Colegio Concepcion De Chillan -CHILLAN - Región del Bíobío
Título iniciativa: Descentralicemos Chile: Con las regiones hacia el progreso


Desde hace ya muchos años nuestras regiones han manifestado un gran descontento que nace del centralismo de las decisiones en torno a la distribución de recursos que son generados en cada una de ellas, pues el aporte al erario nacional es sustancialmente menor a aquel que se recibe en el presupuesto regional lo que ha llevado a un empobrecimiento social, educacional, político y económico en las regiones, no obstante la existencia de disposiciones constitucionales y legales que de aplicarse correctamente y con criterios realmente descentralizadores podrían lograr evitar tal problemática.
No basta con la instalación del Congreso Nacional en la Quinta Región para satisfacer el imperativo constitucional establecido en el artículo 3 de la Constitución Política de la República, en orden a que Chile es una república territorialmente descentralizada, es necesario dotar a cada uno de los órganos regionales de los mecanismos y recursos que les permitan obtener el desarrollo económico y social, ya que la pesquisa de sus necesidades es conocida de mejor manera por quienes las habitan, así como los recursos de que disponen para su satisfacción.
Entonces, ¿cómo es posible que la dirección regional sea ejercida por un Intendente designado por el Presidente de la República, sea habitante o no de la respectiva región y que en la mayoría de los casos responde a intereses político-partidista y no en el real interés de la región?.
Tampoco resulta sostenible que grandes empresas con filiales en regiones, donde obtienen gran partes de sus utilidades tributen solo donde se encuentra su casa matriz, que generalmente está en la Región Metropolitana, contribuyendo también de este modo a su empobrecimiento sostenido. La ley así lo ha permitido, ergo, la ley no propende efectivamente a la descentralización.
En materia de educación podemos ver una fuerte centralización en las universidades ya que actualmente no se está cumpliendo la ley que promueve la creación de universidades regionales que impartan carreras en pro de las necesidades de cada región, lo que ha obligado a la emigración de los estudiantes a la capital, ya que en ella se encuentran las universidades mejor dotadas de infraestructura y ofrecen una mayor gama de carreras.

También se encuentra latente la deficiente explotación de los recursos debido a la falta de personal con la instrucción y capacitación necesaria sobre las características que posee cada región lo que provoca su subaprovechamiento lo que a su vez conlleva a su agotamiento prematuro y con ello a un deterioro de los ingresos económicos de la región.
Finalmente, dada la especial geografía de nuestro país cada una de las regiones cuenta con características muy disimiles que inciden directamente en su riqueza natural, así, en la zona norte se encuentra nuestro mayor emplazamiento cuprífero, pero carente de agua; la zona sur, en cambio, rica en agua dulce, adolece de agricultura lo que incide directamente en su desarrollo y en consecuencia en la desigualdad de la que no se ha hecho cargo el Gobierno Central y a la que podría combatirse con la organización y cooperación de los gobiernos regionales entre sí.

Por todo lo anterior nuestro equipo propone varias iniciativas de ley que califican como moción y mensaje a la vez para poner fin a la dependencia centralista, creando gobiernos regionales fuertes y autónomos, que elaboren y ejecuten medidas en beneficio del desarrollo económico, social, cultural y de seguridad pública, sobre la base de su mejor y mayor conocimiento de su propio territorio y habitantes, fines que se lograran a través de las siguientes medidas:


- Elección democrática del intendente regional: El gobierno de cada región reside en un intendente que será elegido democráticamente mediante sufragio universal de sus respectivos habitantes. El intendente ejercerá sus funciones con arreglo a las leyes, que estarán enfocadas fundamentalmente a obtener el desarrollo económico, social y cultural de la región. Estará dotado de la facultad de designar a los gobernadores de su territorio. Para promulgar esta medida se debe realizar una reforma constitucional al Capítulo XIV, Art. 111 de la Constitución Política de Chile, derogando “que será de la exclusiva confianza del Presidente de la República”, “y a las órdenes e instrucciones del Presidente, de quien es su representante natural e inmediato de su jurisdicción”.

- Elaboración de un fondo común regional: esta medida propone la creación de un fondo común de las regiones conformado por el aporte del 20% del Producto Interno Bruto de cada una de ellas, con el objeto de apoyar económicamente a aquellas que lo requieran, y que será administrado por el Consejo Nacional de Intendentes, conformado por todos ellos.

- Pago de impuestos en cada región: Se instaurara un modelo en el cual las grandes empresas que mantengan filiales en las regiones paguen allí sus impuestos y no, como sucede hoy, en el lugar donde se emplaza su casa matriz, que generalmente se ubica en la Región Metropolitana, enriqueciendo de este modo a cada región y fomenta su actividad económica e inversión y con ello su crecimiento.

- Universidades funcionales para la región: actualmente existe una ley que impone la creación de una universidad mínima por cada región del país, si bien esta medida ayuda a la descentralización, en la práctica no se ha cumplido del todo, además muchas de las universidades regionales que existen imparten carreras tradicionales y no enfocadas a los recursos y necesidades de cada región. Esta falencia se puede corregir mediante la creación de un estamento regional que en conjunto con el gobierno central tengan como rol velar por la creación de universidades y selección cualitativa de carreras acorde al desarrollo económico de la región.

- Creación de un consejo regional de fomento y desarrollo: con el fin de fomentar la capacitación, estudios, tecnología y desarrollo científico en cada región, promoviendo la creación de centros de investigación en cada una de ellas acordes con las cualidades geográficas, físicas, agrícolas y económicas de la región, vinculados estrechamente con la universidad regional con el fin de presentar proyectos e investigaciones en conjunto y fomentar las capacidades de los estudiantes y futuros profesionales de las región.

A futuro: a largo plazo, luego de cumplidas las propuestas antes mencionadas, se pretende la construcción de un Chile más diversificado y homogéneo en cuanto a las oportunidades de desarrollo y distribución del ingreso, fortaleciendo la autonomía de las regiones a través de un gobierno regional fuerte y local, sabedor de sus propias fortalezas y debilidades, así como la colaboración solidaria entre ellas para obtener la tan ansiada igualdad.