Escuela Centenario -ARICA - Región de Arica y Parinacota
Título iniciativa: LEY DE REFORMA AL SISTEMA PREVISIONAL . JUBILACIONES DIGNAS Y BONOS DE ANCIANIDAD PARA CHILE


FUNDAMENTACIÓN DE LA LEY
En Chile, desde el año 1981 se impone el sistema de ahorro obligatorio para todos los trabajadores, a través de las Aseguradoras de Fondos de Pensiones.Este sistema viene a reemplazar al antiguo sistema de reparto, de las cajas previsionales, que eran parte del llamado seguro social.Sin embargo, este sistema de pensiones, este sistema previsional está siendo fuertemente criticado ya que hemos podido comprobar que su sustentabilidad en el tiempo, no es posible; que trae consigo una gran cantidad de problemas asociados al endeudamiento, pobreza, miseria, enfermedades acarreadas de la pobreza, y lo que es peor afecta directamente a la población de adultos mayores.
Hoy en día cuando el 95% del mundo, accede a una sistema de pensiones basado en el reparto; Chile junto con otros 8 países insiste en seguir bajo el sistema de Capitalización Individual.
Si bien el sistema de AFP tiene como objeto procurar la mejor pensión posible que una persona pueda tener en su vejez, el rol asistencialista del Estado chileno se perdió completamente al pasar nuestros ahorros a manos de privados, y al imponerse este sistema de capitalización individual;el cual es bastante restrictivo si tomamos en cuenta el hecho de que las AFP no toman riesgos, ya que nos aseguran lo mínimo con el fin de no resultar una carga para el Estado. Y es ahí en donde caemos en una gran contradicción. El Estado de Chile debe procurar el bien común de todos los chilenos, de forma paternalista, debiese velar por el común beneficio de todos los chilenos; sin embargo en esta situación se olvida de su rol.
Y estamos aquí frente a un problema de grandes proporciones, ya que los principales afectados son los adultos mayores, quienes pasan a ser parte de la masa pasiva de nuestra población.
No es un secreto que nuestro país se encuentra viviendo un proceso de transición avanzada al envejecimiento de la población;vemos como nuestra población envejece a pasos agigantados. Ya en la década de los 60, la sociedad chilena presentó una modificación considerable en la estructura de la población, tendiendo a disminuir el aporte de menores de 15 años y aumentando considerablemente los adultos mayores. Se proyecta que para el 2020, dicha situación se triplicará. Según el economista Alejandro Vial, Consejero del Banco Central, en un par de años; el 60% de los jubilados recibirá una pensión de alrededor de $150 mil pesos, aproximadamente; esto dependiendo de la capacidad de ahorro en su cuenta de capitalización individual; de si existen o no lagunas en las cotizaciones.
Al paso en el que el país envejece, tendremos una población de adultos mayores, sobreviviendo con pensiones indignas. Si hoy son cerca de 400 mil adultos mayores viviendo con pensiones de $80 mil pesos, ¿qué ocurrirá en 50 años más?
¿Qué ocurre con las pensiones, con las jubilaciones de los adultos mayores en Chile? ¿Por qué en el ámbito previsional, existe una desprotección hacia una población de adultos mayores que crece rápidamente?¿Por qué en Chile, llegar a viejo significa muchas veces morir de hambre, en un total abandono y en una situación crítica económicamente hablando? ¿ Por qué en un país que envejece rápidamente, las pensiones de vejez y jubilaciones bajan en un 2%, sin embargo el costo de la vida se encarece y entramos a la tercera edad con una jubilación indigna?.Hoy en día en nuestro país, las pensiones de vejez no superan los 178 mil pesos, tomando en cuenta que para obtener una jubilación que 480 mil pesos mínimo, se deben ahorrar cerca de los cien millones de pesos, lo cual en Chile es imposible, ya que la situación en la que se encuentran los sueldos hoy en día es denigrante; ya que no somos un país totalmente desarrollado, y no generamos esta cantidad de dinero ni en 50 años trabajados arduamente, lo cual nos resulta un suma exorbitante.Sin ir más lejos, la ONU asegura que un sueldo, una pensión de $83 mil pesos se considera por debajo de los límites de pobreza; y en Chile 400 mil ancianos sobreviven mensualmente con esta cifra. Desde esta perspectiva estamos permitiendo que nuestros adultos mayores, lleguen a su vejez en condiciones de pobreza, de miseria; mientras seguimos alimentando un sistema nefasto, en donde los ahorros de toda una vida son jugados por privados en los mercados internacionales. Nuestro descanso en el futuro, el fruto de una vida de trabajo depende de los vaivenes de una economía inestable,de la especulación financiera y es posible que muchos chilenos se jubilen con pensiones de hambre, después de haber trabajado toda una vida. El dinero de todos los trabajadores en Chile, debiese generar más empleo, asegurando estabilidad y dignidad en la vejez; no debiese generar desempleo. No debiésemos llegar a viejos, pobres, enfermos, sobreviviendo en condiciones indignas; buscando trabajo cuando es imposible volver a ser empleado y terminar, como terminan muchos adultos mayores en Chile, pidiendo limosnas en las calles, en la miseria.


PROPUESTA DE LEY.
Tomando en cuenta todo lo expuesto anteriormente, es que creemos que el Decreto Ley 3.500 que crea el sistema de pensiones, debe ser modificado, a través de una Ley que modifique por ende el sistema previsional chileno; generando un cambio positivo el cual debe proporcionar mejoras considerables en las pensiones de todos y todas los chilenos.
Creemos que no es posible, seguir alimentando un sistema que lleva 35 años de pérdidas considerables para la masa activa y la pasiva de la población.
No es posible que en este país se juegue con la dignidad de las personas, mucho menos que se juegue con la dignidad de los adultos mayores y que además se cree un ambiente de duda con respecto al futuro de quienes están trabajando de forma activa hoy, y de nosotros los jóvenes que pronto saldremos al mundo laboral, y en estos momentos nos encontramos ante la incertidumbre de este sistema que mata en vida a nuestros abuelos, a nuestros padres y que seguramente también nos matará en vida a nosotros.
Creemos que es necesario, que el Estado asuma un rol paternalista cuando de necesidades básicas de pensionados se trata.
El Estado de Chile debe subsidiar esta reforma a través de la inyección de dineros para mejorar sustentablemente las pensiones de los cotizantes actuales, cotizantes futuros y los jubilados de hoy.
Es por eso que proponemos la creación de una Ley de Reforma al Sistema Previsional actual, modificando el Decreto Ley n°3500; en lo que respecta a los siguientes puntos:
• Creación de un Organismo Estatal recaudadora de los dineros pertenecientes a los trabajadores, que son considerados ahorros obligatorios. Este organismo Estatal , no es una AFP perteneciente al Estado, sino más bien un organismo similar a las ex cajas previsionales que existieron antes de 1973 en nuestro país.
• Tomando en cuenta el rol paternalista activo que debe tener el Estado de Chile, es que proponemos la existencia de dos bonos que vendrían a incrementar el llamado pilar solidario propuesto por la Presidenta Bachelet. Estos bonos serían, uno de ancianidad equivalente a $200 mil pesos mensuales, para todos los pensionados cuya pensión se menor o igual a los $340 mil pesos; y un segundo bono de apoyo a las enfermedades catastróficas en el adulto mayor que ascendería a $150 mil pesos para aquellos jubilados que presenten enfermedades catastróficas e invalidantes.
• Proponemos frenar el sistema de AFP, y como sabemos que no se puede instaurar de un momento a otro, es que creemos en la necesidad de que mientras siga existiendo este sistema y se instaure el nuevo sistema estatal de cajas previsionales; Ninguna AFP pueda poner en riesgo a sus cotizantes próximos a jubilarse; por lo que prohibiremos la movilidad de fondo, obligando a la AFP a dejar a los cotizantes próximos a jubilarse en fondos menos riesgosos, asegurando su rentabilidad, a partir de los 50 años de igual forma para hombre y mujeres.
• Reforma del sistema de previsional a partir de un estudio de idoneidad, sustentabilidad y rentabilidad asegurando el mayor beneficio a los pensionados, creando un Organismo Estatal al servicio de los chilenos, pensada en la situación real de nuestro país.
• Retiro del 97% al 98% de los ahorros obligatorios, al momento de jubilarse; asegurando la estabilidad económica y social de los jubilados.
• Fiscalización rigurosa de la aplicación de dicha Ley, a través de multas y sanciones drásticas a las aseguradoras de fondos de pensiones que violenten la ley antes propuesta.
• Obligatoriedad de que las pensiones sean vitalicias, asegurando dignidad a miles de adultos mayores en Chile, por el resto de sus días.
La seguridad social es un derecho, así como lo es la dignidad misma; por lo que creemos que estas reformas ayudarían plenamente a mejorar la calidad de la pensiones de nuestros jubilados en Chile, asegurando además el futuro de los trabajadores jóvenes, que recién comienzan en la vida laboral.
Como país debemos dejar de invisibilizar a los adultos mayores, y comprender que la desigualdad social no contribuye al desarrollo pleno que como nación nos merecemos. Pensiones dignas, bonos de ancianidad ahora para todo Chile. Ley de Reforma al Sistema Previsional AHORA!.