Colegio Britanico The British -PUNTA ARENAS - Región de Magallanes y la Antártica Chilena
Título iniciativa: Iniciativa Juvenil de Ley Áreas Verdes en Zonas Urbanas.


De acuerdo al Plan Regulador Metropolitano de Santiago, las áreas verdes “corresponden a los espacios urbanos predominantemente ocupados (o destinados a serlo), con árboles, arbustos o plantas y que permitan el esparcimiento y la recreación de personas en ello” (Secretaría Regional Ministerial Región Metropolitana, Ministerio de Vivienda y Urbanismo, 2007, p. 5).

Sin embargo, actualmente el Ministerio de Medio Ambiente, definió las áreas verdes como espacios urbanos o de periferia a éstos, predominantemente ocupados con árboles, arbustos o plantas, que pueden tener diferentes usos, ya sea para cumplir funciones de esparcimiento, recreación, ecológicas, ornamentación, protección, recuperación y rehabilitación del entorno o similares (Comisión Nacional del Medio Ambiente, 2002).

Considerando lo mencionado anteriormente, las áreas verdes que respecta a la presencia de árboles, arbustos, plantas, entre otras, claramente es aspecto descuidado por la cultura chilena. En primer lugar Santiago es uno de los principales ejemplos de este problema medioambiental que a través de los ha aumentado su urbanización, disminuyendo la disponibilidad de áreas verdes. Teniendo como respaldo los datos entregados por la Organización mundial de la salud (OMS).

• Crecimiento urbano en Santiago de Chile, 1920-2002 ha disminuido la disponibilidad de áreas verdes:

(Material Gráfico)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un estándar de 9 m2/habitante como mínimo (citado en Reyes y Figueroa, 2010). Además, cabe destacar que la OMS recomienda un estándar 9 m2/hab como mínimo. En relación a esta medida ninguna región del país alcanza el estándar mencionado y además se evidencia una amplia disparidad entre ellas.
La Región de Arica y Parinacota es la que registra el valor más bajo (0,7 m2/hab) y la del Maule el más alto (7,2 m2/hab). La Re¬gión Metropolitana la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un estándar de 9 m2/habitante como mínimo (citado en Reyes y Figueroa, 2010). De Santiago alcanza sólo 3,4 m2/hab. Volviendo al ejemplo de Santiago, de 34 comunas sólo ocho superan los 9 m2/hab recomendados por la OMS y que las comunas de mayor ingreso poseen mayor superficie de áreas verdes por habitante que las de menor ingreso. (Reyes y Figueroa, 2010 y Figueroa, 2008)

A pesar de esta situación tan perjudicial para el medio ambiente aun hay manera de revertir este efecto, ya que existe un gran potencial para mejorar la disponibilidad de aéreas verdes en las comunas que más lo necesitan. (Figueroa, 2008).
Como consecuencia de la falta de aéreas verdes se tiene una tasa de mortalidad de: "A nivel mundial, las estadísticas son alarmantes, pues anualmente, 4,3 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire interior, causada por el uso de combustibles sólidos ineficientes (datos de 2012).

Entre esas defunciones:
- 13% se deben a neumonía
- 34% a accidente cerebrovascular
- 25% a cardiopatía isquémica
- 22% a neumopatía obstructiva crónica
- 6% cáncer de pulmón.


Lo que menciona el artículo Nº70 de la Constitución Política de Chile, se pretende establecer que a partir del 44% destinado a áreas verdes, desarrollo de actividades deportivas, recreacionales, y para equipamiento, un 20% tiene que ser por obligación destinado a las áreas verdes. Se considera necesaria esta medida para mejorar la calidad de aire y alcanzar el estándar mínimo recomendado por la OMS, que actualmente ninguna región del país ha adquirido este estándar.