Instituto Científico Tecnológico -ANTOFAGASTA - Región de Antofagasta
Título iniciativa: Integración Pedagógica y cultural de estudiantes inmigrantes al curriculum chileno


En la última década, el flujo migratorio hacia Chile ha aumentado, configurándose un nuevo patrón de desplazamiento de familias que identifican en Chile oportunidades económicas, sociales y culturales. Lo anterior, se comenzó a reflejar en el Censo Nacional del año 2002 que mostró un incremento de extranjeros en un 76% respecto de mediciones anteriores (INE, 2002).

El Censo del año 2012 reveló que el 70,5% de los extranjeros en Chile provenían de Sudamérica, principalmente de Perú (30,5%), Argentina (16,8%) y Colombia (8,1%) (INE, 2012). De acuerdo con cifras entregadas por el Departamento de extranjería y migración, cada año cerca de dos mil quinientos extranjeros tramitan solicitudes de ingreso en la región de Antofagasta, llegando el año 2012 a la cifra de 415.540 solicitudes (Departamento de Extranjería y Migración, 2012). Asimismo, durante el Censo del año 2012 se registraron 5.990 solicitudes de regularización de estatus de ciudadanía en la región de Antofagasta-Chile (Departamento de Extranjería y Migración, 2002), ocupando el cuarto lugar en cuanto a las regiones con mayor número de inmigrantes en Chile (Ciudadano Global, 2002)

El proyecto migratorio familiar supone la regulación de aspectos tales como la búsqueda de oportunidades laborales para sus integrantes, y en general, la necesidad de satisfacer necesidades básicas de cara al mantenimiento de la familia en la sociedad receptora. En algunos casos, el proyecto migratorio involucra la partida de uno de los padres con el objetivo de preparar las condiciones básicas para el establecimiento del resto de la familia (Unicef, 2006). En consecuencia, el proceso previo a la reunificación familiar podría generar en los niños complejas experiencias sociales y psicológicas.

La reunificación familiar devela aspectos ocultos del fenómeno migratorio, tales como las dinámicas asociadas al cuidado e inserción escolar de niños y niñas. En este sentido, uno de los escenarios donde los niños experimentan un proceso de adquisición de pautas relacionales vinculadas con la cultura de acogida es mediante el sistema educacional tradicional, puesto que este tiene un rol protagónico en la identificación de problemáticas sociales emergentes en la interacción entre los niños y niñas migrantes y la sociedad receptora. La escuela así se transforma en una comunidad de aprendizaje, estableciendo una relación entre lo que ocurre en el aula, el hogar y la comunidad.

A nivel regional, el MERCOSUR, en donde Chile aparece como país asociado,ha realizado una serie de recomendaciones en cuanto a la educación y sus necesidades, buscando basar la educación en un enfoque que considere la diversidad de identidades, necesidades y capacidades de las personas, con el fin de favorecer el pleno acceso, la conclusión de estudios y los logros de aprendizaje de todos, con especial atención a quienes se encuentran en situaciones de riesgo de exclusión. Para lograr objetivos busca adoptar medidas educativas para atender la diversidad tales como: educación intercultural; educación con enfoque de género;diversificación de la oferta educativa; adaptación del currículo; elaboración de textos o imágenes que no obtengan estereotipos de ninguna clase; estas son algunas de las medidas que plantea el MERCOSUR para ofrecer una educación de calidad sin discriminación de ninguna naturaleza.

A pesar de estos avances a nivel internacional y regional en los que Chile es participe, aún no es posible afirmar la existencia de una educación inclusiva e intercultural que atienda las necesidades especificas de la comunidad migrante.

En este sentido Chile, se ha convertido en uno de los polos más atractivos para los inmigrantes sudamericanos, es por ello que las escuelas de nuestro país juegan un rol fundamental en prevenir y aminorar los prejuicios que salen en el proceso de adaptación e interacción de los niños extranjeros.En Antofagasta 2.300 alumnos extranjeros acuden a los establecimientos educacionales municipales,los que evidencian una gran necesidad de inclusión.

Un estudio realizado en el Centro de Medición Mide UC de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica (PUC), permite identificar los factores de la esfera psicosocial que ayudan a comprender como se produce el prejuicio y cómo se puede aminorar. En este sentido es importante establecer un contacto directo entre el niño extranjero y el niño chileno, para que de esta forma, mientras mejore la calidad del contacto que se establece con niños inmigrantes, se debería esperar una disminución en el nivel de prejuicio.

En este sentido la importancia del contacto en la prevención del prejuicio, dentro del campo educativo tiene bastantes implicaciones, ya que, si se crean condiciones de contacto positivo en la sala de clases y en el entorno escolar, se debería de notar reducción en los prejuicios, cambios en los estereotipos y aumento de la afectividad tanto para los inmigrantes como para los miembros de la sociedad chilena.



Reformular los planes y programas de estudio en el curriculum nacional; para que exista un proyecto de educación universal que integre a las familias migrantes al sistema escolar chileno. Para ello es importante ainear los nivel del ministerio de educación que evidencien en sus objetivos las distintas comunidades educativas y en los que se aborda la relevancia de la integración de las diferencias culturales, la aplicación de tales instructivos queda al arbitrio de los directivos de las mismas comunidades educativas.

Además incorporar estrategias de aprendizaje que permita entregar herramientas de formación para los docentes para que el establecimiento educacional empiece a adoptar actividades que contribuyan a generar contacto de calidad para los niños y niñas migrantes, para esto es necesario implementar talleres o seminarios que sirvan de apoyo y base en la adquisición de conocimientos y habilidades para trabajar con niños y niñas migrantes.