“Guía de formación cívica”: Una herramienta para la formación ciudadana

17 Junio 2019

La tercera versión responde al compromiso de la BCN de avanzar y profundizar en los contenidos y seguir siendo un aporte a la formación cívica nacional

La última “Guía de formación cívica” (2018), elaborada por la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), incorpora cambios producto de modificaciones legislativas y, respecto a versiones anteriores, en las siguientes materias.

“Capítulo I: La Persona y los Derechos Humanos”

En este capítulo se reformula el apartado relativo a “Derechos humanos, reconocimiento y protección de los pueblos indígenas” por “Pueblos Indígenas”.

Entre sus principales aspectos, incorpora lo que dispone la llamada Ley Indígena (Ley 19.253) en su artículo 1°: “El Estado reconoce que los indígenas de Chile son los descendientes de las agrupaciones humanas que existen en el territorio nacional desde tiempos precolombinos, que conservan manifestaciones étnicas y culturales propias siendo para ellos la tierra el fundamento principal de su existencia y cultura”.

Asimismo, agrega datos del Censo del año 2002, entre ellos que el 4,6% de la población dijo pertenecer a uno de los ocho pueblos considerados en la Ley Indígena: Mapuche, Aimara, Rapa Nui o Pascuenses, la de las comunidades Atacameñas, Quechuas, Collas y Diaguita del norte del país, las comunidades Kawashkar o Alacalufe y Yámana o Yagán de los canales australes. El pueblo Mapuche es el más numeroso, representando el 87,3% del total de la población indígena en el país.

Para ilustrar la situación de inequidad y discriminación de los pueblos originarios que sostiene el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la guía también alude a cifras del Censo 2002, destacando que sólo el 29,8% de sus integrantes alcanza la educación media y en materia de educación superior es lograda por el 7,9% de los indígenas.

Lo propio pasa con el apartado “Derechos humanos y Medioambiente”, que pasa a llamarse “Medioambiente”.

Como referencia legal añade que la letra h) del artículo 2º de la Ley 19.300 (sobre bases generales del medio ambiente) define la educación ambiental como un “proceso permanente de carácter interdisciplinario destinado a la formación de una ciudadanía que reconozca valores, aclare conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre seres humanos, su cultura y su medio Bío-físico circundante”. Además, el artículo 6º de la citada ley dispone: “El proceso educativo, en sus diversos niveles, a través de la transmisión de conocimiento y de la enseñanza de conceptos modernos de protección ambiental, orientados a la comprensión y toma de conciencia de los problemas ambientales, deberá incorporar la integración de valores y el desarrollo de hábitos y conductas que tiendan a prevenirlos y resolverlos”.

Asimismo, releva que a nivel institucional, la División Educación Ambiental y Participación Ciudadana del Ministerio del Medio Ambiente tiene dentro de sus líneas de trabajo “impulsar la educación para la sustentabilidad como eje articulador de la gestión administrativa y curricular de los establecimientos educacionales a través del Sistema de Certificación SNCAE; estimular la creación de clubes de Forjadores Ambientales para fomentar el liderazgo ambiental responsable, y desarrollar planes y programas de capacitación ambientales”.

El reformulado Capítulo I también incorpora nuevas temáticas vinculadas a: Derechos de los niños, niñas y adolescentes (pp.18 a pp.20); Derechos de las mujeres (pp.22 a pp.23), y Migración (pp.23 a pp.25)

“Capítulo IV: La Democracia”

Pasa a denominarse “La Democracia y la Ciudadanía”, y en él, además de mantenerse los contenidos existentes vinculados con la Democracia, se presentan contenidos relativos a la ciudadanía: el tratamiento de la ciudadanía en la Constitución Política; cómo se define ciudadanía y cómo ha evolucionado este concepto; qué enfoques en la actualidad existen respecto del concepto (en que se revisan los enfoques liberal, comunitario y republicano); dentro de los denominados nuevos enfoques de ciudadanía, se describe la ciudadanía global y qué es lo que se entiende por ciudadanía digital. Finalmente, incorpora material referente a la formación ciudadana y los objetivos que ella busca alcanzar.

La Guía de Formación Cívica rescata la definición de “ciudadano global” de UNICEF “como alguien que entiende la interconectividad, respeta y valora la diversidad, tiene la habilidad de oponerse a la injusticia y actúa en formas personalmente significativas. La actual educación para la ciudadanía global busca entregar a los estudiantes el poder para entender y ejercer sus derechos humanos en formas que manifiestan su solidaridad con los seres humanos del mundo entero y tienen un impacto positivo en el mundo”.

También recalca que “podemos entender la ciudadanía digital como un marco común de derechos y deberes para los usuarios de TIC, esto es, la construcción de pautas de convivencia y comportamiento en el mundo virtual, así como la responsabilidad y el compromiso de los actores sociales que interactúan en él. Supone la comprensión de asuntos humanos, culturales y sociales relacionados con el uso de las TIC, así como la aplicación de conductas pertinentes y a los principios que la orientan: ética, legalidad, seguridad y responsabilidad en el uso del Internet, las redes sociales y las tecnologías disponibles”.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile

Final Nacional Torneo Delibera 2018

Final Nacional Torneo Delibera 2017


Facebook Live Delibera
Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube