Colegio Charles Darwin -PUNTA ARENAS - Región de Magallanes y la Antártica Chilena
Título iniciativa: “FORTALECIMIENTO DE UNIVERSIDADES EN ZONAS EXTREMAS A TRAVÉS DE LA GRATUI


Fundamentos.- Hoy en día, Chile, a pesar de las políticas descentralizadoras, no han podido erradicar dicha problemática que desvincula al país de sí mismo. En las zonas extremas de nuestro país, nos encontramos con una situación de precariedad y desprotección de lo que representa la universalidad del pensamiento; las universidades. Es en ella, donde debiese pensarse la región y la comunidad que lo rodea, presentando una notable vinculación con el medio.
La poca diversificación de especialidades y el casi inexistente fortalecimiento en materias particulares que emanan de las regiones relacionado, por ejemplo, en los estudios equivalentes a las biociencias antárticas, cuya profundización podría llevar eventualmente a avances y descubrimientos en relación al continente blanco. En el caso del extremo norte de nuestro país, se desaprovechan oportunidades en la zona de la minería y astronomía.
Por consiguiente, parte de la vida cotidiana de la familia que reside en zonas extremas es la de financiar la educación de sus jóvenes hijos. Esto conlleva varios gastos adicionales a los aranceles universitarios, debido a la necesidad de viajar a las zonas centrales para acceder a universidades de mayor reconocimiento. Dentro de estos se incluye el pago de la renta domiciliaria, los gastos esenciales (Alimento, servicios básicos), la movilización, etc. Es así como nos planteamos las siguientes interrogantes: ¿por qué hemos de salir de nuestra ciudad natal para poder diversificar nuestras opciones de continuación de estudios, o bien, ir tras nuevas y mejores posibilidades laborales?
La centralización de Chile se debe a diversos factores, entre ellos, encontramos uno de los más desafiantes, que consiste en la extensión latitudinal de nuestro país, lo que fragmenta nuestro territorio dejando solo a la zona central con la mayoría de los beneficios, de los cuales destacamos la calidad de la educación. Es sabido que las instituciones de mejor calidad de Chile se encuentran en Santiago, Valparaíso, Concepción y Valdivia, principalmente. Sin embargo, hacia los extremos, la cantidad de casas de estudio de calidad; disminuye, lo que incita eventualmente a los estudiantes de carreras universitarias a migrar a estos lugares. Esto produce un decrecimiento, tanto en la población presente en las zonas como en la fuerza laboral que existe, conformada por los egresados de las universidades.
Por objetivo buscamos, fortalecer a las Universidades de las zonas extremas, permitirá re-orientar el sentido del proceso de regionalización que se ha intentado con las regiones, más aún, con las que se encuentran distintivamente en un escenario transversalmente distintivo como son las zonas extremas de Chile. Re-pensar las regiones permitirá conocernos a nosotros mismos y desde nuestras diferencias, aportar al desarrollo de las regiones y del país desarrollado que anhelamos ser.

Antecedentes. - El sistema ruso da a vasto, más de 14 millones de estudiantes superiores en este momento. Esto implica, la necesidad de una excelente planificación e inversión de recursos humanos para llevar a cabo una formación excepcional. Uno de los principios de la educación en Rusia es la adaptación y acceso de la misma para todos los estudiantes en el país. Esto se ve reflejado claramente en el costo de esta educación, que para los universitarios ronda los 200 dólares mensuales, valor que comprende también una serie de seguros médicos y alojamiento, entre otros beneficios. No existen sesgos en la disponibilidad educativa en los extremos oeste-este. A pesar de que Rusia sea el país más ancho del mundo, se logró sobrellevar esta potencial problemática.
La Presidenta Bachelet dentro de sus 56 medidas para los primeros 100 días de gobierno, la implementación de un “Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas” (abril de 2014), con el objeto de mejorar las condiciones, calidad de vida y desarrollo humano de sus habitantes, además de considerar entre sus propósitos la implementación de medidas descentralizadoras y correctivas de política pública, para un acceso igualitario a beneficios, derechos y oportunidades, considerando criterios sociales y territoriales diferentes de aquellos aplicados en el centro del país.
La ley 20.655, que estipula incentivos especiales para las Zonas Extremas, estos no han logrado su objetivo original, que es el aumento de densidad demográfica en estas zonas. Cabe destacar, que no existe un respaldo en materia educativa en dicha disposición legal.
Este factor, para nosotros es vital, ya que afecta en la demografía de las regiones, basados en que el 40% de la población de Chile esté concentrada en la Región Metropolitana, mientras que solo el 2,7% de la total chilena esté concentrada en las ZE. Por ejemplo, la densidad poblacional de Magallanes es de solo 1,25%de habitantes por kilómetro cuadrado, debido al gran tamaño de esta región que significa el 17% de la superficie total chilena.

Proyecto de Ley. -
La descripción de los antecedentes anteriormente mencionado, sitúan entonces a la educación como un fenómeno prioritario que causará efectos reales de descentralización, potenciando demográfica, económica y socialmente a las zonas extremas.
En consecuencia, se busca lo siguiente con esta iniciativa de ley:
Artículo único: Introdúcese a la Ley n° 20.655 que establece “Incentivos especiales para las zonas extremas del país” un artículo décimo primero, de la siguiente manera:
Artículo décimo primero. - introdúcese las siguientes modificaciones a la Ley N° 20.370 que establece a la Ley General de Educación como a continuación se expresa:
1) En su artículo cuarto:
a) Sustitúyese el inciso cuarto por el siguiente:
Art.4 inciso 3 “La educación básica y la educación media son obligatorias, debiendo el Estado financiar un sistema gratuito destinado a asegurar el acceso a ellas de toda la población, así como generar las condiciones para la permanencia en el mismo de conformidad a la ley”. Deberá asimismo financiar en forma gratuita la educación superior para todos los estudiantes de la Región XV de Arica y Parinacota, Región XI de Aysén del General Carlos Ibañez del Campo y Región XII de Magallanes y Antártica chilena, que tengan matrícula vigente en instituciones públicas.