Liceo Comercial Diego Portales -RANCAGUA - Región de O'Higgins
Título iniciativa: Disminución del número de accidentes provocados por el uso del celular en la vía pública


La Iniciativa debe ser presentada a través de una moción de los parlamentarios al ser un proyecto que necesita de una intervención regulatoria, justificado al ser un tema que aún no se considera en un nivel de importancia por nuestra legislación.
En el año 2009 según la OMS se registraban 6.900 contratos con telefonías móviles a nivel mundial, y más del 50% de la población hacía uso de ellos. En nuestro país a diciembre de 2015 se muestra según la Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) que hay en Telefonía Móvil una penetración de 128,2 abonados móviles por cada 100 habitantes, con 23,2 millones de abonados en los últimos cinco años, asimismo en el estudio de las Líneas totales en servicio por tipo de cliente a nivel nacional del mismo organismo, en el mes de marzo del 2016, hubo un total de 2.104.717 millones de líneas de clientes residenciales, habiendo un crecimiento del 0,3% respecto al mes anterior.
Como sabemos, los dispositivos móviles emiten ondas de radio para comunicarse entre sí, las ondas de radio frecuencia son campos electromagnéticos y en relación a esto el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) ha clasificado los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como posiblemente carcinógenos para los seres humanos. A corto plazo se tiene que la principal consecuencia de la interacción entre la energía radioeléctrica y el cuerpo humano es el calentamiento de los tejidos. En el caso de las frecuencias utilizadas por los teléfonos móviles, la mayor parte de la energía es absorbida por la piel y otros tejidos superficiales, de modo que el aumento de temperatura en el cerebro o en otros órganos del cuerpo es insignificante, y esto ha sido comprobado en varios estudios que han investigado los efectos de los campos de radiofrecuencia en la actividad eléctrica cerebral, la función cognitiva, el sueño, el ritmo cardíaco y la presión arterial en voluntarios, obteniendo hasta la fecha que no hay pruebas fehacientes de que la exposición a campos de radiofrecuencia de nivel inferior a los que provocan el calentamiento de los tejidos tenga efectos perjudiciales para la salud.
Uno de los factores de riesgo clave en los accidentes viales, es la distracción al conducir, al producirse muchos tipos de distracciones que pueden alterar el modo de conducir, registrándose un aumento de éstas como resultado del uso de los teléfonos celulares por los conductores en época reciente, que es un motivo de preocupación cada vez mayor en la esfera de la seguridad vial. La distracción derivada del uso del celular mientras se conduce puede trastornar la conducción, ya que los conductores que usan un teléfono móvil pueden tener: un tiempo de reacción más lento (en particular, el tiempo de reacción para frenar, pero también la reacción frente a las señales de tránsito), una capacidad limitada de mantenerse en el carril correcto y una distancia menor con el vehículo que va delante. Además el envío de mensajes escritos por el celular entorpece considerablemente la conducción; los jóvenes se exponen en particular a estos efectos y las probabilidades de verse envuelto en un accidente son aproximadamente cuatro veces mayores para los conductores que usan el celular mientras conducen que para los conductores que no lo hacen. Los celulares a manos libres no son mucho más seguros que los que se llevan en la mano, según la OMS.
Cada año se produce la muerte de aproximadamente 1,25 millones de personas en todo el mundo y las lesiones causadas por el tránsito son la causa principal de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad, que dan lugar mayormente en aquellos países de ingresos bajos y medianos que tienen aproximadamente la mitad de los vehículos del mundo, en los cuales se producen más del 90% de las muertes relacionadas con accidentes de tránsito y la mitad de las personas que mueren por esta causa en todo el mundo son "usuarios vulnerables de la vía pública", es decir, peatones, ciclistas y motociclistas.
Como equipo nuestra solución a este problema es crear una aplicación que trabaje directamente con el GPS, en conjunto con un dispositivo instalado en semáforos e intersecciones, para enviar una señal a los móviles que esten con acceso a internet, siendo utilizados por los peatones y/o conductores, para alertar y evitar un posible accidente, ya que la aplicación captará la señal emitida en un rango propicio con el propósito de disminuir el riesgo del peatón, que es quien se muestra más afectado.

Modificar la ley 18.290, sobre Tránsito.
Para los conductores, en su artículo 198, inciso 36 que dice: "Conducir haciendo uso de un teléfono celular u otro aparato de telecomunicaciones, salvo que tal uso se efectúe por medio de un sistema de "manos libres", cuyas características serán determinadas por reglamento." a que s prohíbe al conductor hacer uso de un teléfono celular u otro aparato de telecomunicaciones, aun si se encuentra en manos libres, siempre y cuando éste se encuentre conduciendo en lugares de bajo flujo peatonal y vehícular.

Agregar además un artículo que indique que se le restringirá al peatón el uso del celular en la vía pública, exceptuando sitios de recreación como plazas u otro, recibiendo en tal caso de cometer la falta en el lugar indicado (cruce vehícular), una amonestación verbal por parte del medio regulador, que en caso de ser reiterada procederá a cursarse una infracción por el monto mínimo de UTM.