Instituto Obispo Silva Lezaeta -CALAMA - Región de Antofagasta
Título iniciativa: Creación del Ministerio del Mar


Este gran Ministerio es un símbolo de avance, impulso y futuro, que representa de forma clave, una particular frase de Nuestro Himno Nacional.
‘’Y ese mar que tranquilo te baña. Te promete futuro esplendor’’.
Promesa de Futuro esplendor, donde se encuentran los recursos marinos que existen en nuestra franja de costa continental Americana de 4.300 km de largo, en la Zona Económica Exclusiva (200 millas) y en todas las actividades relacionadas, en donde está el futuro de nuestra nación, en donde encontraremos materia prima para ser una potencia alimenticia (pesca), una potencia energética (las olas, las mareas, las corrientes marinas, el viento costero, oceánico y el hidrato de gas submarino y una potencia hídrica (desalinización del agua y del mar), etc.
Nuestro propósito es organizar y administrar de forma lógica y eficiente todas las actividades que se desarrollan principalmente en el mar, específicamente con el desarrollo del Mar al igual que velar por el resguardo de todos los recursos Marinos Nacionales.
Legislar con gran fuerza la prohibición de los elementos químicos que son lanzados o desechados en el mar.
Crear diversas empresas nacionales, ya sean de explotación, extracción y/o elaboración de recursos.
El ministerio se basa en la idea de la protección del mar para así poder aprovechar todos los recursos que este nos ofrece, sin llegar a un punto de sobreexplotación. Creando este ministerio se va a proteger a todos los funcionarios relacionados a la pesca bajo una serie de leyes.
La iniciativa busca aunar todas las fuerzas hoy dispersas en distintos ministerios, en una sola entidad de dedicación exclusiva
Se trata de proponer una herramienta estatal eficaz y eficiente a nivel de un ministerio que respalde, administre, fomente y ejecute planes en beneficio a los ciudadanos.
Por su parte, y en referencia a las sugerencias realizadas a las naciones participantes, para los Gobiernos, se pide que ellos refuercen la institucionalidad gubernamental.
En la historia de Chile se conocen tres iniciativas en orden a instaurar la creación de un Ministerio del Mar, con el objetivo de establecer una institucionalidad única que congregue a todos los actores que se desenvuelven en el mar o relacionados con dicho recurso, que concentre todas las políticas, directrices y medidas de administración de los asuntos marítimos y del mar, que reorganice y reúna a todos los organismos y entidades que participan de esta actividad.
Lo anterior, atendido que en nuestro país todos los asuntos relacionados con el mar siempre se han encontrado distribuidos en distintos Ministerios y reparticiones públicas.
El país en sus primeros pasos para la industrialización y aprovechamiento de los recursos vivos de las aguas tanto del mar como del interior, reflejados en un texto legal, el D.F.L N°34, de 1931, el cual en su época significo un instrumento útil, aunque insuficiente para alcanzar un nivel de importancia. Este texto legal permitió el desarrollo de una artesanía pesquera y de industria, que han experimentado las consecuencias de una inadecuada administración que no garantizaba estas actividades la necesaria coordinación, planificación, apoyo técnico y toda la sustentación estatal necesaria para afrontar con buen éxito los riesgos de una actividad de por sí.
Otra instancia legislativa seria la del Presidente Salvador Allende, que no llego a ser ley puesto que, si bien la Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto en el mes de mayo de 1972, la Sala del Senado, en su segundo trámite constitucional y a pesar del informe favorable emitido por las Comisiones de Economía y Comercio, rechazó en general el mensaje en agosto de 1972, puesto que no existía voluntad política en orden a proseguir con la tramitación legislativa de la iniciativa.
Posteriormente, durante el régimen militar, Augusto Pinochet habría anunciado la creación del Ministerio del Mar, lo cual tampoco llego a concretarse, finalmente en 1991 durante el gobierno del Presidente Patricio Aylwin, la senadora Laura Soto había solicitado a dicho presidente someter al Congreso un Proyecto de Ley que creara el Ministerio del Mar, iniciativa que tampoco tuvo un gran éxito.
Cuando vemos la institucionalidad pesquera desfinanciada y desarticulada, y vemos también los efectos nefastos sobre la biomasa de una ley de pesca que entrega cuotas, mayoritariamente a los industriales pesqueros, en perjuicio de los pescadores artesanales, uno no puede, sino que mirar con algo de sana envidia a aquellos países que tienen un Ministerio del Mar o de Pesca. Porque pese a los miles de kilómetros de costa que tiene Chile, no tenemos, un centro de investigación pesquera pública, Tenemos al Instituto de Fomento Pesquero, que al igual que la CONAF es un híbrido de corporación privada que ejecuta políticas públicas, con pocos recursos y personal apto para poder trabajar en este ámbito. Por otra parte, tenemos un Serna pesca con cada vez menos atribuciones y posibilidad de fiscalizar.


Una mirada hacia la Ley Ministerio del Mar con otros países.
La institucionalidad pesquera encargada de la administración del sector pesquero en diversos países del mundo, por ejemplo, España o Perú, presentan la particularidad de abortar dicha administración desde un Ministerio especializado en dicha rama productiva, los cuales incorporan en sus competencias materias ambientales, agrícolas y pesqueras en general.
En los últimos cinco años, la tendencia de los países europeos, así como países nórdicos ha sido el cambio de institucionalidad ya sea de Subsecretaria o Servicio del Ministerio.
Ello va de la mano con el cambio de visión de los recursos pesqueros elevando la importancia de ellos desde el punto de vista de la sustentabilidad, ejecución de la política del Gobierno en materia de; Lucha contra el cambio climático; Protección del Patrimonio natural, de la biodiversidad y del Mar.
En concreto, lo que respecta al sector pesquero, corresponde la ‘’planificación y ejecución de las políticas en materia de pesca marítima en aguas exteriores, ordenación básica del sector pesquero, bases de la comercialización y transformación de los productos pesqueros y la participación de la investigación en la materia pesquera’’.
En segundo caso mencionado, en referencia a Perú: la institucionalidad pesquera es organizada administrativa por medio del Ministerio de la Producción (PRODUCE). En él es focalizada la gestión de despacho viceministerial de pesquería, cuya principal función es velar por el equilibrio entre el uso sostenible de los recursos hidrobiológicos, la conservación del medio ambiente y el desarrollo socio-económico.
El caso particular de Islandia, dice relación con la fusión del Ministerio de Pesca y Agricultura, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y del Ministerio de Asuntos Económicos, creando el nuevo Ministerio de Industrias y la Innovación (MII), el cual cubre todos los sectores de la actividad ordinaria y la actividad económica. El Ministerio de Industrias y la Innovación, por medio de la Dirección de Pesca concentra sus funciones en torno al monitoreo de la pesca y la administración diaria del sistema de gestión de la pesca de Islandia.
Finalmente, en Noruega existe el Ministerio de Comercio, Industria y Pesca, responsable en su conjunto de la política industrial y los recursos marinos con una mirada en la sostenibilidad.
-Nuestra propuesta de ley de un mensaje buscará la ‘’Creación del Ministerio del Mar’’ el cual se articulará de la siguiente manera:
• Artículo 1°: Créase un Ministerio del Mar, el cual la misión es formular, diseñar, proponer, administrar, desarrollar y ejecutar planes, normativas, políticas y otras líneas de acción que logren un desarrollo, orientando a contribuir de forma amplia, optima, competitiva y planificada al desarrollo del Sector Marítimo de nuestro País.

• Artículo 2°: Objetivos principales del Ministerio del Mar:
A) Fomentar y desarrollar la creación de las demás Subsecretarias Ministeriales.
B) Evaluar y analizar la política nacional pesquera y la ley general de pesca desde el punto de vista del Ministerio del Mar.
C) Mejorar la recolección de información sobre la explotación de los recursos y los aspectos económicos y sociales de la pesca continental y su divulgación.
D) Potenciar el sector pesquero, la agricultura, los recursos energéticos, los recursos minerales, la investigación, la cultura, el turismo, la industria y la planificación del desarrollo marino.
E) Centralizar todos los organismos de gobierno relacionados con el Mar, logrando principalmente coordinar los esfuerzos y mejorar de las distintas entidades e industrias que la economía nacional en el futuro.
• Artículo 3°: Funciones del Ministerio del Mar:
A) Promover el incremento económico nacional del desde el sector productivo marino nacional.
B) Generar instancias de participación conjunta entre el sector público y privado para estimular el crecimiento sectorial y nacional.
C) Potenciar, difundir de forma optima, competitiva y planificada la expansión y el desarrollo de las actividades de los sectores de la industria marina.
D) Planificar, implementar y ejecutar estrategias de fomento y promoción de tipo innovadora para optimizar y expandir los horizontes del desarrollo del comercio marino.
E) Promover la inversión nacional y extranjera previniendo los intereses del estado en los sectores de su competencia, contribuyendo a un crecimiento sostenido.
F) Crear y desarrollar plantas desalinizadoras para generar recursos hídricos potables para el sustento de la población.
G) Promover la industria marina para la elaboración de productos mixtos de origen marino, animal y/o vegetal.
H) Fomentar y crear diversas empresas nacionales de transportes para la distribución de los Productos Marinos Nacionales.
I) Generar miles de puestos de trabajo por la creación de industrias, empresas, etc., en forma local, regional y nacional incluyendo el territorio insular Oceánico, Austral y Antártico Chileno.