The American School -PUERTO MONTT - Región de Los Lagos
Título iniciativa: La relación entre el empresariado y el alumnado para fomentar la educación técnica


Nuestro problema consiste en la poca cooperación de las empresas con los centros de formación técnica, debido a la poca motivación para la inversión y la poca confianza en la calidad de la formación de los estudiantes técnicos. Este problema que ya ha sido mencionado con anterioridad por Mónica Cuevas, representante de cooperación científica y académica de la embajada chilena de Berlín “Creo que la mayor dificultad radica en cómo podemos convencer a las empresas chilenas a participar en este sistema”. Nosotros como grupo buscamos crear un lazo que vincule, por medio de una ley de incentivo, a las empresas con estos centros para que así, podamos fomentar el sistema europeo de la formación dual y mejorar el aprendizaje de estos estudiantes.

Esta relación deficiente entre empresa e institución ha generado paulatinamente una infravaloración de este tipo de educación, y a la vez una decadencia en la situación socio-económica de esta población, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los alumnos que asisten a este tipo de liceos pertenece a los dos primeros quintiles.

Esta problemática se puede evidenciar claramente en la tasa de deserción que se muestra según lo presentado en el libro “cambio de rumbo” de Mario Waissbluth. La tasa de deserción de los estudiantes de educación superior que asisten a centros de formación técnica o institutos profesionales es de aproximadamente un 50 % lo que deja ver la precaria situación que se encuentran estas instituciones, y a la vez la poca fe que la población joven tiene en este sistema educacional.


Como proyecto de Ley, queremos modifica el Art. 4 del decreto 1080 que habla de como debe funcionar los centros de formación técnica para que la forma de enseñanza se especifique y se asemeje mas al modelo de sistema dual previamente explicado y usado en la educación técnica media, porque los futuros técnicos de nuestro país necesitan una mayor capacitación, experiencia y cercanía a la realidad laboral actual, por eso creemos conveniente incluir la participación de privados en la educación técnica por medio del apadrinamiento y así otorgarles a estos jóvenes la capacitación y experiencia para su futura vida laboral. De este modo, debemos incentivar a las empresas líderes de cada región a invertir en estos alumnos. Para lograr esto hemos planteado el otorgarle la flexibilidad al empresario para que tenga la libertad de instruir y moldear según las necesidades del rubro de la empresa a dicho alumno.

Un claro beneficio para los estudiantes es la oportunidad de pertenecer a un sistema educativo el cual gracias a la flexibilidad que se le da al empresariado para renovar según las necesidades del rubro. Por este motivo la educación que recibirán nunca se verá obsoleta por la capacidad de innovar siempre y cuando el mercado lo necesite.

El alumno al ser apadrinado por la empresa y ver que se le están dando las facilidades necesarias, debido a que va a estar constantemente apoyado por el privado, para que pueda continuar y cumplir exitosamente con sus estudios sin encontrarse con dificultades que lo obstaculicen, va a tener una mayor motivación e incentivo para que continúe con su especialización y así su capacidad de mano de obra sea mas calificada, dándole mayores oportunidades para competir dentro del mundo laboral, aumentar las cifras de calidad de mano de obra técnica en el país y mejorar la excelencia de la producción chilena.

La otra parte de nuestra solución es el sistema de apadrinamiento del privado. En este caso el empresario invierte una cierta cantidad de dinero en el alumno para sus estudios durante lo que dure su carrera. Así, dicho alumno al egresar le devuelve el dinero a la empresa por medio de dos formas distintas: la primera forma seria que el alumno le devuelva en un plazo breve la mitad de lo invertido. La otra forma seria el pago de la deuda completa durante un plazo extendido por medio del recorte del sueldo del egresado (recorte que no seria mayor del 2-5% del sueldo).