Educar en Pandemia: Aprendizaje Adaptativo

12 Mayo 2020

Imagínese una escuela u otro lugar donde los contenidos, recursos y actividades educativos se le entregan de forma individual a cada estudiante, organizados diferenciadamente y en función de sus necesidades, intereses y ritmos de aprendizaje. Este viejo anhelo educativo encontró un nuevo impulso gracias a la Inteligencia Artificial y su vertiginoso desarrollo en la última década.

La masificación de las oportunidades educativas a grandes sectores de la sociedad es uno de los logros más importantes de los estados nacionales. Estos se empeñaron en construir sistémica a través de su territorio. El objetivo era claro: en función de las transformaciones en la producción y su tecnificación había que contar con una población que contara con los conocimientos y habilidades para contribuir a la economía moderna que migraba desde el paradigma agrícola-rural a uno urbano-industrial.

Este proceso se vio acelerado y diversificado expansivamente durante las décadas de 1950 y 1960. La ampliación en las oportunidades educativas se desarrolló con el supuesto de que la estandarización del sistema era la forma más eficiente y efectiva para entregar igualdad de oportunidades educativas a la población. Así, la escuela de Arica tendría organización y rasgos comunes con una escuela de la capital o del extremo sur, desde la conformación de aula y la infraestructura, formación del profesorado y directivos, por ejemplo. La estandarización concibe el proceso educativo como el mejor itinerario posible para los educandos y por ello tiene en la evaluación tiene su mejor aliado para monitorear y verificar que dicho itinerario ha cumplido con los logros esperados, también estandarizados. Así la evaluación “estandarizada” es una práctica común tanto por instrumentos nacionales (SIMCEs) y otras internacionales (PISA, TIMMS, ICCS), medir con una vara única y común bajo el alero de una reciente institucionalidad pública, la Agencia de Calidad de la Educación. También por ello, se distribuye en todos los estudiantes del país, un único modelo de texto escolar como principal recurso educativo.

Décadas de investigación educativa, y en específico investigación sobre del aprendizaje, dan cuenta de las dramáticas diferencias que posee cada individuo en su proceso de aprendizaje que emergen de diversas variables, tanto individuales (necesidades, ritmo, intereses, capacidades) como contextuales (bagaje cultural de padres, condición socio-económica). Un argumento central es que la educación “estandarizada” está destinada un aprendiz que no existe y no toma en cuenta las diferentes variables involucradas en el aprendizaje. Las distintas teorías “Constructivistas” del aprendizaje argumentan que debe entregarle al aprendiz sobre las herramientas necesarias (generar andamiajes) que le permitan construir sus propios procedimientos para resolver una situación problemática, lo que implica que sus ideas puedan verse modificadas y siga aprendiendo.

La tensión entre aprendizaje estandarizado y uno constructivista ha tenido muchos intentos de ser superadas con una visión que integre ambas corrientes. En ello, las tecnologías computacionales y su intromisión en la educación también han contribuido en el intento. La pregunta y desafío clave: ¿cómo conciliar mecanismos conductuales para programar una enseñanza de conocimiento estandarizado con un proceso participativo e individual del sujeto, donde el conocimiento es una auténtica construcción operada por la persona que aprende?

Una de las respuestas integradoras con mayor auge en los últimos años es el Aprendizaje Adaptativo. El Aprendizaje Adaptativo es una tendencia educativa que utiliza el lenguaje computacional para brindar al usuario (aprendiz) información eficaz y eficiente con el propósito de potenciar al máximo su aprendizaje en un momento determinado. Vale decir, es el sistema computacional el que “adapta” el despliegue de recursos de aprendizaje y la secuencia de contenidos y actividades en función de la interacción del aprendiz con el sistema, su desempeño previo y las áreas de oportunidad que va presentando cada aprendiz, según sus particulares necesidades, prioridades, capacidades y ritmo de avance. Siguiendo con la tensión aprendizaje estandarizado y el constructivista: el Aprendizaje Adaptativo modela una experiencia educativa estandarizada moldeada a las particularidades de cada individuo.

En suma, son algorítmos informáticos los que organizan la interacción con el alumnado y ofrecen recursos personalizados y actividades de aprendizaje para abordar las necesidades específicas de cada alumno.

¿Cómo se construyen dichos algorítmos? Mediante exámenes de diagnóstico, tests cortos y preguntas acerca del grado de confianza del alumno (cuán seguro de sus respuestas) es posible obtener una “fotografía” del nivel conceptual y las habilidades de resolución de problemas del alumno utilizando algoritmos de análisis de datos. De esta manera, el sistema computacional es capaz de elaborar una trayectoria única para cada estudiante, con el fin de presentarle contenidos académicos pertinentes y con el nivel de profundidad adecuado en un momento dado. Esto engancha al alumno y le permite generar confianza en sí mismo.

Se crea así una experiencia de aprendizaje personalizada. Si un alumno domina algunos de los temas del currículo, el sistema le ofrece seguir adelante con lo que le sea más útil en ese momento para cumplir con los objetivos académicos propuestos. Por el contrario, si un alumno tiene deficiencias en un tema en particular, se le proporciona las instrucciones y ejercicios del nivel adecuado, con el fin de llevarlo al siguiente nivel de conocimiento.

Mientras tanto, el área de Analíticas (técnicas de análisis de datos del tráfico en un entorno virtual) utiliza técnicas estadísticas y de minería de datos para ayudar al sistema a determinar las mejores acciones pedagógicas para cada estudiante utilizando metadatos como: carrera, semestre, promedio, edad, estilos de aprendizaje, inteligencias múltiples, indicadores académicos significativos, así como información obtenida del análisis del comportamiento de una muestra poblacional mucho más grande, acorde al nivel educativo del alumno y su entorno.

El desarrollo de soluciones y herramientas de Aprendizaje Adaptativo en los últimos 5 años ha sido continuo a partir del explosivo crecimiento de la Inteligencia Artificial. Otros datos y metadatos se han comenzado a incluir en el perfil del aprendiz, por ejemplo, indicadores biométricos como el ritmo cardíaco, sudoración e incluso actividad cerebral. Esto permitirá al sistema definir y elaborar con mayor precisión modelos correctivos y predictivos para ayudar a tomar mejores acciones pedagógicas oportunas, tanto para alumnos como para profesores, y lograr así un aprendizaje personalizado más eficiente.

En tiempos de pandemia, ante la imposibilidad de poder congregarse de forma presencial, el Aprendizaje Adaptativo es una corriente educativa emergente. No requiere de mediación presencial y sincrónica, por ende no requiere de infraestructura física para albergar la experiencia educativa. Pero aún así, ofrece itinerarios formativos personalizados y retro-alimentación inmediata al proceso de aprendizaje.

En el próximo artículo, mostraremos las funciones destacadas de una plataforma de Aprendizaje Adaptativo para contribuir al desafío de Educar en Pandemia.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube