Escuela Tecnico Profesional -COPIAPO - Región de Atacama
Título iniciativa: Tiempo en la escuela, el dilema de la jornada escolar completa: Modificación ley 19.532


En 1997 se inicia un nuevo régimen denominado jornada escolar completa (jec) en los establecimientos diurnos municipales y particulares subvencionados. Esto significó que en vez de atender a dos grupos distintos de estudiantes durante la jornada, los establecimientos prestarían atención de un solo grupo, mañana y tarde. Desde entonces han existido numerosas críticas tanto a favor como en contra de este régimen. Sin embargo, no se le ha dado el énfasis necesario al verdadero interés que presentan los profesores, niños y jóvenes frente al hecho de pasar más horas en la escuela que en sus casas disfrutando de sus familias, sin considerar además la gran cantidad de trabajo y tareas acumuladas para las casas derivadas del mismo régimen educativo.
Es necesario modificar la normativa existente en torno a la jornada escolar completa debido a su escasa o nula eficiencia en lo que respecta su implementación.
El grado de flexibilidad que requiere la aplicación de la presente propuesta de modificación es alto.

INICIATIVA LEGAL

“Reducción de la jornada escolar para disminuir las horas lectivas de los profesores y junto con ello aumentar las horas de preparación de clases”.

ENFOQUE DE LA MATERIA DE LEY: Parlamento.

CONSIDERACIONES: Restructuración de los recursos públicos para la implementación de la propuesta, aumento del gasto público, capacitación de los docentes para informarlos sobre la nueva propuesta, medidas varias.

MARCO HISTORIO:
La jornada escolar completa que en un comienzo fue para equiparar el desempeño de los alumnos se planteó de la siguiente manera:
“Aportar al mejoramiento de la calidad de la educación e igualar las oportunidades de aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes de todo el país, al aumentar de manera significativa los tiempos pedagógicos con el propósito de desarrollar mejor el nuevo marco curricular” (El Reloj, Mineduc. 1997).


Bajo estas condiciones se buscó incrementar el tiempo de permanencia del alumno en el establecimiento con el fin de poder elevar la calidad de aprendizaje y a su vez el trabajo técnico de los docentes, generando así un cambio de 30 a 38 horas en educación básica y de 42 horas a 35 en educación media, siendo el resto tiempo de libre disposición para el establecimiento.
Al mismo tiempo, al elevar la equidad se privilegia el ingreso al nuevo régimen de establecimientos que atienden población escolar de alto riesgo, tanto social como educativo, y con el aumento significativo del tiempo de trabajo escolar para todos los estudiantes, se posibilita una atención diferenciada de ellos acorde a sus necesidades, lo que supone un enriqueciendo de la experiencia y convivencia escolar.

PLANTEAMIENTO Y JUSTIFICACIÓN DE LA PROBLEMÁTICA EN LA ACTUALIDAD
Chile actualmente somete a los profesores a duras jornadas de trabajo en donde según datos de la OCde se le exige a los docentes más de 1200 horas lectivas por año muy por encima de los promedios de la OCde que corresponden a 700 horas anuales destacando el sistema educacional Noruego que presenta sólo 600 horas lectivas; 50% menos que Chile. (Datos al 2014 según la OCde).

Ahora si a esto le sumamos que Chile tiene un promedio semanal de 29.2 horas de trabajo de las cuales sólo 2.5 corresponden a planificación de clases o actividades extracurriculares. Si nuevamente lo comparamos con Noruega; ésta dedica un promedio de 23.3 horas para la preparación y/planificación de las clases (Estimaciones de la OCde entre los periodos 2009-2005-2000).
Desde otra arista se encuentran los estudiantes que debieron pasar de un régimen que utilizaba un promedio de 6 horas diarias para educación y el resto del día era para educación en la casa o actividades extra de los alumnos dejando espacio para disfrutar.
Hoy en día un alumno para en promedio 38 a 42 en los establecimientos educacionales. (Datos al 2015 según el ministerio de educación).

IMPLICACIONES DE LA MODIFICACIÓN:

Revisión de la distribución del tiempo curricular, y de las horas de libre disposición, con participación de todos los actores.
Para producir un mejoramiento de la JEC, en primer lugar, se debe comprender que la educación es un fenómeno complejo, en donde, mayor cantidad de horas en las aulas, no significa mayor eficiencia y calidad. Asimismo, debería existir mayor preocupación por el modo en que se distribuyen las horas de libre disposición. Para ello es necesario la creación de los siguientes iniciativas para reformular la jornada escolar y lograr los tiempos de Nueva Educación

CAPÍTULO 1: con lo que respecta a la jornada escolar completa a los estudiantes en sí.

Art. 1°.- Modifíquese la Ley 19.532 perteneciente a la jornada escolar completa. Eliminando las 38 horas actuales por 30 horas semanales.

Art. 2°.- Agréguese la obligatoriedad de implementar talleres opcionales de crecimiento personal, para mejorar de la motivación con jornadas de reflexión y liderazgo directivo.

CAPÍTULO II: Respecto a lo que concierne a los docentes.

Art. 1º.- Manténgase obligatoriamente el horario base asignado a cada profesor según su contrato en todos los establecimientos pertenecientes a la Jornada escolares Completa.

Art. 2º.- Auméntese las horas no lectivas de los profesores y disminúyase las horas pedagógicas en las aulas. Para generar clases preparadas y evitar la sobrecarga.

Art. 3°.- Añádase que de acuerdo al nuevo ajuste curricular docente parte de las horas no lectivas, deben estar orientadas a una capacitación, a eficiencia y nuevas prácticas pedagógicas para así evitar los errores cometidos en la anterior Jornada escolar completa.

CAPÍTULO III.
Art. 1º.- Considérese la creación de un ente que regule la aplicación de las materias en torno a los nuevos cambios.

Art.2º.- Verifíquese el cumplimiento del artículo 31 de la declaración de los derechos infantiles y juveniles.