Escuela Particular San Jose -SAN PEDRO DE LA PAZ - Región del Bíobío
Título iniciativa: PARLAMENTO JUVENIL REPRESENTATIVO, DELIBERATIVO Y PROPOSITIVO


En Chile, para todos es sabido y evidente que la ciudadanía cada vez está más decepcionada y alejada de la política. Las razones pueden ser muchas y de diferente tipo, lo que hace más complejo el problema y más difícil encontrarle soluciones.
Los jóvenes en particular han dado claras muestras de no estar interesados y menos involucrados en la política, lo que se traduce en escasa participación, casi nula representatividad en la política y aparición de conductas juveniles como la violencia, como única forma de ser vistos y aparentemente, ser escuchados, ya que no son tomados en cuenta y tampoco motivados a tener una participación activa por medios pacíficos donde de verdad sean escuchados. También vemos que las organizaciones juveniles (estudiantiles, sociales) no tienen mecanismos de expresión e influencia, más que las manifestaciones como marchas, tomas y otras que también muchas veces son consideradas violentas, por lo que su método de participación no logra satisfacer las necesidades que apelan los jóvenes y menos a cumplir con sus peticiones solicitadas por ellos.
Las multitudinarias marchas han dejado en evidencia que existe un amplio grupo de jóvenes chilenos interesados en las políticas públicas, pero que no votan, ni se sienten representados en el Parlamento, por lo que toman medidas tan drásticas y violentas para ser tomados en cuenta e incluso aun así no lo son. Esto genera desmotivación al momento de querer participar en la política de nuestro país.
Nuestro País está viviendo una grave crisis de representatividad que vive el sistema político y electoral en Chile y muestra que sí se necesita la intervención de un plan de cambios para mejorar estos problemas, que tarde o temprano terminaran colapsando definitivamente la democracia de nuestro país.
Los partidos no tienen conexión con el ciudadano y está agotado el sistema político que tenemos, esto genera constantes enfrentamientos entre la política “democrática” y la juventud que dice estar ya aburridos de las mismas políticas restringidas, exclusivas y corruptas. Esto genera que los jóvenes se sientan sin representatividad en la política, sin una oportunidad clara y evidente en la cual puedan participar para expresar sus opiniones y además sin motivación por querer informarse en la política y lo que sucede en su País. Son estas claras señales de que la crisis del sistema político actual está cada día peor y estamos en el momento propicio para desarrollar una solución clara, evidente que satisfaga favorablemente a los jóvenes y permitan que ellos puedan expresarse con sus opiniones constructivas y ayudar así a la sociedad de nuestro país.
Durante el período en que regían las inscripciones voluntarias y el voto obligatorio, votaban en total 8,3 millones de personas en Chile y solo 3,9 millones de chilenos no votaban por diferentes razones. Una vez que se pasó al voto con inscripciones automáticas, de los 3,9 millones de personas que no votaban, 2,1 millones de eso comenzaron a votar, pero de los 8,3 millones de personas totales que votaban, 1,7 dejarían de votar con las inscripciones automáticas y voluntarias. Esto corrobora la crisis del sistema político actual que sufre nuestro país y que afecta a toda nuestra sociedad, pero especialmente a los jóvenes que cada día se alejan, desmotivan, desconfían y decepcionan más de la política.

Nuestra propuesta es la implementación de un “Parlamento Juvenil”, representativo, deliberativo y propositivo, que por ley deba ser tomado en cuenta por el poder legislativo, el Congreso Nacional, el que obligadamente deberá analizar los proyectos de ley que el Parlamento Juvenil decida presentar al Congreso, analizarlos para luego ser votados por el Congreso.

Este proyecto de ley ‘’Parlamento Juvenil’’ tiene como objetivo la mayor participación en la política a los jóvenes de esta sociedad de forma activa, con el fin de que estos puedan re encantase con la política y sentirse representados en ella.

El parlamento juvenil tiene como beneficio que los jóvenes puedan ser partícipes de forma activa en la política de nuestro país, generando proyectos de ley que beneficien a nuestra sociedad y también participando en la votación para la aprobación de estos, que los que sean aprobados se irán al Congreso para su evaluación y votación obligatoria.

Este proyecto consiste, como dice su nombre en la creación de un parlamento juvenil, que estaría constituido por jóvenes de 16 a 18 años.
De cada región de Chile se seleccionarían 4 representantes, por lo tanto, serían 64 jóvenes a nivel país que estarían participando en el parlamento, estos representantes deben pertenecer a algún centro de alumnos de sus respectivos colegios o liceos. La elección de cada representante sería a través de votaciones democráticas en donde el o la que tenga la mayor cantidad de votos ganará la elección.

La creación de este proyecto juvenil tiene como presupuesto $31.000.000 anuales por lo que la duración de un ciclo del proyecto seria de dos años que es $62.000.000. Estos serian utilizados en para costear transporte de los representantes de cada región para llegar al parlamento juvenil, además de alimentación y estadía en el lugar, que es durante una semana.

Otros puntos importantes:
• Los representantes durarán dos años en su cargo y luego se vuelve a hacer votaciones para una renovación de personas.
• Los jóvenes no pueden ser parte de partidos políticos, por su edad (menores de dieciocho años).
• Cada dos meses serán citados a Valparaíso donde se encuentra el congreso, para que se realicen las presentaciones de leyes y respectivas votaciones.
• Los jóvenes pueden alinearse con otros jóvenes de otras regiones para presentar sus proyectos de ley, no es necesario que sean de la misma región.
• Mientras estén en el parlamento juvenil deben seguir con sus estudios, ya que solo tendrán que faltar una semana cada dos meses.
• Si terminado el periodo la persona sigue con sus estudios superiores y quiere llegar a un cargo en el congreso eso es totalmente independiente al parlamento juvenil.
• Para cumplir con el objetivo de la verdadera representación en la política deben haber jóvenes representantes de los grupos ancestrales.
Para concretar nuestra iniciativa de proyecto de Ley necesitamos modificar la constitución, que en el artículo 65 que dice: “Las leyes pueden tener origen en la Cámara de Diputados o en el Senado, por mensaje que dirija el Presidente de la República o por moción de cualquiera de sus miembros.…”. Bajo este artículo nuestro proyecto sería inconstitucional ya que solo el presidente de la república, cámara de diputados y cámara del senado pueden realizar las iniciativas de Ley para su posible aprobación, por lo que tendría que sufrir una leve modificación que mencionará al Parlamento Juvenil con la facultad de poder presentar proyectos de Ley que fueran tomados en cuenta como obligación por el Congreso para su evaluación y votación de parte de la cámara de diputados y cámara de senadores.
Para realizar el cambio en el artículo 65 se necesita que 3/5 de la cámara de diputados vote a favor de la modificación de la constitución y 3/5 también de la cámara de Senadores voten a favor de la modificación del artículo 65. Esto equivale a una proporción de 72 diputados que voten a favor y 23 senadores que también voten a favor de esta modificación. Si se aprueba la integración del parlamento juvenil, en el artículo 65, entonces sería constitucional nuestro proyecto.
Se necesita para presentar o realizar la modificación del artículo 65 a un diputado o senador que por medio de una moción cree la modificación de este artículo. También lo puede presentar el presidente de la republica por medio de un mensaje que solicite la inclusión del parlamento juvenil en el artículo 65. Y en el contexto actual en el que prima la intención de refundar a actual constitución política, creemos que uno de sus pilares será el fomento de la participación ciudadana en el origen de las leyes. Y en ello, los jóvenes tenemos mucho que aportar.
Sin embargo los jóvenes del Parlamento Juvenil sólo podrán presentar y votar sus propios proyectos sin influir en las votaciones del parlamento "adulto"; equienes votar+an las leyes del parlamento juvenil pero el parlamento juvenil no puede ser partícipe de las leyes del parlamento "adulto".