Colegio La Providencia -CONCEPCION - Región del Bíobío
Título iniciativa: Reforma a la Ley de Admisión a la Educación Superior


Desde el año 2003, la admisión a cualquier universidad que sea miembro del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile (CRUCH), ha estado regida por la Prueba de Selección Universitaria (PSU) tras la fallida puesta en marcha del Sistema de Ingreso a Educación Superior (SIES). Esta prueba fue una medida de emergencia luego de ver las falencias del SIES, y hoy, trece años después, continúa vigente. Nuestro proyecto busca solucionar el problema de segregación. Reemplazar la PSU por un método de admisión que sea capaz de representar las aptitudes y conocimientos de cada estudiante, de manera que no perjudique su admisión universitaria.
El año 2013, la OCDE realizó una encuesta que reveló que “1 de cada 3 estudiantes de 4to medio considera que la PSU es muy injusta”, El problema se expresa en la legítima opinión de la gente.
Chile es un país que posee serios problemas sin solucionar, estos, inevitablemente se extrapolan a un plano educacional, siendo la PSU y sus resultados las claras evidencias. Pero, ¿De dónde proviene realmente el problema? ¿De la prueba estandarizada o del sistema educacional? La culpa radica en ambas.
La PSU es injusta porque nuestra educación:
Es desigual; Según la OCDE, si comparamos el 10% de la población más pobre contra el 10% más rico, el segundo sector gana 27 veces más que el sector pobre, convirtiéndonos en el país más desigual de dicha organización. La municipalización, la existencia de colegios particulares subvencionados y el sistema Voucher son los principales causantes de que existan diferencias abismales entre colegios, siendo los que poseen mayores recursos los con mejores resultados PSU. La falla educacional también se refleja en las abundantes matrículas en los preuniversitarios, una carga monetaria extra a las familias, pero la única forma de suplir las faltas que dejan los colegios y darle la oportunidad al estudiante de estudiar la carrera deseada. No se puede ejercer la misma prueba a personas que han recibido tan diferenciada educación, no es culpa de los estudiantes y son ellos los afectados de forma permanente. Si bien cambiando el sistema de admisión universitaria no erradicaremos este problema, podemos abrir las puertas de la educación superior a quienes menos posibilidades tienen.
Tiene desigualdad de género; El sistema educativo no ayuda a disminuir las brechas sexuales existentes. En los textos educativos, las mujeres ven, en la historia, ciencia, filosofía e incluso literatura a los hombres como eternos protagonistas.
“Cuatro de cada cinco puntajes nacionales son hombres”. Claramente hay un problema, pero ¿Al cambiar la PSU erradicamos el problema? Sí, porque si cambiamos los métodos evaluativos y acercamos las pruebas a las aspiraciones de los estudiantes, no limitaremos las opciones de ellos al resultado final. Muchas mujeres no pueden entrar a las carreras deseadas porque se le ha evaluado sin contemplar sus diversas habilidades, finalmente teniendo que optar a carreras que requieren menor puntaje y muchas veces llamadas “carreras para mujeres”
Es centralista: “9 de cada 10 colegios que poseen los mejores puntajes PSU en matemáticas (promediado) son de Santiago” Esto demuestra la desigualdad educacional que reciben los colegios según su sector, pues quienes viven en ciudades céntricas tienen mayor preparación para esta prueba en desmedro de quien no presenta una proyección para el país (estudiantes de pueblos y comunas más rurales)
Y la PSU de forma independiente es una prueba mal enfocada porque es:
Estandarizada: Sigue un patrón en sus pruebas que busca medir contenido en cantidad. ¿De qué sirve tener conocimientos acoplados sin no se tiene las habilidades para poder analizar, aplicarla y utilizarla en otras dimensiones?, Marcelo Guzmán, puntaje nacional del año 2011 dijo en una entrevista “No es una herramienta eficaz, midió mi capacidad de memorizar durante 4 años las materias en el colegio”, Geraldo Muñoz, puntaje nacional de Historia 2011 y actual estudiante de Cine y Televisión en la Universidad de Chile dijo “nosotros mismos vimos en la universidad que tu puntaje no refleja tus habilidades”
Estresante: Es normal que una prueba que es capaz de definir tu futuro cause ansiedad. Según datos del Ministerio de Educación, la deserción universitaria rodea el 50% y un 43,9% vuelve a estudiar, es decir que se cambian de carrera por no estar conformes. Esto muchas veces es por la presión de estudiar algo “lo que alcance”, a su vez causa frustración. Todos los miedos que trae consigo la prueba también influye en el aumento de la depresión juvenil, esta sociedad cada vez exige más y seguir los estudios es indispensable, vemos como jóvenes pierden la oportunidad de estudiar porque lo han evaluado de forma injusta e incorrecta.
La OMS ya ha definido la depresión como un principal problema de Chile, y según datos de la misma organización “el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años”


Mediante una modificación a la ley n° 20.129, en la cual se le agregara un artículo a ésta, el cual determinará un método de ingreso a la educación superior más igualitario y el cual potenciará las habilidades de los postulantes.
El nuevo sistema de admisión a la educación superior incluirá nuevas pruebas, tanto como nuevos requisitos y la eliminación de algunos. Este nueva prueba tendrá por nombre Prueba de Admisión para la Educación Superior (PAES) El Ranking será eliminado del nuevo proceso, debido a que lo consideramos de un carácter competitivo y que, por lo tanto, potencia el individualismo entre los postulantes, cuando el objetivo a largo plazo del proyecto es potenciar la ayuda mutua entre los estudiantes hacia su ingreso a la educación superior.
Las pruebas que se mantendrán de la PSU serán las de Lenguaje, Matemática, Historia y Ciencias Sociales y Ciencias junto con los electivos (Biología, Química y Física) en diferentes porcentajes según la carrera que a la que se solicite postular. Las Notas de Enseñanza Media (NEM) se mantendrán como uno de los requisitos, pero con un porcentaje del 10% para cualquier carrera, independiente de la universidad, instituto o centro de formación técnica al que se postule. Se sumarán las pruebas obligatorias de Historia de Chile y una Psicológica, la primera por el carácter cultural y de conocimiento general mínimo acerca de nuestro país (los únicos que se podrán eximir de esta prueba serán los extranjeros residentes en Chile y que quieran rendir la PAES para ingresar al sistema de educación superior chileno) y la segunda se agregará como una forma de filtrar los sujetos con antecedentes mentales serios.
Además, de dar la chance a los postulantes de optar a elegir por una sexta prueba, que medirá los conocimientos generales de Inglés, Música, Artes (Teatro, Visuales), Tecnología y Educación Física. Estas pruebas serán opcionales y su función principal es evaluar las habilidades y conocimientos de los postulantes en áreas distintas a las evaluadas con la PSU.
Junto con todos los requisitos anteriores, cada universidad, instituto o centro de formación técnica se verá en la facultad de requerir el informe de personalidad de los últimos dos años. Igualmente, se puede solicitar la carta de algún profesor o miembro de la comunidad educativa. El requisito del informe de personalidad de cada alumno se deberá realizar para carreras específicas que requieran mayor contacto social (sean un ejemplo, las pedagogías o medicina), debido a que se debe prevenir el ingreso a dichas carreras a personas con trastornos psicológicos que puedan perjudicar a terceros.
Es pertinente declarar que las pruebas serían creadas por el DEMRE, tal como lo han sido hasta ahora. Además, que el curriculum que incluirán las pruebas será el siguiente: Lenguaje y comunicación, todo lo relacionado con comprensión lectora, análisis de textos, conectores y plan de redacción, junto con preguntas de conocimiento de los contenidos vistos desde primero a cuarto medio; la prueba de matemáticas incluiría contenidos desde primero hasta cuarto medio; las pruebas de Ciencias tendrían contenidos desde primero a cuarto medio del módulo común y las electivas, de tercero y cuarto medio, en donde se ven los electivos; la prueba de Historia de Chile mediría conocimientos desde la época precolombina hasta Chile actual, incluyendo contenidos de formación ciudadana, esto se debe a que se considera que esos son conocimientos básicos que todos los chilenos debemos manejar, porque hacen referencia a la patria y la cultura nacional; la prueba de Historia electiva vería conocimientos de historia de Chile desde la conquista hasta el siglo XXI, historia universal (Guerras mundiales, mundo entre guerras), globalización, espacio geográfico; la prueba de Inglés medirá contenidos de nivel básico e intermedio del idioma extranjero, a través de la comprensión de textos y de ejercicios, esta prueba deberá ser tomada por profesores de inglés, quienes desde el momento de entrar a la sala, deberán hablar y dar las instrucciones en este idioma; las pruebas de Artes y Música deberán de ser de carácter presencial por la subjetividad a la que se rigen, será tomada estilo “casting” y por personal calificado en estas materias (profesores de arte o música, actores, artistas, representantes de la música, etc.), serán evaluados de forma individual y con un puntaje equivalente, el que sea tipo “casting” no significa que saldrá un ganador, se refiere a que tendrán que realizar ciertas pruebas y requisitos para recibir tal cantidad de puntos, que se irán sumando para obtener un puntaje final; la prueba de Tecnología se medirá a través de un método parecido al anterior, pero que mida conocimientos dentro del área de la robótica, electrónica y computación; y por último, la prueba de Educación Física consistirá en una prueba física y otra teórica, en la física deben ser capaces de resistir un entrenamiento y en la teórica deben completar una prue