernandez (Sephanoides fernandensis). Este proyecto se concretaría entonces con la creación de los denominados Pasos de fauna, los cuales ya han sido implementados de manera exitosa en otros países como Austria, Bélgica, España, Kenia y Canadá.
Se conferiría así la misión de la construcción de los pasos de fauna al ministerio o dirección general de obras públicas: Pasando a ser el diseño de estos previamente evaluado por expertos en la materia.
Se propone mediante una investigación geográfica, de campo y documental, identificar el tipo de fauna que habita en cada tipo de carretera, camino, puente, etcétera, para así saber dónde implementar los pasos de fauna, y de qué tipo serían eventualmente, ya que como en otros países son funcionales diferentes tipos de fauna podemos usarlos como ejemplo para nuestro país, según las características de cada zonal
Día a día ocurren accidentes de tránsito ocasionados por colisión con animales, Un ejemplo de estos es el siguiente Un par de jóvenes que se dirigía rumbo a La Serena cuando un Puma (animal en peligro de extinción y protegido por ley se atravesó en plena carretera, sin poder frenar a tiempo. El animal lamentablemente murió y los protagonistas de este accidente temen que estas situaciones se repitan, colocando en peligro sus vidas y la de los animales que son protegidos por ley. Información citada desde Chilevisión noticias.
Podemos concluir que nuestra propuesta legislativa, la creación de un decreto, o modificación de la ley 18290 de tránsito, que pueda implementar pasos de fauna en caminos y carreteras chilenas, es una alternativa viable a el problema planteado, que protege vida de animales, incluso aquellos que se encuentran en peligro de extinción, evita accidentes por colisión con animales, da una solución al problema de la fragmentación de hábitat, al efecto barrera y al efecto borde. Además es una solución que ha funcionado en otros lugares: es por esto que nos gustaría dejar una pregunta abierta: ¿Por qué no implementar pasos de fauna para Chile?