El momento de jubilar la vieja política

30 Junio 2015

Fuerte se escucha el tradicional cántico de estadio “que se vayan todos”. Sin embargo, esto no se escucha en el último clásico del futbol nacional, sino que ocurre afuera del centro de justicia, mientras en una de las salas se desarrolla la formalización a políticos y empresarios por distintos delitos relacionados con la política en los negocios -y viceversa-. Quienes gritan son todos jóvenes de no más de 25 años, los que piden cambios y transparencia. Esta escena no es más que el reflejo del sentir popular donde se siente que no se puede confiar en nadie, que las instituciones están corrompidas y que para las elites tanto políticas como empresariales el poco respeto a las normas es algo común. Hago hincapié en esta parte que, tal como lo diría Hermann Keyserling, “generalizar siempre es equivocarse”, por lo que es evidente que no todos los políticos tienen la malas prácticas como forma de vida, sin embargo desconocer la cantidad de formalizaciones y antecedentes conocidos en el último tiempo es simplemente ser un “ciego que no quiere ver”.

Lo anterior nos puede llevar a pensar que, a pesar que es el mejor sistema que tenemos, nuestra democracia no es perfecta, por lo que si “se van todos” necesitamos un recambio, ya que nuestro sistema necesita líderes que tomen las decisiones. Siendo sensato, esos jóvenes que gritaban fuera del centro de justicia deberían tener claro que el cambio depende de nosotros, éste es el momento en que los jóvenes deberíamos asumir el desafío de dirigir los destinos del país con una nueva conciencia, libre de los errores del pasado donde todos, desde nuestras diferencias, podamos construir un país que no tenga desconfianzas y la corrupción sea noticia por solo hechos aislados, pero para eso necesitamos la participación de todos y todas, no podemos pedir que de la noche a la mañana los mismos de siempre hagan las cosas distintas, somos nosotros los jóvenes quienes debemos jubilar la vieja política e instaurar una nueva, con prácticas que no nos avergüencen en un futuro  próximo, como lo decía Fabio Salinas en su columna de diciembre, en Delibera debemos “revalorizar la política para salvar la democracia”. Que sabias las palabras que contiene esa columna. Puede ser popular, inclusive entretenido, criticar pidiendo que todos renuncien, pero debemos tener presente que tras cada una de nuestras criticas debe ir una propuesta en que cada uno de nosotros seamos el agente del cambio.

Termino estas líneas haciendo un llamado a todos quienes se sienten decepcionados de lo que ocurre en Chile a aportar y participar, desde una junta de vecinos al parlamento, somos los jóvenes quienes debemos tomar el protagonismo, ya que sabemos que quienes lo tienen lo están usando mal. Con esto estamos construyendo un país mejor, no solo para nuestros hijos como tradicionalmente se cree, si no que para nosotros mismos, que seremos quienes heredaremos este sistema en crisis. 

 

Cristopher Sáez Reyes

Estudiante de Derecho Universidad Andrés Bello.

 


¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980. Incluye las reformas realizadas en 2005 bajo el gobierno del entonces presidente Ricardo Lagos Escobar.

Delibera en youtube