Liceo Instituto Nacional -SANTIAGO - Región Metropolitana de Santiago
Título iniciativa: Iniciativa de Fomento a la Diversificación Deportiva


Fundamentación de la Propuesta:

Según un estudio de la OMS realizado el 2013, Chile está entre los 10 países con mayor sobrepeso en el mundo, ocupando el noveno lugar. Esto se suma a la encuesta IND del 2012, en la cual se señala que el 82,7% de los encuestados es sedentario, lo que quiere decir que realizan ejercicio físico y/o deporte con una frecuencia menor a tres sesiones de 30 minutos a la semana.

Consideramos que uno de los factores principales que desmotivan al ciudadano común a realizar actividad física es la falta de diversificación deportiva. Esto significa que son sólo unos pocos deportes apoyados suficientemente, tanto por organizaciones públicas como privadas, para su realización. Esta causa se expresa, principalmente, de dos maneras:

a. Falta de espacios públicos para distintas disciplinas.

En tanto al uso de espacios para hacer deporte, la encuesta IND del 2012 señala que la mayoría de los encuestados, con un 26,9%, dice hacer deporte en recintos privados, seguido de espacios abiertos con un 25,6% y tan solo el 19,9% indica que hace deportes en espacios públicos.

b. Falta de recursos y apoyo en la profesionalización, monopolización del fútbol

Hoy en día los deportistas de élite que practican deportes poco masivos, deben provenir de familias acaudaladas o pedir financiamiento a privados, como el caso de Tomás González, que debió pedir dineros a Farkas para sus participaciones deportivas.


Propuesta

Nuestra propuesta consiste en la modificación de la Ley número 19712, conocida como Ley del Deporte, para la creación de un fondo común, a cargo del Ministerio del Deporte, que financie todos los deportes según sus necesidades.

Este fondo implicaría las siguientes modificaciones en el sistema de financiamiento actual:

1. El sistema de donaciones, que según la ley del Deporte en el parrafo quinto de su título cuarto, permite donaciones de privados a eventos en particular o al Instituto Nacional del Deporte, pasaría a canalizar todas las donaciones de privados al fondo común, de forma tal que las donaciones busquen aportar al deporte chileno en general y no a determinadas actividades. Cabe recalcar que en los últimos cuatro años, las donaciones deportivas han sumado 58 mil millones de pesos. Sin embargo, muchas de esas donaciones dan a parar a agencias que financian otras cosas bajo el nombre del ‘deporte’, como bien señalan los periodistas Matías Jara y Pedro Ramírez del Centro de Investigaciones Periodísticas de Chile. Este mecanismo evitaría el desvío legal de dinero en favor real del deporte.

2. El fondo común obligaría a que un porcentaje del 10% de los ingresos recibidos por las federaciones deportivas sean recaudados por éste. Este mecanismo repartiría las recaudaciones en orden de prioridad, es decir, en caso de ser necesario se le dará más dinero a los deportes menos desarrollados y a los de más alto costo de desarrollar. En este punto, los deportes más financiados o populares actuarían como subsidiarios de los deportes que tienen necesidades de financiamiento y difusión.

Respecto de los proyectos financiables por este fondo, estos seguirían dos líneas

3. La creación de espacios públicos y abiertos, los cuales beneficiarían al ciudadano común para la realización de distintas disciplinas deportivas. El criterio para dicha creación sería también subsidiario, es decir, buscaría principalmente realizar estos proyectos en lugares con mucha población que estén en necesidad de dichos espacios. Esto implica también aportar a las federaciones o clubes deportivos no profesionales popularmente conocidos como clubes de barrios, que permitan acercar el deporte a todos los sectores de la sociedad Chilena y también a sectores rurales, asegurando que todas y todos podrán realizar, en las mejores condiciones posibles, el deporte que ellos elijan. Esto podría permitir el aumento de deportistas de alto rendimiento, ya que se incentiva la realización de deportes desde edades tempranas, sin importar del lugar del que provengan.

4. El segundo eje busca ayudar financiando a los deportistas de alto rendimiento (a excepción de los futbolistas) que actualmente se ven en grandes dificultades para financiar su carrera deportiva y representar a Chile a nivel mundial, esto busca combatir la falta de los implementos necesarios para la realización de sus distintas disciplinas deportivas y dar un sueldo digno a los tan esforzados deportistas especializados Chilenos. Esta medida claramente busca combatir la falta de ayuda a los deportistas profesionales Chilenos que día a día se ven frustrados por la falta de oportunidades, además esto se traduciría en un beneficio adicional de ser un ejemplo para los Chilenos a realizar deportes ya que su actividad será mucho más difundida y masificada.




MODIFICA LA LEY 19712

Artículo 1°: Introdúzcase en la ley del Deporte, las siguientes modificaciones:

Artículo 41°

Reemplácese por el siguiente

Existirá un "Fondo Nacional Común para el Fomento del Deporte", en adelante "el Fondo", administrado por el Ministerio del Deporte, con el objeto de financiar, total o parcialmente, proyectos, programas, actividades y medidas de fomento, ejecución, práctica y desarrollo del deporte en sus diversas modalidades y manifestaciones.

Artículo 42°

Reemplácese por el siguiente

El Fondo estará constituido por los recursos que anualmente contemple la Ley de Presupuestos, los otorgados por leyes especiales, la recaudación anual del 10% de cada federación deportiva, las donaciones de privados, los que el Instituto destine de su patrimonio.
Todas las donaciones de privados al deporte deberán hacerse a este fondo.

Agréguese artículo en Título IV párrafo tercero

Artículo: Corresponderá al Ministerio del Deporte el rol subsidiario de construir espacios para la realización deportiva donde se necesiten.