Colegio Los Conquistadores -VALDIVIA - Región de los Ríos
Título iniciativa: Proyecto: Creación "Ley Papelucho Edito-Libre"


En el desarrollo, fomento y comunicación del pensamiento humano a lo largo de la historia, los libros han jugado un papel muy importante, esto se debe a que son una de las formas más prácticas de trasmisión de información y conocimiento.
Actualmente en Chile, el alto costo de los libros genera, en muchas ocasiones, en jóvenes y adultos, una desmotivación hacia la lectura, la que incluso, provoca un rechazo a temas de interés propios de cada individuo.
A partir de los datos del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC); nos arroja que los Chilenos leemos, en promedio, 5,4 libros por año. Además, agregando, según estadísticas entregadas por el CERLALC solo el 35% de los libros leídos en Chile es comprado en una librería oficial, el 65% restante corresponde a libros adquiridos mediante descargas por internet, fotocopias e incluso en ferias callejeras o pirateados, mientras que en Brasil se compra el 48% de los libros, en Argentina el 56% y en México el 59% (todos países que no aplican ni un impuesto a la lectura).
Chile es presentado como uno de los países con el IVA (Impuesto al Valor Agregado) en libros más elevado de Latinoamérica, ya que dicho impuesto representa un 19% de su valor real. Hasta el 2013 fue seguido por Guatemala y Bolivia con un 13%, pero, a finales de dicho año, fue aprobado en Bolivia un proyecto de ley que favorece la no implementación del IVA en libros.
El IVA es el porcentaje de costo que el SII (Servicio de Impuestos Internos) impone sobre las ventas y servicios en todo el País. Sin embargo, no le podemos atribuir el alto costo de los libros tan solo a los impuestos que hay sobre estos, ya que, un estudio realizado en 2014 realizado por Marilén Wood (vicepresidente de la Cámara Chilena del Libro) dio como resultado que para la elaboración y distribución de un libro se deben tener en cuenta gastos en derechos de autor (10% del valor comercial del libro), librería y logística (55% del valor comercial del libro), impresión y edición (25% del valor comercial del libro), y margen editorial (10% del valor comercial del libro).
En consecuencia de lo anteriormente nombrado es que nace este proyecto, el cual tiene como objetivo principal dar pie a la creación de una editorial estatal, con el fin de abaratar el costo de producción de libros (ocupando materiales de menor costo y mayor accesibilidad) y así posteriormente ser distribuidos por una librería popular (ambas instituciones deben ser estatales) libre de impuestos que facilite la adquisición de libros de estudio (lecturas para la enseñanza básica, media y superior) y libros de recreación.
¿Por qué es necesaria la creación de una editorial y no tan solo de una librería que no incluya IVA en sus ventas?
La creación o conformación de una editorial estatal se ve respaldada en que, más allá de los impuestos y factores que afectan el valor total de un libro (tomando en cuenta el porcentaje de ganancias que una editorial cualquiera obtiene por la venta) los materiales para la impresión y edición poseen impuestos individuales (ej: tinta, papel, impresoras, fotocopiadoras, entre otros) a causa de esto llegamos a la conclusión de que la mejor manera de abaratar costos es la producción de textos desde la industria nacional, y que al momento de ser vendido al público, posean un bajo valor a causa de los materiales utilizados, la ausencia de IVA y que tan solo tengan un valor agregado aquellos libros por los que se debe pagar los derechos de autor.




Proyecto de ley. Creación de una editorial estatal y respectiva librería de comercialización. Con los siguientes Artículos definidos:
Artículo 1: Créase la editorial de forma que deberá ser subvencionada por el Estado chileno en su totalidad, facilitando también los permisos y recursos necesarios para su buen funcionamiento y estabilidad. Esta generará libros que deberán ser distribuidos por todas las librerías estatales del país, sin excepciones. Además, si bien los libros no poseerán la mejor calidad, serán legibles y sustentables. También, la editorial deberá poseer los contactos pertinentes para tener acceso a todos los libros de estudio y diversos contenidos, escritos por diferentes autores de todo el mundo.
Artículo 2: Sobre la calidad y estructura de los libros. En lo que respecta a la conformación de los libros, podrán ser impresos en tipos de hojas que si bien no poseen un elevado costo, su calidad es aceptable, como es el caso del papel Offseta y del Ahuesado o marfil en sus variedades de 80 y 90 gramos.. El grosor y tipo de hoja que se utilice va a variar entre la cantidad de páginas del libro y su volumen estimado. Algunas distribuciones son las siguientes: un libro de 600 páginas quedará impreso, sin un volumen excesivo con una tipo de papel ahuesado de 80 gramos, así también, un libro de 200 páginas, se puede imprimir en papel offseta de 90 gramos.
Artículo 3: Créase librerías estatales, es decir, que también serían subvencionadas por el Estado. Cada gobernación, deberá inscribir su región a la editorial estatal, para que se le asigne una cantidad máxima de librerías, tomándose en cuenta la cantidad de universidades, colegios y comunas con las que cuenta esta. En la fase inicial del proyecto, se priorizará comenzar por la principales ciudades universitarias del país, y se extenderá al resto del territorio, luego de quedar demostrado la eficacia de este. También tendrán a su disposición todos y cada uno de los ejemplares emitidos desde la editorial, serán reguladas y supervisadas constantemente, con tal de que no se desvíen de su principal objetivo, el cual es vender los libros a un bajo costo en comparación a otras librerías de carácter particular y privado, esto será posible gracias a que las ventas quedarán exentas de IVA, además sólo poseerán un valor agregado, que equivaldría a el costo de los derechos de autor (en el caso de que el libro en cuestión lo amerite).
Artículo 4: Se impulsará la lectura en Chile. Se realizarán campañas patrocinadas por el gobierno de Chile y proyectos de incentivo a la lectura, presentando la librería estatal como una forma accesible a libros que siempre son caros, porque serán más económicos y así existirá una mayor adquisición de libros. Esto no solo será para un uso recreativo o cultural, sino también, para libros históricos, informativos y escolares si se encuentra conveniente.
Artículo 5: Sobre la legalidad de las instituciones y los libros. Referente a lo legal, no existirá problema alguno, esto debido a que el Estado velará por el cumplimiento de los procesos judiciales, tal como es establecido en la Constitución. Se respetarán los derechos de autor, porque no existirá problema alguno en la remuneración respectiva. Las instituciones contarán con sus respectivas personalidades jurídicas públicas, dejándolas exentas del derecho privado.