Colegio Concepcion De Chillan -CHILLAN - Región del Bíobío
Título iniciativa: Reforma a la ley de responsabilidad penal adolescente


Esta iniciativa busca mejorar los problemas de delincuencia producidos por menores de edad que en su gran parte son de escasos recursos.
Como se ha visto desde hace un tiempo los jóvenes que delinquen se aprovechan del proceso de penalización con cárcel o penas de reclusión nocturnas y firmas mensuales, usualmente no se produce en casos de menores de edad, y por ello, estos mismos, rodeados de un ambiente poco favorable y una educación cívica escasa, son los que, en una mayoría de los casos, portan armas (adquiridas ilegalmente) y desarrollan persecuciones policiales, entre un sinfín de delitos.
Nuestra propuesta busca reintegrar a las nuevas generaciones, que aún están a tiempo de ser educadas, ya que, no podemos ignorar que según el 4º Estudio de Maltrato Infantil UNICEF 2012: “el 71% de los niños y niñas recibe algún tipo de violencia de parte de su madre o padre; un 51.5% sufre algún tipo de violencia física y el 25.9% de los niños y niñas sufre violencia física grave”, también influye en la cultura de la juventud chilena según un estudio de epidemiología psiquiátrica en niños y adolescentes publicado en la Revista Médica de la Clínica Las Condes este año 2015, un 22.5% de los niños y jóvenes entre los 4 y 18 años sufre de trastornos afectivos, de ansiedad o drogadicción, a estos problemas de drogadicción se suma lo que según una publicación de Ciper en el año 2012, sólo en la Región Metropolitana son 83 las poblaciones que ya han sido tomadas por el narcotráfico, siendo notoria la ausencia del Estado en esas zonas y el alto hacinamiento (que se especifica más abajo).
Según el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) en el 2012: un 0,3% de los menores entre 12 y 18 años consume pasta base. Sin olvidar, que además el mismo estudio deja en constancia que ocho de cada diez consumidores de pasta base ha participado en hurtos; un 23% ha traficado y un 22% ha robado en casas.
Además de estas estadísticas preocupantes debemos considerar que en Chile la cantidad de horas anuales trabajadas (en promedio) son de alrededor de 1.990 con un PIB per cápita de US$ 23.165, que en comparación de un país más desarrollado como Alemania con 1.371 horas anuales en promedio y un índice per cápita del PIB de US$46.200, nuestra cifra suena hasta un poco descabellada, esto se puede ver ejemplificado en la cantidad de tiempo que los padres le dedican a sus hijos y los cuidados que son capaces de darles debido a las responsabilidades laborales y la cantidad de ingresos, a esto hay que sumarle que en el caso de que un solo padre trabaje con un pago del sueldo mínimo y cuando son varios hijos las posibilidades de vivir en condiciones dignas son escasas.
Otro punto a destacar es que si nos fijamos en otro factor, que también es de gran importancia, como la vivienda, tenemos que:
Según la Encuesta Casen 2013, se detalló que un 1% de la población total del país vive en lo que se denomina como hacinamiento crítico, es decir, más de 5 personas por dormitorio. Además que un 1,6% de la población vive en un hacinamiento alto (3 o 5 personas por dormitorio) y un 6,5% vive en un hacinamiento medio (2 o 3 personas por dormitorio).
Ahora, en cuanto a la calidad de estas viviendas, un 13.4% de las casas en el país son consideradas malas en cuanto al índice de su estado de conservación (Casen 2013), además un 5.3% de las viviendas chilenas tienen un acceso deficitario a los servicios básicos (es decir, carentes en cuanto a luz, agua y gas).
Debido a todos estos antecedentes podemos decir que la situación de un niño, que además de vivir en precarias condiciones en el ámbito de vivienda y de tener una alta probabilidad de caer en problemas de alcohol y drogas, se debe considerar que las instituciones encargadas de estos menores están muy descuidadas, hay un bajo índice de inversión y que una parte de los jóvenes que llegan a esta institución, generalmente se escapan y siguen cometiendo ilícitos y súmele que sólo el 7.9% de los adolescentes egresados se dedican a trabajar en programas de justicia juvenil, siendo que según la lógica, si hubiesen recibido una buena enseñanza, estos niños tratarían de mejorar las condiciones del país para que otros no pasen por lo que ellos vivieron.
Si hablamos de los lugares donde realmente la delincuencia juvenil está a la orden del día, entonces hablamos de Latinoamérica (Colombia, Venezuela, Ecuador...). La estructura social en que les ha tocado vivir a los niños y jóvenes de hoy, está caracterizada por una complejidad cada vez mayor, donde la búsqueda de soluciones no depende ni de fórmulas tradicionales, ni de líderes carismáticos. A pesar del elevado número de población joven menor de 17 años de edad, en América Latina, los Estados Latinoamericanos no les dan la importancia que merecen este gran sector de la población. Este hecho hace que sea una de las zonas del mundo con mayor delincuencia juvenil.


Como ya sabemos que la ley de responsabilidad penal adolescente está cercana a empezar a legislar, queremos complementarla con nuestras dos iniciativas:
1.- Como ya comprobamos con los estudios anteriormente mencionados, una de las tantas causas de estos robos y actos ilícitos cometidos por jóvenes es la pobreza, la cual se podría terminar, a largo plazo con una reintegración de los jóvenes a lo sociedad, es decir, entregando más recursos a entidades como el sename, o creando otras nuevas, dedicadas única y exclusivamente al proceso de adaptación a los trabajos y de encargarse de que estos menores se vayan por el llamado “buen camino”, de esta manera abarcaríamos un problema mayor, por ejemplo, al reintegrar jóvenes a la sociedad y al entregarles las herramientas suficientes para cumplir con sus deberes como ciudadanos aumentaría la producción y la seguridad nacional.
Se han visto varios casos en los cuales los jóvenes escapan de estas instituciones o se desarrollan como delincuentes debido a que allí se encuentran personas las cuales puede frenar la recuperación de estos y adherir nuevas tácticas para desarrollar los ilícitos, por lo cual se forma un círculo vicioso en el que se requiere una intervención.

También para respaldar y argumentar aún más que esto es algo que se necesita y en lo que no se han preocupado mucho,el único caso que se dio en nuestro país referido a una institución de rehabilitación fue en un centro de internación provisoria de San Joaquín que tenía código SENCE (que ayuda a la integración de estos en un trabajo u empleo), pero este no contaba con la cantidad de cupos necesarios para los menores ni tampoco respaldaba la efectiva rehabilitación. Se busca la creación de una institución independiente al sename.
Se han visto varios casos en los cuales los jóvenes escapan de estas instituciones o se desarrollan como delincuentes debido a que allí se encuentran personas las cuales puede frenar la recuperación de estos y adherir nuevas tácticas para desarrollar los ilícitos, por lo cual se forma un círculo vicioso en el que se requiere una intervención.

2.- Aumentar las penas a menores de edad que cometan actos ilícitos con ingesta de alcohol o alguna droga y también en el caso de que los cometan con mayores de edad, que a estos les aumenten las posibles sanciones por instar a la delincuencia a menores.
También, hablando de los mayores de edad, aumentar la educación cívica en colegios y escuelas de chile, así como la educación sexual, que esta sea una materia obligatoria que se inculque a fondo, de esta manera se tendrá la satisfacción y seguridad de que, los alumnos lo tendrán que estudiar y de que los centros educativos lo harán.