Colegio Metodista -TEMUCO - Región de La Araucanía
Título iniciativa: Reducción del IVA a alimentos de primera necesidad


Presentación

La presente iniciativa de ley, pretende reducir el impuesto al valor agregado a los productos alimenticios de primera necesidad y corresponde a un mensaje de la Presidenta de la República, al pretender modificar la actual ley del sistema tributario. Esta ley N° 20.780, fue creada en el 2014 durante el presente gobierno de Michelle Bachelet, con el fin de aumentar los ingresos del país para financiar la reforma de gratuidad en la educación. Respecto a las medidas que prevé la actual reforma tributaria son: disminución del impuesto a la renta de las personas; aumento del impuesto a las empresas, bebidas alcohólicas y azucaradas y también al timbre y a la estampilla; y finalmente crea un impuesto para las empresas y vehículos que contaminen.
Si bien, la ley presenta avances significativos en el sistema tributario, no abarca el tema de un IVA reducido a los productos alimenticios de primera necesidad, los cuales son pilares para el desarrollo de la población. Desde la modificación del IVA en 1976 por el decreto de ley 845, el IVA se ha concebido como un impuesto indirecto aplicado a todos los productos y servicios, siendo en Chile un 19%.
Los gastos que se efectúan con este impuesto afectan de igual manera a todas las clases sociales. Sin embargo, los estratos más bajos invierten un mayor porcentaje de su sueldo en el IVA, presupuesto clave para solventar las demás necesidades básicas de toda familia. Además, Chile es uno de los pocos países a nivel mundial que no posee un IVA reducido en ciertos productos, siendo esencial para mejorar la calidad de vida de aquellas familias de bajos recursos.

Justificación del problema

En el ámbito económico, Chile en los últimos años ha experimentado cambios, puesto que si bien a inicios de la última década el país crecía en promedio un 5% anual, en la actualidad la situación ha ido cambiando. Lo anterior se explica por una disminución de su crecimiento económico, un aumento de la cesantía y la disminución del precio del cobre (producto base para la economía del país). Debido a tal escenario, la desigualdad ha aumentado paulatinamente, teniendo el país un índice Gini -indicador que representa la distribución de los ingresos del país- de 0,5 (donde 0 representa igualdad y 1 desigualdad total) .
Por lo anterior, se puede afirmar que Chile es un país desigual, donde un escaso porcentaje de la población concentra altos ingresos y la mayoría vive con lo mínimo. Ejemplo de esto, son las familias numerosas que se sustentan, ya sea con una pensión básica solidaria de casi $90.000 aproximados, o con un sueldo mínimo de $257.500, existiendo dificultades para solventar sus necesidades básicas.
Por esta razón, es primordial idear reformas para mejorar la calidad de vida de aquellos que más lo necesitan y es el Estado el encargado de esta tarea a través de reformas y proyectos. Para realizar aquello, los países obtienen ingresos fiscales a través del pago de impuestos que debe pagar toda la población. El principal impuesto que utiliza un importante número de países para obtener recursos corresponde al IVA. Este impuesto se aplica a todos los productos y servicios, el cual varía de acuerdo al país, dependiendo de la economía que este posea.
En el caso de Chile, el IVA es la mayor fuente de ingresos tributarios según la página oficial del SII, la cual comprende casi la mitad de las ganancias totales del país en este ámbito (donde en el año 2015 se obtuvo aproximadamente 13.200.000 billones de pesos). No obstante, en los países latinoamericanos el IVA varía entre un 7% (Panamá) y 22% (Uruguay), siendo Chile el tercer país con el IVA más alto en Sudamérica (Emol, 2015), específicamente 19%. Sin embargo, existen países donde existe un IVA reducido a productos alimenticios esenciales, como arroz, fideos, aceite comestible, huevo, carnes crudas, harina y sal. La situación anterior se explica por el rol del Estado en relación a la economía, intentando sustentar las necesidades básicas de la población.
Bajo este escenario, Chile se encuentra exento de reducir el IVA a productos indispensables. En este ámbito, han surgido opiniones en torno a la baja de impuestos para los más necesitados, pero no fueron consideradas en la reforma tributaria del 2014. Un ejemplo de aquello, fue lo señalado por Michael Jorrat en el año 2013, quien siendo asesor de Michelle Bachelet propone la disminución del IVA a un 6% y el incremento a 25% de este impuesto a los más ricos (CIPER, 2013).
Asimismo, expertos resaltan la importancia de poseer un menor IVA, puesto que en el caso contrario, se encarece el costo de la vida, cuestan más los productos que pagan IVA, más recursos salen del bolsillo de la gente y eso implica que las personas comprarán menos, al comprar menos son menos ventas para las empresas y negocios y si estos venden menos recortan gastos mediante la reducción del empleo. Acosta (2016) -Analista y Máster en economía-.



Iniciativa de Ley: Reducción del IVA a alimentos de primera necesidad.

Art. 1º. Agrégase a la Ley N° 20.780 los siguientes artículos en torno al IVA.

Art. 2°. Instaurase una reducción del Impuesto al Valor Agregado sobre ciertos alimentos esenciales de la canasta básica.

Art. 2°. Dichos alimentos tendrán una reducción paulatina del impuesto del 19% actual hasta un 9%. Facúltase al Poder Ejecutivo o Legislativo para la gradualidad de la ley, pero en primera instancia se prevé realizar en un plazo de cuatro años.

Art. 3°. Aquellos alimentos que tendrán una variación del impuesto porque son considerados de primera necesidad son: Pan, lácteos, harina, huevos, aceite vegetal, frutas y verduras, carnes blancas, rojas y pescado, azúcar, sal, té y café, arroz y fideos.

Art. 4°. Facúltase al Poder Ejecutivo o Legislativo para incorporar otros productos básicos que formen parte de esta reducción tributaria.

Art. 5°. Para evitar una disminución del presupuesto fiscal, se creará un impuesto especial para aquellos alimentos no saludables y vehículos de lujo.

Art. 6°. Se aumentará a un 30% el valor a los alimentos no saludables. Dentro de esta categoría se incluyen productos envasados y preparados en un local. Se consideran como alimentos envasados no saludables aquellos que posean uno o más sellos de tipo: alto en azúcares, alto en grasas saturadas y alto en sodio. Finalmente, se incluyen todos los alimentos vendidos por locales de comida rápida, excluyendo restaurant o vendedores de comidas caseras.

Art. 7°. Los vehículos de lujo que presentarán un alza de impuesto de un 35%, serán aquellos automóviles que posean un costo superior a $20.000.000; embarcaciones navales de uso personal, como motos de agua, yates, veleros, etc; y aeronaves privadas.

Art. 8°. En el aumento del impuesto de los vehículos de lujo, quedarán excentos aquellos utilizados como fuente de ingresos por un propietario con patente comercial.

Art. 9°. Comuníquese al Poder Legislativo.


Justificación de la ley

Chile al poseer un IVA universal para todos los productos y servicios básicos, priva de ingresos a las familias vulnerables para solventar sus necesidades básicas, lo que conlleva a un aumento en el índice de desigualdad del país e incluso a la cesantía y pobreza de este mismo. Además, existen diferencias considerables en los gastos de las familias según su estrato social, ya que el grupo socioeconómico más bajo utiliza un 17,7% de sus ingresos en alimentación, el estrato medio un 12,9% y el alto un 8,9%. Por lo tanto, los gastos en alimentación para las familias más vulnerables comprenden una parte importante de sus ingresos.
Por otro lado, también se implementará un impuesto especial en dos ámbitos. En primer lugar, existirá un aumento tributario a los alimentos no saludables, con el objetivo de disminuir los índices de obesidad del país. Actualmente Chile se posiciona en el primer lugar de América Latina en obesidad infantil y es sexto a nivel mundial, donde el 70% de los niños tienen alta probabilidad de ser obeso en un futuro cercano (Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos). Asimismo, cuatro de diez chilenos consumen comida rápida a lo menos una vez a la semana y se consume más del doble de sal permitida. Esta realidad, trae consecuencias fatales para la salud derivando en enfermedades cardiacas, hipertensión, gastrointestinales y cáncer. Por lo tanto, es necesario generar un compromiso político para abordar el desafío mundial del sobrepeso y obesidad, que ha comenzado con el nuevo etiquetado de los productos y que se vería fortalecido con la presente iniciativa tributaria.
En segundo lugar, los vehículos de lujo reciben un alza en impuesto debido a que no son un bien necesario para subsistir y permitirían obtener un mayor ingreso fiscal. Los aviones comúnmente son comprados por aerolíneas para realizar un servicio de transporte, pero un grupo de personas los compran para uso personal. Las embarcaciones son compradas para uso pesquero y de transporte comercial, pero en ocasiones son comprados por un particular para uso personal, o para eventos privados. Por último, los automóviles que si bien son accesibles a la mayor parte de personas -tanto para uso doméstico como laboral-, existen vehículos costosos en el país. Un ejemplo de lo anterior, son las ventas de automóviles de este tipo durante el año 2011 que fluctuaron en torno a los 6.000 y su valor varía desde los $17 hasta los $180 millones.