Complejo Educ.monsenor Guillermo Hartl -PITRUFQUEN - Región de La Araucanía
Título iniciativa: Modificación del decreto de ley nº 701 de fomento forestal.


Hemos podido visualizar como nuestro medio ambiente ha sido explotado por empresas, cuya finalidad es generar una sustentabilidad económica a base de la sobreexplotación de las materias primas de nuestra tierra, a causa de esto hoy en día es posible observar el inmenso desgaste ecológico que causan a través de sus funciones como lo es la actividad forestal, que genera un daño irremediable en los ecosistemas, como la disminución de los recursos hídricos o la pérdida del bosque nativo. La contaminación ambiental, la sequía de napas acuíferas, la baja obtención de productos agrícolas de parte de particulares, la perdida de especies silvestres e incluso la contaminación de las aguas, son claras consecuencias de esta actividad sin mencionar la responsabilidad de las plantaciones, el Gobierno ha debido destinar planes de emergencia, como lo afirma la Red Nacional de Acción Ecológica (RENACE).
El aumento en materias de producción de dicha actividad refleja todos los daños provocados; El 60% de las tierras de uso agrícola están afectadas por un grado de erosión, una de las tasas más altas del país y esto se debe únicamente a la actividad forestal, pero no solo se reflejan daños en los espacios físicos, sino también múltiples demandas de ciudadanos y organizaciones que denuncian la pérdida de biodiversidad de la flora y fauna, además del patrimonio cultura, Según estudios realizados por el SAG Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales OLCA Abril 2003.
Todos estos problemas se traducen en un descontento de la sociedad, debido a que se puede distinguir efectos en la salud directamente causados por la aparición y expansión de las empresas forestales. Desde que se instalaron en el país, las personas se han visto afectada por varias enfermedades que antes no eran sentidas por la gente en cuanto a los Cambios en la Familia; la falta de espacio para vivir, es difícil ahora por la falta de tierras. Los padres no tienen predios para heredar a sus hijos. La migración es una consecuencia importante de la falta de terrenos y oportunidades laborales. Los trabajos temporales solo permiten el sustento temporal. Por otra parte la situación política y social Es un conflicto por la tierra y también contra las empresas forestales dada la alta concentración de terrenos en poder de estas empresas y que las comunidades reclaman como propios de ellos. Consideran estas como una nueva forma de intervención la gente se siente "desplazada", y perciben que el Gobierno opta por las inquietudes de las empresas más que por los reclamos de la sociedad nacional y la implantación del modelo forestal que los oprime. Extracto de Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales OLCA 2003.
El decreto de ley Nº 701 es un cuerpo legal que nace en el año 1974 con la finalidad de impulsar el desarrollo económico de la actividad forestal en Chile. Uno de sus enunciados estipula el auto control de no más del 75% de fomento de dicha actividad. La sobre demanda de ocupación de territorios se ha acrecentado por ejemplo en la comuna de Lumaco, Región de la Araucanía, el 45 % del territorio se encuentra ocupado por plantaciones forestales, destacamos que para una comuna de 11.328 habitantes el 45% de su territorio, es una cifra bastante elevada, no obstante con esto, el 81,9 % del suelo de esa comuna, está calificado como apto para la producción forestal, claramente estamos ante un excesivo abuso de este fomento u alternativa al desarrollo de esta actividad, por el simple hecho de que se está abarcando una cantidad inmensa de territorios que genera grandes problemas a la comunidad y sus residentes, destacamos que, Chile es uno de los países que más se ha visto afectado por el grado de erosión de la tierra, hemos enfrentado un largo proceso de sequía que ha mantenido una reducción de 30% a 50% de las precipitaciones dependiendo de la región, dice Wilfredo Alfaro, experto en desertificación de la Conaf.
Las forestales realizan distintos procesos por los cuales resguardan su producción, como lo es la preparación de los terrenos, la fertilización, la poda y el raleo, procesos que generan un gran impacto en el medio por la utilización de productos químicos y además del impacto físico que estos provocan.
Las mayores empresas de explotación en la novena región (la cual presenta el mayor porcentaje de trabajo forestal), son las Forestales Mininco y Arauco. Su política de crecimiento sostenido, y expansión ha dejado a las comunidades rurales e indígenas rodeadas de plantaciones forestales, como lo testifican Integrantes del pueblo mapuche, que viven rodeadas de plantaciones forestales, permitiendo comprender los impactos de la expansión forestal en la relación y cambios con el entorno, como ya señalamos anteriormente.
Debido a esto, postulamos dos alternativas de carácter legislativo que al ser modificadas, cambiaran la realidad que se vive en torno a las empresas forestales, disminuyendo el daño que esta causaría.

Debido a esto, postulamos dos alternativas de carácter legislativo que al ser modificadas, cambiaran la realidad que se vive en torno a las empresas forestales, disminuyendo el daño que esta causaría.
La primera propuesta se basa en disminuir en forma equilibrada, el porcentaje estipulado por el decreto de ley Nº 701 de fomento forestal, que actualmente regula en un 75% todas las acciones de la actividad forestal, disminuyéndolo en un promedio especifico de un 55%, pues La acción combinada de los problemas forestales afecta al 76% del territorio nacional: 57,5 millones de hectáreas donde viven 11,6 millones de personas (65% de la población nacional), señala "El Mercurio.
La segunda propuesta consiste en derogar el decreto de ley nº 701 y crear un nuevo cuerpo legal, ya que actualmente no existe una política forestal explicita en Chile y la regulación que existe es muy precaria y permisiva. El problema que esto genera es que solo el mercado regula la actividad forestal. El poder ejecutivo, encargado de fomentar, regular y realizar investigación relacionada con la actividad forestal actúa de manera desarticulada. La actividad forestal depende del Ministerio de Agricultura, que no tiene una institucionalidad adecuada para gobernar la actividad forestal. El encargado de fomento y regulación actualmente es la CONAF, corporación pública de derecho privado, cuyo presupuesto es marginal dentro del Ministerio. El fomento está fuertemente enfocado a las exportaciones forestales. La fiscalización no cubre el extenso territorio que abarca la actividad forestal. La institución encargada de generar investigación forestal, INFOR, no cuenta con el presupuesto adecuado y sus líneas de investigación históricamente han sido fuertemente enfocadas hacia las plantaciones forestales de especies exóticas. Esta institución para poder hacer investigación depende de la postulación a proyectos a fondos concursales, nacionales e internacionales, o mediante el establecimiento de convenios con empresas forestales. Esto último ha llevado que la investigación se oriente a las necesidades de información y tecnología de la empresa y no a las necesidades de investigación estratégicas para el país. En cuanto a la regulación de los grandes proyectos forestales industriales, se deben someter al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), cuyas principales falencias son la inexistencia de participación ciudadana vinculante y que la toma de decisiones se basa en criterios políticos y no técnico-científicos. El poder legislativo actualmente no desarrolla leyes en base al conocimiento científico y la realidad social, sino que está fuertemente enfocada en generar capital para fomentar el crecimiento económico, sin considerar la conservación de los ecosistemas ni permitir el bienestar social. La legislación actual deriva las infracciones forestales a los juzgados de policía local, quienes no tienen ninguna prioridad en el área forestal y escaso conocimiento del tema por los encargados de impartir la justicia. Las multas por delitos forestales son bajas, por lo que muchas veces para las grandes empresas es más rentable seguir infringiendo y pagar la multa. Por otra parte los dictámenes emanados de la justicia muchas veces no son cumplidos por las empresas (p.e. reforestaciones de zonas de protección, detención de la sustitución de bosque nativo).
Tomando en cuenta estas medidas, aprobándolas legislativamente podríamos revertir los efectos que provocan las forestales al medio, trabajando de la mano para lograr la mejor alternativa, cuya finalidad no es generar o alterar una de las principales actividades económicas del país, sino crear un nuevo modelo forestal que nos permita tener un recurso natural sustentable, los cuales crearan grandes beneficios (economía y medio ambiente) a largo plazo.