Colegio Polivalente San Rafael -LO BARNECHEA - Región Metropolitana
Título iniciativa: Iniciativa de ley "Inserción Socio-laboral Juvenil"


En el año 2011, las cárceles chilenas evidenciaban un sobrecupo de un 62,5%, una cifra alarmante considerando que entre los años 2006 y 2010 la población recluida se incrementó en un 44,9% (GENCHI, 2013), no aumentando la cantidad de cárceles o recintos penitenciarios en la misma proporción.
Asimismo, en los últimos años se ha producido un aumento en el número de jóvenes que delinquen, muchos de los cuales, una vez cumplida sus condenas, vuelven a cometer delitos y por tanto vuelven a la cárcel, situación que empeora la sobrepoblación. Estudios de Gendarmería confirman que la reincidencia de jóvenes entre 18 y 28 años es de un 50%.

Muchas veces el aumento en la comisión de delitos se debe a un incremento en el consumo de las drogas entre los adolescentes.

En países como España, el Ministerio del Interior se ocupa de orientar y ayudar a la integración de las personas en la sociedad. En Argentina, el Servicio Penitenciario Federal crea programas educativos y de capacitación para los privados de libertad. En Colombia, la Agencia Colombiana para la Reintegración entrega herramientas para apoyar la reinserción de sus inquilinos. Sin embargo, debido a las diferencias culturales, gubernamentales y sociales entre los países mencionados y Chile, es difícil realizar una comparación efectiva entre las medidas aplicadas frente a este problema.

Actualmente en Chile existen diversos proyectos enfocados en la solución del problema de la reincidencia: iniciativas privadas como Infocap; y proyectos del gobierno como el programa Cimientos y el denominado Espacio Mandela, cuyo objetivo es la reinserción laboral dentro de las mismas cárceles. No obstante, esa ayuda es insuficiente, puesto que muchos jóvenes no están preparados para integrarse a la sociedad al salir de la cárcel.

Pero no sólo se necesita que los privados de libertad se capaciten, también se les deben entregar las herramientas necesarias para que sean capaces de integrarse a la sociedad, por eso es necesario dar apoyo psicológico y generar un modelo integral; un espacio de formación personal, donde sean capaces de quitarse los estigmas, reinventarse, decidir qué desean hacer una vez libres y prepararse para eso. Asimismo, es necesario generar una red de apoyo, iniciar y/o mantener vínculos con personas fuera del recinto penitenciario, con el objetivo de mantener contacto con el exterior, para que después de terminar su condena, cuenten con los recursos y medios suficientes para evitar que vuelvan a reincidir, y puedan surgir e integrarse en la sociedad.

Sin embargo, no todo el trabajo es responsabilidad de los privados de libertad, la sociedad de igual modo debe ayudar: protegiendo a las nuevas generaciones de peligros (alcohol y drogas), que influyen de manera considerable en el incremento de adolescentes en la delincuencia. La mayoría de las personas que vuelven a reincidir pertenecen a sectores vulnerables, donde el consumo y tráfico de drogas ha aumentado, conforme ha aumentado la delincuencia, y viceversa.

De igual manera, es necesario acabar con los prejuicios existentes en la sociedad y crear una conciencia cívica, tanto en empresas como en establecimientos educacionales, que permita acabar con los estigmas a los que actualmente se encuentran sometidos quienes cumplen sus condenas luego de haber delinquido. Comenzar a educar a las nuevas generaciones respecto a la delincuencia y la reinserción como tal, por ejemplo, mediante charlas que deberían ser añadidas a las mallas curriculares de los colegios como materias obligatorias.


La iniciativa de ley de Inserción Socio-Laboral Juvenil busca principalmente facilitar el ingreso de los privados de libertad a la sociedad chilena. Para esto, se proponen los siguientes cambios:

Respecto a la legislación actual:
No sería necesario una modificación a la Constitución, ya que ésta establece que el Estado debe velar por el bien común, creando las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible (Artículo 1° inciso 4).
Creación de una ley de Inserción Socio-Laboral Juvenil, que asegure la creación de oportunidades efectivas a las personas que cumplan sus condenas, lo que les permita reinsertarse a la sociedad.
Dicha iniciativa debe ser propuesta por el Ministerio de Desarrollo Social, encargado de poner en el centro de las políticas públicas el tema de la reinserción de aquellos que hayan cumplido sus condenas, con el propósito de crear una sociedad más inclusiva, y a su vez, disminuir el círculo de la delincuencia y la droga de los jóvenes de sectores más vulnerables.

Respecto a medidas gubernamentales que no requieren cambios legislativos, si no más bien medidas administrativas de distintos órganos del Estado:
1.-Implementar charlas a nivel escolar y poblacional
Con esto se buscará concientizar a la sociedad sobre la importancia que tiene el brindarle ayuda a quienes buscan rehacer sus vidas de una mejor forma.
2.-Aumentar el alcance de capacitaciones dentro de los recintos
Si bien a día de hoy existen talleres que se encargan de esto, son más bien pocos y con un alcance bastante menor, por eso, se buscará apoyo del gobierno, para que estos talleres abarquen más recintos y aumente la cantidad de beneficiados.
3.-Apoyo psicológico
Se brindará apoyo psicológico a los privados de libertad para prepararlos y fortalecerlos en cuanto al proceso de inserción para que puedan ver la vida de buena forma y así eviten recaer en los delitos.
4.-Talleres de Habilidades sociales
Se implementarán, además de las capacitaciones, talleres para mejorar sus habilidades sociales, es decir, cómo comportarse en una entrevista de trabajo, etc. Para que, de esta forma, estén preparados para lo que enfrentarán una vez fuera.
IMPACTO/EFECTO
El efecto se vería mayormente, en que se reduciría enormemente los delitos con imputado conocido, y por consiguiente, la delincuencia.
El impacto comenzaría a hacerse notar por el año 2020, puesto que se trabaja por períodos extensos de tiempo con cada uno de los individuos.
ASPECTOS FORMALES
Planteamos que para hacer esto posible, quienes quieran acceder a estos beneficios deberán postularse en el recinto en el que se encuentren a principios de año, dejando sus datos personales. Se espera contar con alrededor de 500 cupos por tipo de capacitación.