Instituto Obispo Silva Lezaeta -CALAMA - Región de Antofagasta
Título iniciativa: POR LA CREACIÓN DE UN CENTRO MÉDICO DE DONACIÓN Y TRASPLANTE DE ÓRGANOS Y TEJIDOS.


Actualmente en Chile sólo hay 7 donantes efectivos por cada millón de habitantes en el país, una tasa extremadamente baja considerando que somos un país con más de 17.000.000 de habitantes y una lista de espera de 1850 donantes. De hecho, según estudios del Ministerio de Salud (MINSAL), entre los años 2014 a 2015 la tasa de órganos sólidos trasplantados bajó de 318 a 63, así como también el total de donantes, que tuvo una caída de 112 donantes a sólo 22 en este lapso de tiempo, de estos, 8 provienen de la Región Metropolitana, 11 de regiones y 3 de centros privados.

Otro de los problemas que agravan esta situación es la negativa ante la donación de órganos, la cual principalmente proviene de la familia del posible donante efectivo; según estudios realizados por el MINSAL dentro de los años 2010 y 2014 la negativa como respuesta a la donación ha aumentado de un 37% a un 52%. Sumado a esto, un artículo del estudio realizado en la Región de Los Ríos dice que la negativa ante la donación es principalmente motivada por creencias religiosas, desacuerdos familiares e incluso la desinformación o información equívoca, y con esto, la existencia de mitos que aumentan el mal manejo de la información respecto al tema, como son:

- "Si eres donante, médicos y paramédicos te dejarán morir para poder usar tus órganos en trasplantes"
- "La lista de espera favorece la donación a personas influyentes o de alta situación económica
- "Si muero, automáticamente mis órganos serán donados si no manifesté la voluntad de no hacerlo"

Estas falsas creencias (muy comunes entre la actual población chilena) no pueden continuar presentes, ya que la acción de donar órganos o tejidos apela a la bioética, y dentro de estos parámetros se da por prioridad a la vida de cada individuo y por tanto, aunque la situación del posible receptor tenga suma gravedad se respetará al posible donante y su derecho a la vida. Además, es una norma dentro del área de la salud priorizar vidas y por tanto no se juzgará según situación económica del paciente, sino su caso médico y la urgencia que tenga de recibir el trasplante (cabe destacar que la donación de órganos es una acción sin fines de lucro). En cuanto al último mito, la nueva reforma a esta ley deja en claro que la decisión respecto a la donación de órganos debe tomarse al cumplir la mayoría de edad (18 años en Chile) de forma obligatoria, esto con el fin de evitar la burocracia y agilizar el proceso, orientándolo a alcanzar una mayor eficiencia para este proceso.

Esto nos da a entender la gravedad que esto presenta en nuestro país y cómo repercute en todos sus habitantes, ya que esta situación se ha ido gestando a través de la baja participación ciudadana y a la mala gestión político-administrativa que presenta Chile en cuanto a la información acerca de este tema.

La actual posición chilena, en cuanto a donación de órganos, en comparación con el mundo, e incluso a nivel continental, está ubicada dentro de las más ineficientes del mundo, por esto, analizando cómo funcionan, se puede tomar como ejemplo los sistemas de otros países para el mejoramiento del propio; a nivel latinoamericano se encuentra Uruguay como uno de los países latinos con altos índices de donaciones, y a nivel mundial, a España, siendo este considerado como el mejor país en cuanto a sistema de donaciones y trasplante de órganos y tejidos.

Entonces, para llevar a cabo el nuevo plan de reforma con el objeto de mejorar la donación de órganos y elevar con esto la tasa de donantes y trasplantes se ha tomado como guía el modelo español, el cual cuenta con una alta efectividad desde que comenzó a funcionar. Junto con la creación Organización Nacional de Trasplantes (ONT) España logró una mejora considerable en su tasa de donantes, la cual pasó de tener tan ´solo 14 donantes por millón de población (pmp) a 34,6 donantes pmp, cantidad suficiente para elevar su posición al lugar n° 1 no sólo de Europa, sino del mundo. Este sistema entonces, para lograr su máxima eficiencia cuenta con diversos equipos médicos los cuales distribuyen su trabajo de tal manera que cada aspecto y área quede totalmente cubierto con profesionales capacitados para llevar a cabo la labor.



PROYECTO DE LEY. (Mensaje)
Modifíquese la Ley N ° 19.451 sobre Donación y Trasplante de Órganos en los siguientes aspectos:
1°. Modificación al artículo 2 bis de la Ley
Para los efectos de esta ley, toda persona podrá en vida, en forma expresa:
1.Manifestar su voluntad ante la donación de órganos o tejidos de su propio cuerpo. El Registro Civil estará obligado a informar a cada ciudadano sobre la donación de órganos para que así logre estar capacitado para tomar la decisión sobre su voluntad de ser donante. Este proceso lo realizarán todos aquellos mayores de 18 años que concurran a esta entidad pública a realizar trámites relacionados a la cédula, como la obtención o renovación.
2.Aquellos que manifiesten su voluntad de no ser donante, deberán realizar los trámites correspondientes en una notaría del país, dejando constancia de esto en el Registro Nacional de No Donantes y dejando además esto especificado en su cédula de identidad.
3.Quienes manifiesten su voluntad a favor de ser donante, quedarán automáticamente inscritos en la lista de posibles donantes del Centro Médico de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, dejando especificada su voluntad en su cédula de identidad.
4.En caso de que la persona aún no haya manifestado directamente su voluntad acerca de ser donante de órganos, este se considerará automáticamente como donante.
3° Introdúcense al artículo 11 de la Ley
La obtención de órganos y tejidos de fallecidos y personas mayores de edad sólo se podrá realizar respetando lo siguiente:
1.Que la persona fallecida se encuentre registrada en la lista de donantes del Centro Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos. De lo contrario, esta figuraría como No Donante en la lista del Registro Nacional y esta decisión se respetará sin poder objetarla siquiera algún familiar directo, a menos que se trate de un menor de 18 años.
2.Si la persona fallecida no dejó estipulada su voluntad de ser donante, el profesional de la salud a cargo deberá chequear el historial y el buen estado del paciente para realizar la extracción de su/s órgano/s o tejido/s considerando lo siguiente:
-La delegación a cargo en el centro de asistencia médica en donde ocurra el fallecimiento, deberá entregar a los familiares toda la información correspondiente a la donación de órganos, haciendo hincapié a la bioética de la donación y al carácter de este, como un acto altruista, solidario y gratuito, junto con la sanidad que este procedimiento requiere.

Sin prejuicio de lo anterior, agréguese el siguiente artículo:

Artículo 19: De esta manera se hace necesaria la creación de un Instituto Nacional de Donación y Trasplante de órganos de carácter estatal, el cual deberá contar con:

Centro médico especializado en trasplantes y donaciones a nivel nacional y comisiones a nivel regional.
Ante la aprobación de esta modificación a la ley, el Estado deberá construir el edificio que alberge al Instituto Nacional de Donaciones y Trasplantes (INADTRA), ubicándolo en la ciudad de Santiago. Este, aparte de encargarse de los procesos médicos de trasplante, deberá designar una comisión de médicos por cada región, los cuales tendrán la función de educar, difundir y promover la donación de órganos dentro de su región, llevar la contabilidad y registros actualizados anualmente de donantes y no donantes, respetando la lista de espera nacional y priorizando los casos de mayor gravedad y a su vez asignar a un representante por centro médico en las distintas ciudades, encargándose de monitorear este proceso, identificar soluciones y asegurarse de que cada centro médico esté habilitado para la extracción y mantención de los órganos o tejidos a trasplantar.
Profesionales Capacitados
Es sabido, que el trasplante de órganos dentro del área médica es una de las especializaciones más complejas a desarrollar, por lo tanto, es de suma importancia contar con profesionales competentes en el proceso de donación y trasplante. Será obligación del Estado fomentar la especialización de médicos para cubrir esta necesidad para cada región del país.
Modernización
En este ámbito el Estado se encargará de tener el equipamiento adecuado y de ultima generación para realizar este tipo de intervenciones, cuya modernización se extenderá desde los centros médicos por ciudad hasta el transporte efectivo de órganos y tejidos con la implementación de una flota de helicópteros ambulancia certificados y equipados a nivel UTI, tripulados por pilotos, médicos y paramédicos especializados en operaciones de emergencia.