Otros métodos o pruebas para ingresar a la educación superior

10 Enero 2020

En algunos países de Europa se realizan los exámenes “finales” de la educación secundaria, que son requisito para postular a las instituciones; mientras que en Argentina y Estados Unidos se les entrega total autonomía a los planteles.

Una crónica publicada el 9 de enero de 2019 por La Tercera, con título “Los otros exámenes en el mundo”, señala que la Prueba de Selección Universitaria (PSU) que se aplica en nuestro país “es sólo uno de los métodos de acceso a las universidades”, agregando que “hay otros procesos comunes en Europa, como los exámenes 'finales' de la educación secundaria, que son requisito para postular a las instituciones, o incluso sistemas que les entregan total autonomía a los planteles”.

Los exámenes “finales” en Europa

En Francia, señala La Tercera, el principal requisito para poder entrar a las instituciones de educación superior es el Bachillerato, inventado por Napoleón en 1808.

“Se trata de un sistema complejo, con muchas variantes y que cambia constantemente. En el ciclo terminal del lycée o secundaria, que dura tres años (entre los 15 y 18 años), los estudiantes se preparan para el examen y escogen alguna especialidad”, consigna el matutino.

También especifica que hay tres tipos de examen: el general (para las carreras universitarias), profesional (permite una rápida inserción laboral) y tecnológico (para carreras técnicas). En el bachillerato general los estudiantes deben escoger entre tres opciones: literatura, ciencias y ciencias económicas y sociales, cada una con asignaturas específicas. El examen cuenta con partes escritas y orales, dependiendo de las asignaturas a rendir. Por ejemplo, lenguaje cuenta con las dos pruebas. Y entre todos esos exámenes se saca un promedio y se obtiene un puntaje que permite postular a las universidades. Emmanuel Macron anunció una reforma a este sistema para 2021.

Por su parte, el sistema italiano de ingreso a la educación superior consiste en un examen que también es utilizado en países como Austria, Suiza, Hungría, Croacia y Polonia. Se le conoce como Matura en latín, Maturità en italiano o “examen de madurez”.

El medio indica que esta prueba fue “creada en 1923 y es considerada como un rito del paso de la adolescencia a la adultez”, puesto que los estudiantes se preparan para la educación superior o para ingresar a la vida laboral, y sin la aprobación de esta prueba la educación secundaria no está completa.

Explica que el test consta de tres partes. En la primera, los estudiantes deben escribir un ensayo de algún tema asignado. La siguiente etapa es una prueba sobre la materia más importante de la escuela secundaria a la que el alumno asistió (matemáticas, latín o griego, o dibujo técnico, por ejemplo). La tercera parte consiste de un examen oral, que se realiza una vez que se hayan publicado los resultados de las pruebas escritas. “Dicho examen se asimila más bien a una especie de entrevista, puesto que la comisión busca indagar en los principales intereses”, resalta la publicación.

A su vez, en el Reino Unido existe un examen que deben tomar los estudiantes durante sus dos últimos años en el colegio. Se llama Advanced Levels o A-Levels y se divide por asignaturas. Fue instaurado en 1951. “El mínimo de A-Levels a rendir son tres, que es lo que normalmente se exige para entrar a las universidades. En ocasiones se solicitan cuatro A-Levels, sin embargo, no hay un máximo”, aclara La Tercera.

Además indica que hay una amplia gama de materias que se pueden medir, como contabilidad, biología, química, danza o cine, alemán y psicología. “Los estudiantes postulan a las distintas facultades y estas les piden un número mínimo de A-Levels y una puntuación específica en sus resultados. Así, cada institución tiene sus propios procesos de selección”, releva el diario nacional.

Sin embargo, no todos están obligados a rendir estos exámenes. Algunas universidades, como Oxford y Cambridge, utilizan pruebas de admisión independientes para carreras específicas. Además, estas dos universidades solicitan una entrevista con el postulante. Países como Singapur y Zimbabwe usan el mismo método. Escocia no es parte del sistema de A-Levels.

El sistema complejo de China

En China, destaca el medio de comunicación, el “Gaokao es reconocido como el examen más difícil y demandante del mundo”, no tanto por los contenidos que se miden, sino más bien por el rigor y presión que se genera en torno a la prueba. Se trata de la única forma que tienen los estudiantes chinos para acceder a las instituciones de educación superior.

Como antecedente señala que fue creado en 1952, que generalmente lo toman los estudiantes en su último año de la escuela secundaria y que no tiene restricción de edad. Mide de forma obligatoria matemáticas, chino y una lengua extranjera, además de una optativa de ciencias o humanidades. Se toma durante dos días en junio. Cada provincia determina su propia serie de preguntas para el Gaokao, que se realizan en formato test, a excepción de la de chino, en la que se desarrolla un asunto.

Las medidas que toma el gobierno el día del examen son extremas. Se disponen ambulancias para atender a los estudiantes. También hay cámaras de seguridad para controlar a los alumnos en caso de que copien.

La autonomía en Estados Unidos y Argentina

En Estados Unidos no hay un examen nacional de ingreso a las universidades administrado por el gobierno. Cada universidad establece sus propios requisitos de admisión. Por eso, los estudiantes deben escoger antes la universidad a la cual desean ingresar y ver qué requisitos de admisión tiene.

Existen dos pruebas comúnmente utilizadas por las universidades y cada una escoge cuál usar, acompañada de otros requisitos, como cartas de recomendación, notas de la enseñanza media o ensayos. Estas pruebas son la SAT (1926) o ACT (1959).

La SAT incluye matemáticas, comprensión de lectura y redacción. Hace algunos años era la principal prueba que pedían las más prestigiosas Ues. Esta prueba mide la capacidad de pensamiento crítico de los estudiantes, razonamiento matemático y habilidades de escritura.

Por su parte, la ACT mide inglés, matemáticas (más avanzadas que la SAT), comprensión de lectura, ciencias y redacción opcional de un ensayo. Esta prueba evalúa el conocimiento de la información en esas cuatro áreas, más que razonamiento o habilidades.

Asimismo, en Argentina tampoco existe una prueba estandarizada y cada institución de educación superior tiene autonomía para decidir sus propios métodos de selección, en el ámbito público y privado.

Varios planteles sólo piden que el estudiante presente la documentación necesaria. En ese caso, para acceder a la carrera elegida se deben aprobar un par de semestres con “cursos de ingreso” obligatorios. Por ejemplo, en la Universidad de Buenos Aires el único requisito es haber terminado la enseñanza media.

Sin embargo, La Tercera consigna que “el primer año de todas las carreras lo constituye el Ciclo Básico Común (CBC), que debe ser aprobado para poder ingresar a la facultad correspondiente”. El CBC, que funciona como una especie de bachillerato y filtro, está compuesto por dos materias globales, dos determinadas por la orientación de la carrera y otras dos propias de la carrera seleccionada.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube